Administración, Negocios y Legislación

Integración de equipos de trabajo

Contenidos temáticos

  1. La persona humana
  2. Las relaciones humanas
  3. El trato y el contrato
  4. El grupo de trabajo
  5. Equipos de trabajo
  6. Metodología del trabajo en equipo

Desarrollo del tema

1. La persona humana

En el mundo de hoy cuando se hace referencia a la Persona Humana, se cae fácilmente en un concepto, teorizando más que considerando una condición real, viva, en movimiento.

Se estudia a la Persona como ajena. Psicólogos como Reymond Cattell , que analiza rasgos de personalidad, Robert Buston que basa sus teorías en factores biológicos y los clásicos como Sigmund Freud y Skinner , han influido para que los hombres vean en los hombres “entes observables.

Si al hombre que opina sobre el hombre se le tomara sólo como referencia para comprender mejor la costumbre y conductas humanas, sería más factible al encuentro de alternativas que favoreciera una condición humana superior.

Con el ánimo de contribuir a una mayor consideración de Persona Humana, es conveniente pensar en que:

  • Cada individuo lleva un mundo dentro.
  • Cada individuo quiere ser tratado de acuerdo a lo que es en suma.
  • La descripción que se puede hacer de un individuo debe ser sólo una base para conocerlo mejor y así tratarlo de acuerdo a lo a lo que es en suma.
  • Todos los individuos cercanos o no, necesitan ser tratados como lo que son en suma.

Para considerar lo anterior, un adulto debe reaprender que:

  • Los hechos pasados, pasados son.
  • Las circunstancias actuales son, sin lamentos, son.
  • La transformación más positiva es aquella que está en hacerlo que se puede.
  • Las demás personas humanas

Una relación

Los acontecimientos más importantes de la vida de cualquier Persona están ligados siempre a otras personas. Se comparten ideas, pensamientos, sentimientos, actividades en diferentes niveles y grados.

Podría afirmarse que la cantidad, la profundidad y la calidad de las relaciones que mantiene una persona dependen de la capacidad que tenga ésta de actuar sin reservas y con entera sinceridad, decir, la capacidad de apertura hacia los demás.

Los psiquiatras estadounidenses Irwin y Douglas A. Taylor distinguen entre lo que es la amplitud de la comunicación (se dice una mayor o menor cantidad de cosas) y la profundidad de la misma (lo que dice es más o menos íntimo). A medida que la relación se estrecha con alguien se logra abrirse cada vez más a él, ya se a en el sentido de mayor amplitud o de mayor profundidad. Las relaciones humanas surgen con cierto grado de dependencia – independencia lo cual marca la distinción entre una relación, una correlación y una interrelación.

Una correlación

La correlación implica un trato profundo, con un grado de interdependencia mayor. Uno se apoya en el otro y colaboran mutuamente.

Una interrelación

Este es el nivel más alto de la relación humana pues alcanza grados mayores de interdependencia. Ambas partes cumplen con sus responsabilidades y las comparten. Para lograr obtener relaciones más profundas y amplias con los demás, se debe:

  • Promover la comunicación de más cosas entre todos los individuos con los que se convive.
  • Tratar de encontrar los motivos e intereses más profundos de las personas.
  • Cuestionar más sobre los hechos que se platican.
  • Comentar los pensamientos, ideas y sentimientos que se tienen sobre los acontecimientos que se viven.
  • Escuchar lo que los demás platican sin prejuicios, tratando de entender lo que se dice.

2. Las relaciones humanas

Las relaciones humanas son los nexos entre personas que se establecen bajo distintas circunstancias. De acuerdo al grado de dependencia y de confianza, de voluntad y de comunicación, se puede determinar cuál es su calidad.

Las manifestaciones más comunes de relación humana son:

  • Relación filial – fraternal. Se presenta entre parientes (padres, hijos, hermanos, abuelos, etc.
  • Relación conyugal. Se presenta entre quienes decidan vivir como marido y mujer.
  • Relación íntima. Se presenta entre personas con nexos formales o no, que deciden compartir su intimidad.
  • Relación laboral. Se presenta cuando hay empleados que conjuntamente deben realizar un trabajo.

