Modelo de Educación no Formal

Contenido del documento

1. Introducción
2. La educación no formal
3. LaEdu.digital
4. Conclusiones
5. Referencias

1. Introducción

El camino al desarrollo social de los pueblos se sustenta en la educación y formación. Esto comprende a cada una de las personas y las comunidades en su desarrollo, da continuidad y profundidad a los esfuerzos por mejorar las condiciones de vida que se reflejan en salud, vivienda, alimentación, trabajo y seguridad: elevando el nivel y calidad de vida.

Los conceptos de educación y formación no deben ser circunscritos al ámbito de la escolarización. Son procesos que no se limitan a las aulas o centros de formación, ni en la cantidad de años que una persona está inserta en programas educativos formales; estos representan un esfuerzo continuo de aprendizaje que ocurre en la casa, la oficina de trabajo, en la industria, otros. Se ve consumado cuando la persona hace suyos esos conocimientos mediante la práctica, habilidades que facilitan su trabajo cotidiano y actitudes que se reflejan en comportamientos que construyen el espacio social en que se desenvuelve.

En prácticamente todos los países, hay un abanico de opciones educativas jugando diferentes roles en los que se propician esquemas de sustitución, competencia, complementariedad e incluso a veces la oposición entre las mismas. Esto plantea retos para los sistemas educativos que en su mayoría han sido originalmente diseñados para desplegar un sistema escolar monolítico y con limitadas opciones para una educación y formación diversificada.

Frente a la apremiante necesidad de pertinencia y oportunidad, los modelos tradicionales de educación no ofrecen opciones flexibles, como resultado de una reducida y asistemática relación entre el centro educativo, la empresa y la comunidad. En consecuencia, promueven en buena parte de los casos conocimientos desvinculados de las necesidades específicas de la sociedad.

La divisa del presente, es el conocimiento y la información: en la medida que las personas sean capaces de acceder a las redes de información y del conocimiento para resolver sus problemas con eficacia estaremos en condiciones de mejorar el entorno común. Es por razones como las anteriormente descritas que la educación a distancia, representa una de la ruta más realista para garantizar la capacidad de competir de las personas en un mercado cada vez más cambiante y en una sociedad cada vez más exigente.

El presente “Modelo de Educación no Formal” nace tras décadas de estudio y diseño de metodologías innovadoras que tienen por objeto incorporar a todos los hombres y mujeres mayores de 15 años, que se ubican fuera del sistema educativo formal, en procesos permanentes y flexibles de educación y formación para el trabajo. Confiamos que la lectura del presente documento permita al lector entender los fundamentos pedagógicos y operativos de esta propuesta educativa.

Roberto José Muñoz Mújica
Director de LaEdu.digital

1.1 Antecedentes

Este proyecto nace a partir de los trabajos e investigaciones realizadas por el Ing. José Carmen Muñoz García (†) en el ámbito de la educación para la vida y formación para el trabajo, estos esfuerzos se materializaron con la presentación del estudio denominado “Red del Conocimiento, una propuesta de educación no formal”. Este aporte tiene por objeto desarrollar una estructura capaz de distribuir conocimientos prácticos, útiles y probados, conectando por todos los medios posibles la oferta con la demanda de una forma sencilla, accesible y económica.

Desde el año 2002 y con la visión de la Red del Conocimiento se han desplegado diversas plataformas y servicios educativos en línea que han permitido capacitar para la vida y el trabajo a millones de personas de todo el mundo. Este proceso se ha desplegado través de las plataformas: ConocimientosWeb.net, Si-educa.net y Si-forma.net.

En la actualidad y derivado de los avances en materia de educación a distancia, nace LaEdu.digital que tiene como finalidad ofrecer ambientes digitales de aprendizaje que permitan el desarrollo de competencias para la vida y el trabajo. Este proyecto se sustenta en años de experiencia de un equipo de profesionales que han impulsado el uso de estrategias innovadoras centradas en el aprendizaje de las personas.

