Ciencias Sociales y Ciencias del Comportamiento

Ejemplos de cómo leer a las personas

Introducción

La situación de la cita a ciegas: Asumamos que estás en una cita a ciegas. No sabes mucho de la persona aparte de lo que has escuchado del amigo que os puso en contacto. ¿Cómo puedes reunir las pistas verbales y no verbales para determinar si es, efectivamente, un buen partido para ti? Desarrolla un buen ojo para observar pistas verbales y no verbales.

¿Cómo de reservado es alguien con su lenguaje corporal? En una primera cita, las personas no son precisamente muy abiertas. Es probable que crucen las extremidades o mantengan una distancia física considerable. Igualmente, sus palmas estarán mirando hacia abajo. Sin embargo, conforme pasa el tiempo y te mueves a la segunda o tercera cita, comenzarás a notar cambios visibles en la conducta de la persona. Las posturas rígidas pronto se convertirán en un lenguaje corporal más relajado, cálido y tentador.

Las posturas rígidas pronto se convertirán en un lenguaje corporal más relajado, cálido y tentador. Hay un poderoso principio conocido como «espejo». Hacer el «espejo» no es más que seguir o imitar las acciones de una persona, pero de una forma más sutil. Hacer el «espejo» funciona de forma brillante a un nivel subconsciente.

Es más probable que la persona sienta que eres de su mismo tipo si tú, a un nivel subconsciente, copias sus acciones. Si quieres que se relaje una cita que va tensa, baja tu propia guardia y muestra un lenguaje corporal más relajado. Él o ella recibirá el mensaje a un nivel subconsciente y pronto seguirán el ejemplo. Si te das cuenta de que el lenguaje corporal de una persona cambia o se vuelve más rígido cuando estás hablando sobre algo, cambia el tema rápidamente.

El escenario de las redes de negocios

Esto va a ser divertido. Imagina que entras a una fiesta o a un evento de redes de negocios, en donde no conoces a nadie aparte del organizador.

Empecemos con mi favorita, hacer «espejo». Discutimos cómo hacer «espejo» es la mejor forma de volverte más simpático y atractivo para otra persona. Es muy efectivo. Cuando te apoyas en la pared exactamente como alguien que acabas de conocer en la fiesta o sostienes la copa de la misma manera, le estás permitiendo estar más cómodo en tu presencia.

Igualmente, si una persona constantemente copia tus acciones, él o ella se siente agradada por tu presencia a nivel subconsciente. Puede que hayan sentido que eres afín a ellos, por lo tanto, parecen más relajados y abiertos en tu compañía. La próxima vez, intenta hacer «espejo» con las acciones de las personas cuando las estás conociendo, ¡y observa el efecto!

Preséntate y comienza a hablar con un desconocido. A medio camino de contar una anécdota, te das cuenta de su expresión con las cejas levantadas. ¿Qué revela esto? Bueno, muy probablemente que el interlocutor está teniendo problemas en creer lo que estás diciendo o no están convencidos de tus ideas. Las cejas levantas casi siempre son una señal de preocupación, incredulidad, sorpresa o miedo.

Esto significa que están ansiosas de la impresión que tienes de ellas y quieren ser de tu preferencia. Es más probable que estas personas estén dispuestas a dar una impresión favorable y se sientan inseguras de que dudes de sus habilidades. Las mandíbulas apretadas, cejas fruncidas y espalda o cuello rígido son indicadores de mucho estrés. Estas pistas revelan inconformidad y falta de tranquilidad. La persona puede no estar cómoda en tu compañía o puede sentirse incómoda de lo que piensas de ella. También pueden estar preocupados, con pensamientos provocados por angustia. La clave, como siempre, es encontrar una clara incongruencia entre lo que la persona está diciendo y su lenguaje corporal.

La situación del entrevistador

Ahora tomemos otro escenario de la vida real en donde puedes aplicar tus habilidades para leer a las personas. Imagina que eres encargado de recursos humanos de tu empresa, tienes que entrevistar y seleccionar a los mejores candidatos para cumplir con un rol en particular.

Es otro escenario complicado. ¿Cómo puedes estar tan seguro de que sus gafas no le están causando molestias? De nuevo, evita caer en conclusiones precipitadas y aprende a identificar los motivos fundamentales en el comportamiento de las personas.

Encorvarse es un gran no-no. Puede ser un indicador de baja autoestima y poco respeto por la autoridad. El individuo puede no ser poco seguro de sí mismo. Similarmente, me he topado con muchas personas que se sientan en el borde de la silla. Eso es entendible cuando estás viendo un thriller en televisión o en el cine, pero no durante las entrevistas de trabajo.