Estas cuatro clases de relaciones pueden entrelazarse, de acuerdo al nivel de correlación o de interrelación.

  • Relaciones Afectivas. El cariño, el aprecio, la admiración, son la base.
  • Relaciones Efectivas. La determinación clara de derechos y obligaciones así como su debido cumplimiento, son sus bases. Una relación especial es aquella que siendo, filial, fraternal, conyugal, íntima, laboral, es Afectiva y Efectiva.

El éxito en las relaciones humanas

Resulta difícil conseguir el éxito con las relaciones humanas, es decir: realizar Relaciones Especiales con todos a quienes se conoce, pero se pueden establecer mejores relaciones si se busca:

  • Apreciar la independencia propia y ajena;
  • No dependen de lo que hagan y digan los demás;
  • Sentir verdadero respeto por el derecho que tienen los individuos a tomar sus propias decisiones;
  • No imponer los valores propios a la otra persona o grupo de personas;
  • No comprometerse sentimentalmente con toda la gente;
  • Tratar de que los otros se hagan cargo de sus responsabilidades;
  • Saber reír con la gente y no de la gente;
  • Apreciarse a sí mismo, aceptándose sin quejas;
  • Ubicar la autovaloración dentro de sí mismo;
  • Ayudar y servir a los demás

3. El trato y el contrato

El hablar de relaciones humanas origina en el pensamiento la reflexión sobre los derechos y las obligaciones de ambas partes de la relación.

Las obligaciones y los derechos de una relación pueden manifestarse de forma explícita, tal es el caso del contrato; o de manera explícita, como el trato. El contrato es un acuerdo de voluntades objetivo donde se establecen claramente las obligaciones y los derechos tanto del contratante como del contratado. Es de tipo formal o legal.

Por otro lado, el trato se entiende bien como la relación que surge entre los amigos, parientes o compañeros de trabajo. Aún cuando este tipo de relación social se rige bajo un código de comportamiento no se hace de manera legal, no existe una obligatoriedad formal. Sin embargo, se contrae un compromiso espiritual que se procura cumplir.

Una persona al ser contratada por una empresa es remunerada por su trabajo con base en lo establecido en el contrato no por el trato que brinda a los demás. Pero, a pesar de esto, tiene un compromiso de tipo moral con aquellas personas con las que mantiene una relación laboral.

El trato que uno da a los demás debe basarse en las consideraciones siguientes:

  • Todo individuo merece respeto hacia su persona, sus pensamientos ideas, sentimientos, etc.
  • Los juicios que se hagan sobre los demás influirán directamente en el comportamiento que se tenga hacia ellos.
  • El buen trato a los otros surge de una decisión consciente de ser amable.
  • Ser amable y considerado con las necesidades de las personas demuestra un elevado grado de servicio a los demás.

4. El grupo de trabajo

Se tiende a pensar que hay diversos de grupos humanos, y que uno de ellos es el grupo de trabajo, sin embargo, en la realidad, todo agrupamiento de seres humanos tiene por objetivo un trabajo, ya sea de carácter artístico, científico, académico, político, industrial, etc.

Las personas tienden por naturaleza a formar grupos de trabajo y esto no es sino la búsqueda en el conjunto de SATISFACER NECESIDADES. “Una vez formados los grupos pueden diferir en gran medida en cuanto a su apariencia y conducta. Sin embargo, en su interior tienen tres elementos: interacción, actividad y sentimientos”:

  • Interacción. Cómo actúan los miembros del grupo y cuál es su conducta interpersonal para conseguir un objetivo.
  • Actividad. Qué hacen las personas del grupo, cuál es el objetivo a cumplir.
  • Sentimientos. Qué hay en el fondo de cada miembro del grupo, cuál es su motivo para interrelacionarse y cumplir el objetivo común.