1.2 Orígenes de la educación no formal

La educación no formal comenzó a ser relevante en 1967 con la Internacional Conference on World Crisis in Education que se celebró en Virginia, EE.UU., la elaboración de un documento base para los trabajos de este congreso le fue encargado al Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación de la UNESCO en el cual se hacía énfasis en la necesidad de desarrollar medios educativos diferentes a los tradicionales. De esos trabajos nace la distinción entre la educación formal, no formal e informal, en 1974 ya se definían esos conceptos de la siguiente manera:

  • la educación formal es la institucionalizada, cronológicamente graduada y estructurada, comprende desde los primeros años de escuela primaria hasta los últimos años de la universidad;
  • la educación no formal (Diagrama 1) es toda actividad educativa, organizada y sistemática que se da fuera del marco oficial de la institución escolar, para facilitar el aprendizaje a niños como a adultos, y
  • la educación informal es un proceso que se da durante toda la vida de una persona, en el cual se adquieren y acumulan conocimientos, habilidades y actitudes mediante las experiencias propias y la relación con el medio ambiente.
Campos del sistema educativo

Diagrama 1: Campos del sistema educativo

También para inicios de los años setenta se formaron grupos institucionalizados para el estudio de la educación no formal, así mismo, el concepto de educación no formal fue aceptado por la UNESCO. Desde ese entonces instituciones y prestigiosos investigadores alrededor del mundo se han volcado en el estudio y reflexión de los principios y fenómenos que enmarcan esta propuesta educativa.

2. La educación no formal

En los últimos años la educación no formal ha tenido una gran visibilidad, todo ello motivado por el desarrollo de una diversidad de actividades de carácter educativo, promovidas tanto por instituciones públicas y privadas, fuera del ámbito escolar. Usualmente se le asocia con la educación permanente, abierta, extraescolar, y con toda acción educativa que se ejecuta al margen de la escuela. La educación no formal surge ante la preocupación por incorporar nuevas formas de enseñanza y por la inquietud de ofrecer más oportunidades de estudio a la población.

Por lo tanto, la educación no formal puede ubicarse bajo el carácter de educación con alcance global, estar presente en todo momento de la vida de una persona, proyectarse más allá del contexto escolar, dirigirse a todos los estratos sociales y reconocer distintos agentes educativos además de la escuela tradicional. Se puede inferir que de la educación no formal derivan tres funciones sustantivas:

  • Formación, llevando a la persona al conocimiento y comprensión de un ámbito determinado de la ciencia, técnica o de cultura en general.
  • Actualización, permitiendo a la persona comprender los cambios para responder a ellos y mejorar su ejercicio profesional y laboral.
  • Perfeccionamiento, haciendo posible el desarrollo profesional de una persona dentro del ámbito en el que trabaja.

Partiendo de esas funciones, se demuestra que la educación no formal no necesariamente se limita a atender a la población no escolarizada, sino también puede atender demandas de diversos agentes sociales, por ejemplo, los alumnos de las escuelas también pueden beneficiarse de los servicios de la biblioteca, museos, cursos, programas de radio y televisión, exhibiciones y otros, que se pueden clasificar bajo la denominación genérica de programas de educación no formal.

Atendiendo a esa complejidad, es sustantivo identificar algunas diferencias entre la educación formal y la educación no formal, lo cual permitirá delimitar los alcances y aclarar aspectos para su mejor entendimiento. (Ver Tabla 1).

Tabla 1: Diferencias entre la educación formal y educación no formal

Diferencias representativas entre educación formal y educación no formal
Educación formal
Educación no formal
  • Utiliza espacio educativo: la escuela.
  • El espacio educativo e diversificado; comunidad, empresa, escuela y otros.
  • Es graduada y tiene prelaciones.
  • No responde a grados, ni prelaciones.
  • Otorga títulos al culminar sus niveles.
  • Puede o no otorgar certificados.
  • Tiene un profesional de la docencia, en quien recae la instrucción.
  • Recurre a toda una gama de especialistas que se desempeñan como instructores.
  • Sus contenidos responden a contextos globales y a necesidades mediatas.
  • Sus contenidos responden a contextos locales y a necesidades inmediatas.
  • Su estructura es mucho más compleja, en cuanto a organizaciones y personas.
  • No requiere de una organización compleja para su funcionamiento.
  • Utiliza programas fijos.
  • Los programas varían de acuerdo con las necesidades.

