Ciencias de la educación

Composiciones del currículo

Introducción

El currículo es una herramienta utilizada por maestros y planificadores educativos para organizar la práctica educativa. Sin embargo, hay varias disyuntivas que se deben considerar al diseñar un currículo. Estas incluyen si el currículo debe enfocarse en los conceptos que se desean transmitir o en las habilidades y estrategias que se espera que los estudiantes adquieran, si debe ser ideal o real, teórico o práctico, y si debe incluir el cómo se enseña algo o solo lo que se enseña. Los elementos comunes que se encuentran en cualquier propuesta curricular son los objetivos curriculares, el plan de estudios, las cartas descriptivas y los sistemas de evaluación.

Composiciones del currículo

Desarrollo del tema

Objetivos curriculares

Los objetivos educativos son los propósitos generales que se buscan alcanzar con un sistema de enseñanza y aprendizaje específico. Son un elemento fundamental del proceso educativo y deben ser considerados cuidadosamente al elaborar un currículo. Sin embargo, puede haber dificultades en la elaboración y aplicación de los objetivos debido a la falta de conocimientos sobre el tema o a la existencia de diferentes criterios e interpretaciones. Los objetivos de enseñanza reflejan el carácter social del proceso educativo y deben ser formulados de manera clara y concreta para orientar y subordinar los demás componentes del proceso de enseñanza y aprendizaje. Al definir los objetivos de enseñanza, es importante tener en cuenta sus cualidades generales, las características de sus componentes y la estructura de su formulación, y seguir un proceso bien estructurado.

Cualidades y características de los objetivos de enseñanza

Las cualidades generales más importantes que deben poseer son:

  • Lógicos. Permitir el razonamiento metódico y justo sin contradicciones internas.
  • Precisos. Abarcar todos los aspectos necesarios y evitar términos inútiles.
  • Concretos. Evitar verbos y adjetivos de significación vaga.
  • Factibles. Deben ser realizables según el nivel de enseñanza, lugar, tiempo y recursos disponibles.
  • Evaluables. Posibilitar la comprobación de su logro.

Las características más destacadas son las siguientes:

  • Nivel de generalidad. General, particular y específico.
  • Funciones pedagógicas. Educativas e instructivas.
  • Nivel de asimilación. Familiarización, reproducción, aplicación y creación.
  • Contenido de enseñanza. Conocimientos y habilidades.
  • Nivel de profundidad. Esencia del contenido a asimilar (grados de complejidad y abstracción).
  • Condiciones existentes. Recursos con que se cuenta.
  • Tiempo disponible. Según la actividad docente que se realiza.

Los objetivos de enseñanza se pueden clasificar en tres niveles de generalidad o sistematización: generales, particulares y específicos. Esta clasificación determina el volumen del contenido y la forma en que se utilizan los documentos y se realiza la evaluación. Los objetivos generales establecen los contenidos a nivel de especialidad, disciplina y asignatura en los documentos del plan de estudios, programa de disciplina y programa analítico de asignatura. Los objetivos particulares establecen los contenidos a nivel de temas en el programa analítico de asignatura como plan temático. Los objetivos específicos establecen los contenidos a nivel de clases en el plan de clases.

Los objetivos de enseñanza deben considerarse como parte de un sistema y deben derivarse de forma gradual y analítica, siguiendo el principio de lo general a lo particular y específico.

Plan de estudios

Un plan de estudios es el conjunto de actividades que los estudiantes deben realizar para completar un curso y alcanzar el éxito. Incluye tanto el contenido como el programa y puede incluir actividades fuera del aula de clases. El plan de estudios es el proceso por el cual los estudiantes aprenden de manera concreta y activa. Se puede confundir con el programa o sílabo, que es un documento escrito que describe el contenido y los objetivos del curso, así como el plan de evaluación. El programa o sílabo es una parte del plan de estudios.

Al elaborar un plan de estudios, es importante tener en cuenta el contexto en el que se aplicará, incluyendo el nivel de los estudiantes, sus necesidades y expectativas, y las condiciones del entorno. También es importante establecer objetivos claros y coherentes, estructurar el contenido de manera lógica y coherente, y utilizar una variedad de estrategias de enseñanza y evaluación adecuadas. Además, es necesario tener en cuenta el tiempo y los recursos disponibles y asegurar que el plan de estudios sea flexible y adaptable.

El plan de estudios es un tema amplio que incluye no solo el contenido sino también los métodos de enseñanza y aprendizaje, así como las metas y objetivos que se desean alcanzar y cómo medir su efectividad. Además, incluye el contexto en el que se lleva a cabo el aprendizaje, es decir, el entorno en el que se imparte la educación o capacitación. El plan de estudios incluye tanto el contenido de lo que se está enseñando como los métodos utilizados, ya que ambos están estrechamente ligados y no pueden ser considerados de forma aislada.

Los métodos de enseñanza son una parte importante del plan de estudios ya que los estudiantes aprenden tanto a través de cómo se les enseña cómo a través de lo que se les enseña. El plan de estudios también incluye la organización y la estructura del curso, así como la evaluación del aprendizaje. Es importante tener en cuenta que el plan de estudios debe ser adaptado y modificado de acuerdo a las necesidades y expectativas de los estudiantes y del entorno en el que se lleva a cabo el aprendizaje.

