Ciencias Sociales y Ciencias del Comportamiento

Analizar los movimientos de las piernas

¿Qué dicen los movimientos de las piernas acerca de una persona? Ya que las personas apenas y prestan atención a sus piernas, esas reacciones son más difíciles de manipular. Los movimientos de las piernas son guiados más inconscientemente que cualquier otra señal del lenguaje corporal, lo que los vuelve casi imposibles de fingir.

Los movimientos de las piernas se han relacionado con movimientos a la hora de pelear, es decir, los pies y piernas frecuentemente reaccionan a las circunstancias externas de forma involuntaria, sin ser guiados por la mente consciente. Estas respuestas están marcadas por los instintos naturales. Así que, ¿cómo descifrar los pensamientos, sentimientos y emociones de una persona a través de los movimientos de sus pies y piernas? Te daré algunas pistas.

Consejo

Cuando los pies de una persona están apuntando en tu dirección mientras hablan, hay una gran posibilidad de que les agrades. Pueden estar profundamente interesados en lo que estás diciendo y de acuerdo con tu idea. Al contrario, si los pies están apuntando fuera de tu línea, el interlocutor puede querer estar en otro lugar. A un nivel más profundo, están intentando alejarse de la conversación. La persona puede no está cómoda.

Usa este análisis a tu favor. Si ves a alguien girando sus pies en la dirección opuesta, rápidamente termina lo que tengas que decir y acaba la conversación. La persona puede no estar interesada en escucharte. Deja de alargar la conversación más allá. De forma opuesta, si sus pies están apuntando en tu dirección, continúa con lo que estás diciendo porque la persona está aceptando tus ideas con una mente receptiva.

Cruzar las piernas es otra postura común del lenguaje corporal que puede tener múltiples connotaciones. Vuélvelos inconscientemente receptivos al lograr que cambien su lenguaje corporal. Una vez que su lenguaje corporal transmite que están receptivos, a un nivel subconsciente, acerca de lo que estás diciendo, es más probable que estén de acuerdo o acepten tu punto de vista.

Puede haber otro significado de las piernas cruzadas. Puede ser una señal de sumisión o de tratar de ganar puntos. También puede indicar baja autoestima, falta de confianza o timidez. De nuevo, puede ocurrir también que la persona quiera orinar con urgencia o tener frío y, en consecuencia, cruza las piernas mientras está sentada. Busca otras pistas para validar tu lectura inicial.

Date cuenta de cómo ciertas personas se paran con las piernas separadas y los pies firmemente en el suelo. Esto significa que la persona está muy segura de lo que está diciendo o haciendo. Además de confianza, también puede ser un indicador de dominancia. Tamborilear con los pies en el suelo les permite a las personas deshacerse del exceso de energía interna que se forma, ya sea en consecuencia de aburrimiento o estrés. Les falta interés o no tienen suficiente convicción en tus argumentos o ideas. Puede ser hora de continuar con otro tema o cambiar el enfoque.

Tamborilear con los pies puede ocurrir de diferentes maneras, tales como golpear un pie sobre el otro o moverlos hacia adelante y atrás. Sin embargo, en la raíz del movimiento, puede estar relacionado con aburrimiento o estrés. Cuando estés haciendo una lectura rápida de personas, toma cuidadosamente nota de cómo se para el individuo. Si las piernas están posicionadas en una línea paralela a sus hombros, puede estar transmitiendo dominancia o incluso agresividad. Esto es especialmente notorio cuando la persona está tratando de hacer una presentación. Igualmente, si una persona está sentada con los tobillos cruzados y escondidos debajo de la silla, está tratando de esconder su estrés o ansiedad.

Fuente: Rajon, P. (s. f.). Lectura del lenguaje corporal: Una guía simple para aprender los secretos del lenguaje no verbal e identificar el tipo de personalidad de tu interlocutor. Amazon.