Considerando lo expuesto es posible precisar algunas características más representativas de la educación no formal:

  • Sus acciones surgen de necesidades identificadas.
  • Generalmente están relacionadas con un objetivo claro e inmediato.
  • Ofrece a los individuos la oportunidad de participar y obtener beneficios educativos que le permite adiestrarse en una función, tarea o habilidad.
  • Los instrumentos curriculares no son fijos, estos son diseñados en su oportunidad para atender áreas prioritarias.
  • Ofrece igualdad de oportunidades a toda la población.
  • Contribuye a elevar el nivel cultural, social y económico de los grupos poblacionales, a través del aprendizaje de habilidades prácticas y conocimientos para ser usados en el trabajo o en las situaciones de su entorno inmediato.
  • Es flexible, acorde con la variedad del radio de acción, así como el contexto cultural, la disponibilidad de materiales y los objetivos planteados.
  • Hace uso de los expertos disciplinar como facilitadores de las programaciones.
  • Los procesos de enseñanza-aprendizaje se llevan a cabo de forma sencilla, práctica y puede no requerir de matrícula como condición previa para ser autorizada.
  • Presenta variedad en cuanto al costo de los programas y por participante, generalmente es de costo más accesible que la educación formal.

2.1 Áreas de acción de la educación no formal

Como ya se ha referido, a través de la educación no formal se pueden llevar a cabo programas formativos que contribuyan al desarrollo de la sociedad ofreciendo múltiples oportunidades a las personas. Por lo anterior, es posible estructurar los ámbitos de la educación no formal con base en sus funciones, de esta forma se distingue entre medios, instituciones o programas orientados hacia funciones relacionada con:

  • La educación formal, representan las ofertas de actividades y recursos diseñados para la escuela, pero procedentes de instancias ajenas al sistema formal, hasta programas de alfabetización de adultos.
  • El trabajo, formación ocupacional, programas de inserción laboral o de reconversión profesional, cursos de reciclaje y perfeccionamiento profesional, entre otros.
  • Formación cultural, actividades de educación artística, de formación física o deportiva, pedagogía del ocio y la animación sociocultural.
  • Aspectos de la vida cotidiana y social, mediante programas de educación sanitaria, formación de padres, formación al consumidor, voluntariado, economía doméstica.

2.2 La educación a distancia y su impacto en la educación no formal

Se tiene el convencimiento, que la educación es uno de los pilares fundamentales de los derechos humanos, la democracia, el desarrollo sostenible y de la paz. Por consiguiente, debe hacerse accesible para todos a lo largo de toda la vida. Se observa una mayor toma de conciencia acerca de la importancia fundamental que la educación reviste para el desarrollo socioeconómico y para la construcción del futuro, de cara al cual las nuevas generaciones deberán estar preparadas con nuevas competencias y conocimientos especializados.

Las organizaciones e instituciones deben formar a las personas para que se conviertan en ciudadanos bien informados y motivados, con sentido crítico, y capaces de analizar los problemas de la sociedad, buscar soluciones, aplicar éstas y asumir responsabilidades a la altura de los retos imperantes. Para alcanzar estos objetivos, se requiere reformular los planes de estudio y utilizar métodos puntuales y adecuados que permitan la accesibilidad a toda la población y superar el dominio cognitivo de las disciplinas, propiciando el logro de competencias para la comunicación, el análisis creativo y crítico, la reflexión independiente y el trabajo en equipo en contextos multiculturales.

Aprovechando los adelantos de la tecnología actual, el modelo de aprendizaje a distancia libera a los participantes de las limitaciones que implica la impartición de sesiones dentro de las paredes de un aula. De este modo, el aprendizaje a distancia posibilita el acceso a la educación de quienes trabajan y de quienes viven en zonas remotas. La modalidad ha resultado funcional para las mujeres, en la medida en que las ayuda a desarrollarse profesionalmente y les ayuda a abrirse el camino de la independencia económica. La formación a distancia constituye un aporte para el progreso social y económico, además de caracterizarse por bajos costos directos e indirectos, es uno de los medios más accesibles para capacitar a las personas que están laborando.