Si consideramos como meta lograr la AUTORREALIZACION podemos afirmar que un grupo de trabajo que la propia debe:

  • Interactuar eficazmente,
  • Conseguir los objetivos comunes, y
  • Hacerlo por razones personales.

Para que un grupo de trabajo consiga lo anterior, los integrantes deben:

  • Ser autónomos. Desarrollar su actividad porque están convencidos de que es lo mejor para ellos, y no obedecer a presiones externas.
  • Participar. Actuar como partes de una labor que requiere esfuerzo personal pero también conciencia de grupo, es decir, trabajo para el grupo. Esto debe ser de un modo integral, intentando acudir no sólo a lo meramente laboral, sino a las actividades que se deriven de ello.
  • Ser responsables. Responder a un compromiso sin pretextos ni justificaciones, y no ver en eso sólo la respuesta personal sino su impacto en el grupo.
  • Cooperar. Operar activamente con los demás, sujetándose a la ley del engrane.
  • Comprender las necesidades. Observar qué hace falta no sólo para cumplir con lo propio sino entender que se puede contribuir a que no falte nada a los demás miembros del grupo.

Y por último:

  • Actuar con disposición y amabilidad. Hacer las cosas con gusto. Invitar fraternalmente a que todos lo hagan también por gusto.

Estas condiciones hacen que la SATISFACCION DE NECESIDADES sea para los integrantes del grupo de trabajo, un motivo importante para la AUTORREALIZACION.

5. Equipos de trabajo

¿Por qué se forma un equipo?

Un hecho dramático en las organizaciones es el ensanchamiento de trabajo de grupo contra el ejercicio individual. Los estudios de Hawthorne, Rosthisberger y Dickson nos revelan conclusiones interesantes:

  • Las organizaciones siempre, aunque su estructura no sea por subgrupos, se dividen en grupúsculos y camarillas.
  • Es benéfica la existencia de subgrupos porque sus miembros pueden guardar entre sí posiciones y papeles informales.
  • Los grupos llegan a desarrollar normas propias para que cada integrante las ponga en práctica.
    Los grupos llegan a diseñar métodos de trabajo con beneficios muy grandes, que pueden ser los de la organización.

La organización trabaja a partir de estos subgrupos, formales o informales, que cumplen objetivos específicos.

La definición como equipo de trabajo responde al requerimiento formal para el cumplimiento urgente de un objetivo común. El éxito del equipo, sin embargo, reside en gran parte en su capacidad para aprovechar las relaciones informales del grupo que ha asumido una misión y que está, de manera temporal, vinculado a su cumplimiento.

El equipo se forma para orientar la actividad de un grupo de personas hacia el alcance de objetivos inmediatos.

¿Por qué se forma un equipo?

Un hecho dramático en las organizaciones es el ensanchamiento del trabajo de grupo contra el ejercicio individual. Los estudios de Hawthlisberger y Dickson nos revelan conclusiones interesantes.

  • Las organizaciones siempre, aunque su estructura no sea por subgrupos, se dividen en grupúsculos y camarillas.
  • Es benéfica la existencia de subgrupos porque sus miembros pueden guardar entre sí posiciones y papeles informales.
  • Los grupos llegan a desarrollar normas propias para cada integrante las ponga en práctica.
    Los grupos llegan a diseñar métodos de trabajo con beneficios muy grandes, que pueden no ser los de la organización.

Una organización trabaja a partir de estos subgrupos, formales o informales, que cumplen objetivos específicos. La definición como equipo de trabajo responde al requerimiento formal para el cumplimiento urgente de un objetivo común. El éxito del equipo, sin embargo, reside en gran parte en su capacidad para aprovechar las relaciones informales del grupo que ha asumido una misión y que esta, de manera temporal, vinculado a su cumplimiento.

El equipo se forma para orientar la actividad de un grupo de personas hacia el alcance de objetivos inmediatos.