Si el candidato está sentado en el borde de la silla e inclinándose hacia adelante, es una buena señal. Está profundamente sintonizado con lo que estás diciendo o quiere que escuches exactamente lo que él está diciendo. Sin embargo, invadir tu espacio personal al colocarse demasiado cerca de una distancia cómoda, tampoco es una muy buena señal.
De igual forma, también me he encontrado con muchos candidatos inclinados hacia atrás durante una entrevista. Si eres el entrevistador, esto es otra mala señal. La persona probablemente sea defensiva y no acepte la responsabilidad y culpa de sus acciones.

Mira cuidadosamente los movimientos de los hombros en el candidato. Si están describiendo una cierta experiencia con énfasis, pero sus hombros están rígidos o hay movimiento en un solo hombro, puede que no esté seguro de lo que está diciendo o que esté mintiendo descaradamente. De nuevo, observa otras pistas antes de juzgar. Cuando una persona toca innecesariamente su cara o juega con su cabello, pueden estar incómodos o engañando. Similarmente, sobarse el cuello continuamente es una señal de calmarse a sí mismos de una situación estresante. También puede ser una indicación de estrés debido a mentir.

Cruzar los brazos sobre el pecho es un enorme indicador de defensividad y estar cerrado a las ideas de los demás. Estas personas pueden no estar muy seguras y pueden aparecer distantes o desconectadas. Mientras puede estar bien cuando alguien está conociendo a una persona por la primera vez o entrando en contacto con un desconocido, el comportamiento cerrado debería irse lentamente en el transcurso de la conversación. Sin embargo, un apretón de manos demasiado firme también puede significar intimidación, control, dominancia o agresión.

Si un candidato está estrechando muy firmemente tu mano, probablemente sea una señal de agresividad, arrogancia o tratando de tener la última palabra en la conversación. Esto también es un área en donde debes considerar el contexto cultural, ya que los apretones de manos tienden a variar entre una cultura y otra. Si el apretón de manos viene acompañado de una sonrisa genuina y cálida, entonces es una buena señal.

Se cree que los ojos son el espejo del alma. El contacto visual directo y constante es visto como una señal de seguridad en uno mismo, positividad, integridad y confianza. Es una señal para establecer confianza y genuinidad. Es difícil confiar en alguien que constantemente está desviando la mirada y no quiere mirarte a los ojos.

Una vez dicho esto, analizar el contacto visual de una persona puede ser realmente difícil. Los candidatos que tienen una mirada más penetrante pueden parecer intimidantes, groseros o agresivos. Igualmente, a veces, no hacer contacto visual puede ser una señal de nerviosismo y no de engaño. Las personas desvían la mirada rápidamente cuando están tratando de recordar o pensar en algo.

A veces, al contrario de lo que podríamos intuir, las personas que mienten intentan mantener más el contacto visual para parecer de confianza. Similarmente, un lenguaje corporal negativo por tu parte conllevará una actitud más defensiva y reservada del candidato. Evita estar nervioso. Estas señales pueden hacer al candidato actuar, inconscientemente, de manera similar. Como entrevistador, necesitas estar al tanto de tus señales conscientes e inconscientes.

Así mismo, muchas veces las personas saben que su lenguaje corporal y pistas verbales serán evaluadas durante la entrevista. Esto facilita el que finjan de acuerdo con lo que creen que creará una impresión positiva. Sin embargo, como un observador de personas entrenado, instantáneamente identificarás cualquier inconsistencia de comportamiento. Es difícil fingir todo al mismo tiempo.

A veces, los gestos y expresiones pueden no coincidir con las palabras. En otras ocasiones, el tono de voz y la postura puede ser totalmente diferente. Los analistas entrenados son capaces de notar estas diferencias e inconsistencias. Ahora, hay tipos de pistas verbales que te darán una perspectiva de los pensamientos y comportamiento de una persona. Los candidatos que hablan con una voz clara mientras mantienen un volumen estable, entonación y ritmo, es más probable que sean individuos más equilibrados, fiables, estables y que toman decisiones racionales. Concéntrate en su respiración mientras hablan. ¿Coincide con la estabilidad de su discurso? Hablar rápido o en un patrón constantemente vacilante puede ser una señal de nerviosismo, así como de engaño.

Fuente: Rajon, P. (s. f.). Lectura del lenguaje corporal: Una guía simple para aprender los secretos del lenguaje no verbal e identificar el tipo de personalidad de tu interlocutor. Amazon.