3. LaEdu.digital

Existen muchas actividades del quehacer cotidiano que exigen cada día mejor preparación, pero no una preparación académica tradicional, sino una capacitación práctica intensiva, de corta duración, de fácil acceso a la población y  que ofrezca cursos muy específicos y variados, para: campesinos, obreros, taxistas, meseros, funcionarios públicos, transportistas, presidentes municipales, empresarios, tianguistas y, toda aquella actividad que sea de alguna forma fuente de sustento para una persona o familia.

LaEdu.digital, plantea la intención de que prácticamente toda la población que desarrolle una actividad, oficio o profesión, desde lo más sencillo, hasta lo más sofisticado se capacite y desarrolle su talento, a través del mismo y alcance, por esa vía, un mejor nivel de vida, desarrollo económico, cultural, político y social.

Existe una preocupación en torno al impacto humano y social de este tipo de proyectos, por cuanto los programas que se ofrezcan dignifiquen la dimensión del trabajo, independientemente de que se trate de un oficio, de una tarea eventual o de un servicio profesional complejo. De la misma forma, la necesidad de identificar aquellos problemas o áreas que requieran atención permanente y/o prioritaria.

Por tal razón y frente al desafío educativo, LaEdu.digital se presenta como una estrategia de vinculación que facilite la capacitación y la educación no formal a los sectores públicos y privados.

Algunos de sus propósitos son:

  • Extender el conocimiento a toda la población que lo necesite.
  • Integrar opciones para la certificación de la experiencia laboral de las personas.
  • Ofrecer servicios educativos con la calidad necesaria que demandan los retos presentes y futuros.

LaEdu.digital propone un sistema que permita a toda la población acceder a una capacitación práctica, intensiva, flexible, de corta duración y accesible. Esta iniciativa asume acciones muy concretas que debe cumplir para el logro de sus aspiraciones:

  • Identificar aquellos problemas o áreas de oportunidad en las que incida de manera directa la capacitación.
  • Buscar, investigar y captar de la sociedad misma los conocimientos prácticos que divulgará.
  • Diseñar, desarrollar e implementar programas de capacitación en todas las modalidades viables (cursos, talleres, seminarios, diplomados, etc.), que permitan atender las necesidades de conocimientos detectadas.
  • Integrar los recursos humanos, materiales y financieros que le permitan alcanzar su meta.

3.1 Sentido Social de LaEdu.digital

El propósito de LaEdu.digital, es llevar el conocimiento a todos, lo que representa asegurar a la sociedad el acceso a una educación sin condicionamientos rígidos; extender la dinámica del proceso educativo y de formación a la realidad pertinente e integrar a las personas como agentes de cambio en su entorno social.

La visión que orienta el trabajo es la de consolidar el desarrollo sano y sostenido como producto de un crecimiento económico, político y social, impulsado por ciudadanos mejor educados y capacitados, con base en la calidad y productividad.

La misión consiste en distribuir masivamente el conocimiento práctico, útil y probado de una forma rápida, económica, sencilla y accesible, propiciando la competitividad sostenida. En este horizonte, LaEdu.digital se ha dado a la tarea de:

  • Diseñar mecanismos que permitan a las personas, transitar entre el centro de trabajo y el ámbito educativo.
  • Integrar estrategias que permitan recuperar la experiencia laboral de las personas y promover su desarrollo integral.
  • Incrementar la participación de los distintos sectores de la sociedad en procesos educativos que vinculen la demanda específica con la oferta pertinente.

El trabajo comprometido de todos los que forman LaEdu.digital a partir de estas convicciones y se concreta en actitudes, a partir de los siguientes valores.

  • El honor, como la cualidad moral que nos lleva al cumplimiento de nuestros deberes respecto del prójimo y de nosotros mismos.
  • La honradez, como rectitud e integridad en la acción.
  • La humildad, en el conocimiento de nuestras limitaciones y debilidades y la conciencia en la necesidad por esforzarnos en favor de los otros.
  • El orden y la limpieza, como parte de la práctica cotidiana.