El plan de estudios no es una estructura rígida que almacena el contenido organizado del aprendizaje. Es una herramienta dinámica que refleja las metas y las experiencias educativas que se pretenden lograr y proporcionar, respectivamente, para alcanzar ese objetivo. Debido a que estos principios cambiarán con el tiempo, también lo harán las opiniones sobre cuáles son las mejores experiencias para lograr esos objetivos. Por lo tanto, el plan de estudios cambiará y se desarrollará a medida que el programa se ponga en marcha.

Además, es necesario reformar constantemente el plan de estudios a medida que la sociedad cambia y evoluciona. Hay varios factores que influyen en el proceso de elaboración del plan de estudios: la ideología sobre la educación que tienen los redactores del plan de estudios, incluyendo la tendencia actual a globalizar el plan de estudios; la naturaleza de las personas involucradas en el proceso de elaboración del plan de estudios; y el tipo de programa educativo para el cual se elabora el plan de estudios.

Cartas descriptivas

La carta descriptiva es un documento detallado que establece cómo se dividirá y abordará el contenido de un curso. Tiene varias ventajas, como permitir que todas las personas involucradas en la institución educativa coordinen sus intereses, facilitar la tarea de los docentes al especificar el contenido del curso y ser una garantía para los estudiantes al establecer un marco normativo para el aprendizaje. Sin embargo, también puede ser riesgoso si se crean programas confusos o incompletos o si son impositivos o unilaterales.

Elementos esenciales en una carta descriptiva

La carta descriptiva es un documento que proporciona información detallada sobre un curso a partir de los siguientes elementos esenciales:

  • Los propósitos generales son las razones para llevar a cabo el curso y cómo se relaciona con otros grupos de la misma disciplina o de otras.
  • Los objetivos terminales son lo que el alumno podrá hacer al final del aprendizaje y deben ser un compromiso no optativo.
  • Los criterios y medios de evaluación del aprendizaje son necesarios para evaluar justamente el rendimiento de los alumnos y no solo otorgar una calificación.
  • Los elementos de operación incluyen disposiciones generales, inventario de recursos, costo y procedimiento de actualización del programa, así como un cronograma de actividades.

Sistema de evaluación

La evaluación es una herramienta clave en el sistema educativo, ya que permite medir el progreso y el aprendizaje del alumno y evaluar sus habilidades y capacidades. Existen diferentes tipos de evaluación, cada una con un propósito específico en el proceso de enseñanza. En el contexto del diseño, existen dos tipos de evaluación que son especialmente importantes: la evaluación del proceso y la evaluación del producto final. La evaluación del proceso se enfoca en el proceso creativo y se realiza a lo largo del mismo, mientras que la evaluación del producto final se centra en el resultado final del proyecto. Ambas son importantes para garantizar la calidad del aprendizaje y el desarrollo de las habilidades del alumno.

Además, es importante tener en cuenta que la evaluación del proceso debe ir acompañada de la corrección del mismo, ya que esto permite mejorar el producto final y proporciona al alumno valores teóricos y procedimentales sobre cómo superar obstáculos prácticos. La evaluación del producto final también es importante, ya que proporciona una medición objetiva del progreso del alumno y permite comparar el rendimiento con el de otros estudiantes.

Metodología de evaluación

El proceso evaluativo es la forma en que se mide el progreso y el rendimiento de los estudiantes. Hay diferentes momentos y razones para evaluar, y existen diferentes herramientas y fuentes de información que se pueden utilizar para recoger datos. Algunos de los objetivos de la evaluación incluyen predecir el rendimiento futuro, determinar el nivel de aptitud previo al proceso educativo, proporcionar retroalimentación sobre el progreso y el aprendizaje, y calificar el rendimiento y otorgar certificaciones.

Hay tres tipos principales de evaluación:

  • Predictiva o inicial (diagnóstica), formativa y sumativa. La evaluación predictiva o inicial se realiza al comienzo del proceso educativo para predecir el rendimiento o determinar el nivel de aptitud.
  • La evaluación formativa se realiza al finalizar cada tarea de aprendizaje y proporciona retroalimentación sobre el progreso.
  • La evaluación sumativa se realiza al final de un período de aprendizaje o programa y tiene como objetivo calificar el rendimiento y otorgar certificaciones.

Conclusión

Un currículo es un conjunto de componentes que incluyen la estructura y organización del plan de estudios, las guías detalladas de los cursos y la dinámica del proceso evaluativo. Estos componentes deben ser considerados y diseñados cuidadosamente para promover el aprendizaje efectivo y lograr los objetivos educativos deseados. El plan de estudios es un instrumento dinámico que refleja las metas y experiencias educativas a alcanzar y proporcionar, y debe ser continuamente reformado para adaptarse a los cambios en la sociedad y en las necesidades de los estudiantes. Las cartas descriptivas son guías detalladas de los cursos que especifican el contenido y objetivos de cada curso. La evaluación es un componente importante del currículo, ya que permite medir el progreso del aprendizaje y determinar la calidad del producto final. Es necesario tener en cuenta diferentes factores al diseñar el currículo, como la ideología de la educación, las personas involucradas en su elaboración y el tipo de programa educativo para el que se está diseñando.