Objetivo estratégico

Si en el centro del equipo está el objetivo por cumplir, el alcance del mismo es estratégico para asegurar su existencia. Esto demanda que el factor clave sea la interacción eficaz de los participantes, lo que exige:

  • Conocimiento del objetivo (naturaleza); de las acciones para alcanzarlo (plan) y de los participantes , (personalidad, habilidades técnicas y sociales).
  • Evaluación del grado de alcance del objetivo. A partir de su naturaleza y del planteamiento del tiempo como elemento fundamental.

La evaluación permite el refuerzo de las acciones positivas y la corrección de las vías poco productivas.

A diferencia del grupo de trabajo, como entidad general, el equipo se enfrenta a objetivos específicos evaluables (cuantificables y medibles ) que deben ser atendidos de manera inmediata y en un plazo establecido.

6. Metodología del trabajo en equipo

La demanda de resultados es una exigencia absoluta para el equipo. Esto obliga que se trabaje a partir de una metodología. Los grupos (ya lo planteamos) desarrollan normas propias y métodos de trabajo de manera informal.

El reto es reconocer aquellos que faciliten la tarea sin que se establezca una contradicción de base con los métodos tradicionales de la organización.

¿Cómo se integra un equipo de trabajo?

  • Se determina un objetivo común.
  • Se asignan responsabilidades equitativas.
  • Se propone una política de trabajo.
  • Se establecen parámetros para el cumplimiento mínimo y para el cumplimiento máximo.
  • Se aplica una dinámica de estimulación.
  • Se evalúa continuamente el resultado.

El equipo representa un grupo con una metodología de trabajo y una distribución clara de las funciones. El rediseño del grupo puede tener múltiples variantes, sin embargo, dos de ellas son las que han funcionado con mayor frecuencia y efectividad en las organizaciones.

Equipos de trabajo integrados

¿En qué consiste un equipo de trabajo integrado? En lo fundamental, en vez de realizar una sola tarea, se asignan varias a un grupo. Y éste decide entonces las asignaciones de los miembros y se encarga de rotar los puestos entre los miembros conforme lo vaya exigiendo la tarea. El equipo tiene un supervisor que coordina las actividades del grupo. A estos grupos los vemos en acción en el mantenimiento y construcción de edificios. En la limpieza de los grandes edificios de oficinas, es común que el supervisor señale las actividades que es preciso ejecutar y que deje a los encargados del mantenimiento la libertad de asignar las tareas. De manera análoga, las cuadrillas que construyeron carreteras deciden en grupo cómo se realizarán las diversas partes de la obra.

Equipos de trabajo autónomos

Estos equipos representan un enriquecimiento del trabajo en el nivel del grupo. El trabajo que efectúa el equipo se profundiza mediante la intervención vertical. Al equipo se le encarga un objetivo y luego se le permite determinar las asignaciones del trabajo, las pausas de descanso, los métodos de inspección y cosas afines. Los equipos totalmente autónomos incluso seleccionan a sus miembros y hacen que ellos evalúen mutuamente su rendimiento. De ahí que el cargo del supervisor pierda importancia y a veces hasta se elimine por esta razón.

Resultados

Uno de los mayores obstáculos para la formación de equipos de trabajo en las organizaciones es que las personas no están interesadas en formar parte de ellos y en que antepongan su postura psicológica tipo a los objetivos del mismo.

Frente a la imposición, el convencimiento a partir de una postura de comunicación franca que exige la toma grupal de decisiones y el debilitamiento de la ciega determinación vertical.

Los miembros de un grupo están involucrados en el objetivo de la organización, los miembros de un equipo están comprometidos con sus compañeros y con el cumplimiento del objetivo inmediato. Su actuación responde a razones personales: el cumplimiento de las metas del equipo representa el alcance de las metas personales.

Cuando recuperamos la fuente informal del grupo, los miembros de un equipo se identifican por razones de índole personal y desarrollan con mayor efectividad su actividad laboral. El equipo representa un motivo y no una exigencia. La Persona dejó de pertenecer a un equipo para que éste forme la parte de su vida.

Recurso didáctico de apoyo