Toda acción interna y externa de LaEdu.digital ha pretendido atender los criterios de calidad que se enuncian:

  • Exactitud: de manera que los hechos educativos sean intencionados y sólo así puedan ser cuantificados.
  • Horizonte: con el fin de que los procesos educativos no sean constrictivos, si no amplíen las posibilidades reales y la profesionalización de las personas.
  • Sencillez: para que las aportaciones y los avances educativos estén al alcance de todos y puedan ser comprendidos por todos.
  • Perspectiva y eficacia: de manera que los productos de los procesos educativos den pie a nuevas visiones sobre las capacidades propias y permitan establecer relaciones que desemboquen en productividad en todos los órdenes.

En conclusión, LaEdu.digital a través de cada actividad, procura vincular los problemas de las personas, las comunidades y las ciudades, con las soluciones que les permitan superar los obstáculos para su desarrollo: en esto radica su sentido social.

3.2 Marco de trabajo

Las atribuciones que LaEdu.digital ejerce para alcanzar el cumplimiento de sus objetivos, están:

  • El diseño y la instrumentación de una plataforma de distribución de conocimientos en internet.
  • La capacidad para vincularse y coordinarse con todas las instancias públicas, privadas y sociales para promover procesos educativos no formales y de alta calidad.
  • La posibilidad de elaborar diagnósticos de necesidades de formación y  el despliegue de programas modulares, flexibles y con valor curricular que permitan fortalecer las áreas de conocimiento estratégico para la sociedad.
  • La evaluación y acreditación de los conocimientos, habilidades, competencias o destrezas adquiridas por cualquier medio.

En la concepción de un proyecto como LaEdu.digital (en el contexto de un programa de transformación educativa radical), está la convicción de que la educación es un proceso que no se limita a las aulas y centros escolares, sino que abarca la totalidad de la vida de cada individuo y tiende a perfeccionarlo como persona en la concreción de su historia.

3.3 Base académica

LaEdu.digital propone un ámbito de desarrollo académico que es caracterizado por un conjunto de prácticas pedagógicas y educativas que se integran para hacer posible la concreción de sus aspiraciones formativas en la realidad cotidiana de las personas que transitan por este espacio:

  • Tutoría centrada en el aprendizaje.
  • Programas formativos flexibles.
  • Procesos de aprendizaje basados en principios derivados de la psicología cognitiva.
  • Metodología de la enseñanza y aprendizaje flexible.
  • Inserta en un proceso de educación y formación permanente.

Lo referido anteriormente se enmarca en un esquema de evaluación que complementa el proceso de aprendizaje permitiendo evidenciar la construcción de las competencias y orientando las acciones de enseñanza, por lo cual es sumatoria, participativa, continua e integral. De esta forma, la evaluación es entendida como un proceso permanente capaz de retroalimentar al estudiante sobre su desempeño y al tutor sobre la calidad de su proceso de enseñanza.

Sistema de créditos

Se sigue un sistema de créditos centrado en el trabajo del estudiante. Se asigna un crédito por veinticinco horas de trabajo del estudiante para cumplir los objetivos del programa de estudios. Incluye las horas de capacitación, las horas de estudio, las dedicadas a la realización de consignas, prácticas o proyectos, y las exigidas para la preparación y realización de los exámenes y pruebas de evaluación.

Ofrece las siguientes ventajas:

  • Se centra en el trabajo del estudiante.
  • Introduce el trabajo autónomo del estudiante y propicia prácticas autogestivas.
  • Reconoce al aprendizaje a lo largo de la vida, ya que propicia la visibilidad de actividades de aprendizaje que él y la estudiante desarrollan en otros contextos.
  • Se armoniza el sistema de créditos con los países de la Unión Europea.

3.3.1 Las modalidades

LaEdu.digital brinda diversas modalidades educativas con el propósito de ofrecer más oportunidades y atender aquellos sectores de la población con necesidades diversas y específicas. Las más relevantes son las siguientes:

Modalidad presencial

Se otorga en un espacio físico y horario determinado, en el que los participantes reciben su formación académica de manera sistemática. El facilitador es mediador y orientador del proceso de enseñanza aprendizaje, genera ambientes para motivar y estimular la iniciativa y creatividad para la construcción del conocimiento. El participante trabaja activamente en la construcción del aprendizaje significativo. La relación entre ambos es directa al compartir el mismo escenario educativo, que permiten el trabajo colaborativo y participativo entre el grupo, mediante la comunicación cara a cara.

Modalidad a distancia

Está dirigida a participantes que no requieren la asistencia a las aulas y talleres, dado que su proceso de aprendizaje se realiza en entornos virtuales, con apoyo de recursos didácticos de informática y telecomunicación. El facilitador es responsable del proceso enseñanza aprendizaje en ambientes virtuales, para lo cual es necesario que posea competencias didácticas, motivacionales y tecnológicas.

El participante es autorregulador de su aprendizaje y avanza de acuerdo a su ritmo de asimilación en la construcción del conocimiento, el nivel de motivación que tenga para aprender y al tiempo que brinda a su formación. La relación entre ambos implica una separación física sustituida por un vínculo sistemático, a través de las tecnologías de la información y comunicación.

Modalidad semipresencial

Es una combinación de la presencial y a distancia, caracterizada por su flexibilidad para transitar de uno a otro esquema de relación, privilegiando el uso de medios tecnológicos para el desarrollo de competencias de carácter formal y la utilización de instalaciones y equipo para las competencias prácticas.

Las modalidades anteriormente referidas se reflejan en los siguientes servicios que se ofrecen desde LaEdu.digital:

Formación en línea

Este servicio se ofrece con el uso de tecnologías de la información y la comunicación (TIC), como herramienta didáctica para fortalecer y ampliar flexiblemente la oferta educativa mediante cursos autogestivos, semitutorizados y tutorizados. Para lograr este propósito se hace uso de un ambiente digital de aprendizaje.

Formación bajo demanda

Se otorga a las organizaciones y empresas que requieran el desarrollo e impartición de cursos, talleres, seminarios o diplomados en todas las modalidades, el proceso se inicia mediante una solicitud de servicio y culmina con la impartición del programa.

3.3.2 El ambiente digital de aprendizaje

El “ambiente digital de aprendizaje” (ADA) es un espacio intangible creado a través de herramientas informáticas, en él están integrados los recursos necesarios para llevar a cabo procesos educativos a distancia, a través de este, el tutor dispone de la información necesaria para abordar el estudio de una temática determinada, el participante puede acceder a dicho contenido las veces que requiera para revisar, estudiar y elaborar los productos de aprendizaje.

Para crear un ADA se requiere tomar en cuenta diversos elementos y entornos que lo integran, entre los cuales son esenciales: los procesos de diseño, gestión-administración y evaluación-control; estos permitirán el desarrollo de la propuesta educativa y a través de ellos, se crearán las condiciones para que el participante se apropie de los conocimientos, genere experiencias y realice procesos metacognitivos que impacten favorablemente en el logro de la competencia del programa.

Por lo anteriormente referido, el proceso de adaptación de un curso para un ADA (digitalización de curso) requiere de una planificación detallada para la integración y estructuración de los componentes curriculares, disciplinares y tecnológicos, se lleva a cabo mediante una secuencia integral, ordenada y estructurada que permite a todos los implicados tener la certeza de las etapas, objetivos, tareas, productos y tiempos que conlleva la creación de los contenidos y materiales para la integración, instalación y configuración en un ADA.

3.3.3 Los materiales didácticos utilizados en el curso a distancia

Los materiales didácticos han ido evolucionando de la mano de las tecnologías y estos son aplicados por los tutores para facilitar la construcción de conocimientos en contextos educativos diversos. Una adecuada selección de materiales didácticos es marcada por facilitar la práctica de los saberes, desarrollar las habilidades y capacidades para resolver problemas o enfrentar situaciones propias del área de estudio; para contribuir en el logro de este propósito es necesario equilibrar y conjugar los recursos que estimulen los sentidos y detonen los diferentes estilos de aprendizaje.

Los materiales didácticos deben detonar las dinámicas de trabajo y ponen de manifiesto la base educativa que se lleva a cabo, por esta situación a continuación se exponen la estructura y componentes de cada uno de los recursos didácticos que son utilizados en los cursos de LaEdu.digital.

Elementos didácticos de un curso

Diagrama 2: Elementos didácticos de un curso

Guía didáctica 

Es el documento que cumple con la función de informar a los estudiantes las características generales acerca de la unidad de aprendizaje, en ella se describen los datos generales, competencias, contenidos, métodos de trabajo y evaluación, lo que permite dar certeza a la ruta de aprendizaje. Deberá ser precisa y libre de ambigüedades para que los implicados puedan llevar a cabo el plan de trabajo y alcanzar las metas planteadas.

Clase digital

La clase es el recurso didáctico que detona la dinámica de trabajo en el ADA, en ella se encuentran, a manera de diálogo, descritos los puntos o aspectos principales de un tema(s) de estudio, tiene la función de introducir, contextualizar e invitar a la reflexión, su importancia radica en que, con este recurso, el tutor explica, ejemplifica y ayuda a la comprensión de ideas y conceptos, de forma que incorpora elementos sustantivos que dan las pautas para indagar y continuar con el estudio.

Consignas

En las consignas se describe de forma detallada las indicaciones y pasos que el participante debe atender para realizar las actividades propuestas, mediante este esquema se establece la correspondencia entre las lecturas, guías, hipermedias, otros, con los productos o evidencias de desempeño y los medios de entrega e intercambio. Con las consignas se movilizan los saberes, desarrollándose las competencias que permiten a la persona enfrentar y solucionar problemas.

Evaluación

La evaluación es un proceso que permite la recogida y el análisis de información relevante en que apoyar juicios de valor sobre el desempeño integral del participante, se utilizara para reconducir, si fuera necesario, las situaciones que puedan mejorarse y para una posterior toma de decisiones sobre la calificación y certificación.

4. Conclusiones

Ante el ritmo acelerado de la sociedad actual, se intensifica la necesidad de reorientar la educación para incorporar a la población a procesos formativos durante toda la vida, y como tal adaptable, a las transformaciones socioeconómicas y a las innovaciones tecnológicas. Es aquí donde la educación no formal y los procesos formativos impulsados desde esta propuesta resultan de gran utilidad por su carácter flexible, amplio y de gran accesibilidad.

La educación no formal ofrece oportunidades educativas para todas las personas sin límites de tiempo ni espacio, orientadas a un diversificado mundo del conocimiento y destrezas útiles para la vida, además de mantener una dimensión humana de formación integral. Desde LaEdu.digital se realizan esfuerzos por mejorar la calidad educativa escolar, en este sentido, su oferta educativa puede servir de apoyo y/o complemento al sistema educativo formal y de nivelación, organización, capacitación, actualización, perfeccionamiento, tanto a la población escolarizada como a la no escolarizada.

El panorama de la educación no formal es diverso, existe un gran campo de acción y diversidad, en parte esta heterogeneidad se justifica por la relación directa con el sector productivo quien demanda nuevas competencias para responder a las nuevas tecnologías y para responder a los requerimientos individuales, profesionales, comunitarios y de la sociedad. En este sentido, las opciones de educación no formal representan una alternativa viable de atención a necesidades específicas, por lo tanto, deben considerarse dentro del marco global del universo educativo.

5. Referencias

  • Coombs, P. (1991). El Futuro de la Educación No Formal en un Mundo Cambiante. Madrid: Fundación Santillana.
  • ConocimientosWeb.net, (2013). Curso Creación de cursos virtuales. Disponible en http://www.conocimientosweb.net/dcmt/ficha21219.html
  • Bursotti, C. (1994). Sociedad Rural, Educación y Escuela en América Latina. Buenos Aires: Kapelusz.
  • De La Orden, A. (2001). La Educación No Formal en una Sociedad Compleja. Madrid: Fundación Santillana.
  • Delors, J. (1997). La Educación Encierra un Tesoro. España: Santillana – Ediciones UNESCO.
  • Escotet, M. (1992). Aprender para el Futuro. Madrid: Alianza Editorial. Centro Venezolano Americano.