Administración, Negocios y Legislación

Negocios en solitario

Contenidos temáticos

  1. Introducción
  2. El concepto “en solitario”
  3. Principios del éxito de los negocios “en solitario”
  4. Habilidades y pasiones
  5. Rebatiendo mitos
  6. Secretos de un conocedor
  7. Cómo saber que contamos con una buena idea

Desarrollo del tema

1. Introducción

Gracias al desarrollo de nuevas tecnologías y, en particular, a la Internet, hoy en día está surgiendo un nuevo tipo de negocios que desafían las condiciones y requerimientos mínimos que normalmente exige cualquier empresa tanto para desarrollarse como para mantenerse en buenas condiciones.

Los llamados negocios “en solitario”, prescinden de un personal numeroso, del financiamiento de capital de riesgo y de una alta gerencia que supervise el desempeño del negocio día a día, entre otros. De hecho, gracias a al uso de tecnologías, los negocios “en solitario” continúan funcionando aun mientras su dueño duerme.

2. El concepto “en solitario”

Los negocios “en solitario” son una clase completamente diferente de nuevas compañías. Nunca antes habían sido viables porque requerían de una infraestructura tecnológica que sólo ahora está disponible. Así pues, se está abriendo una nueva etapa para los emprendedores.

Poseen las siguientes características:

  • Comienzan con una inversión mínima y sin accionistas externos.
  • No se trata de empleados freelance o por contrato
  • Se valen ampliamente de la contratación de terceros
  • Son compañías muy centradas.

El paradigma operativo de un negocio “en solitario” es la “recurrencia implacable” – desarrollar una fórmula que al ser aplicada una y otra vez apuntale y genere un crecimiento rentable. Los emprendedores “en solitario” tratan de desarrollar una fórmula para la generación de productos y servicios mercadeables, con la intención de que otros los puedan utilizar.

La mayoría de los emprendedores “en solitario” obtienen sus mejores ideas a partir de la solución de problemas comunes. Por ejemplo: Mr. Trademark (www.mrtrademark.com) fue fundada por Joe Stahl cuando aparecieron problemas ligados a la propiedad intelectual en la revista que publicaba. En vez de contratar un abogado, investigó y aprendió sobre las leyes de propiedad intelectual. Luego, se dio cuenta de que había otras personas en la misma situación y comenzó el negocio para ofrecer sus servicios de investigación.

Los creadores de negocios “en solitario” contratan la mayor cantidad de servicios a terceros para poderse ocupar constantemente en mejorar el producto que ofrecen. Por lo general, esto es logrado no tanto con grandes saltos sino con mejoras graduales. Los emprendedores tienen una nueva idea, examinan la reacción de los clientes, hacen mejoras, y continúan con el proceso. Otro beneficio de este tipo de negocios es la posibilidad de proveer productos y servicios “electrónicamente” en todo el mundo.

3. Principios del éxito de los negocios “en solitario”

Reducir el riesgo de fracasar: Los emprendedores “en solitario” no acogen sino limitan el riesgo. Aunque deseen probar una nueva idea, no apostarían mucho al triunfo. De hecho, muchos comienzan el negocio en sus tiempos libres y se mantienen en un empleo a dedicación exclusiva para evitar que el nuevo negocio deba ser rentable desde el primer día.

Además, se valen de información recabada a partir de clientes reales: no validan sus ideas mediante investigaciones de mercado.

  • Mantenerse en sincronía con el cliente: La mayoría de los emprendedores “en solitario” prefieren crear productos que vayan evolucionando, en vez de buscar indefinidamente productos que constituyan una revolución.
  • Ser flexible e innovador: Dado que contratan la mayoría de servicios a terceros, los negocios “en solitario” son capaces de adaptarse rápidamente al mercado.
  • Crear las condiciones para crecer: Los negocios “en solitario” pueden crecer sin contratar nuevos empleados o alta gerencia.
  • Experimentar constantemente: Dado que los negocios “en solitario” suelen contar con una infraestructura mínima, es muy sencillo que cambien de rumbo. Por tal motivo, la mayoría de los emprendedores invierten 50% de su tiempo en experimentar con nuevas formas de mejorar el negocio.
  • Dejar de lado el reloj: Las ganancias de un negocio “en solitario” no están limitadas por el número de horas que el fundador le pueda cobrar al cliente.
  • Dominar nuevas tecnologías: Dado que la mayoría de los negocios no hubieran sido viables antes de que la Internet se hiciera comercial, es razonable esperar que este tipo de emprendedores no sean expertos en tecnología; sin embargo, están dispuestos a adoptar y poner en práctica cualquier nueva tecnología.
  • Desarrollar un gusto por la acción: Los emprendedores “en solitario” no se sientan a esperar que las cosas mejoren. Por el contrario, se remangan la camisa y actúan, aun cuando los primeros pasos que den sean mínimos.
  • Estar comprometido y decidido: Todos los emprendedores están decididos a ver el desarrollo de las cosas. No se desaniman por callejones sin salida o por los primeros fracasos: continúan hasta que logran el éxito. Esto es así porque normalmente sienten pasión por lo que hacen.
  • Usar productos que directo de los anaqueles: Muchos emprendedores se desaniman al considerar el capital que requerirán para desarrollar el software con el que funcionará el nuevo negocio.

4. Habilidades y pasiones

La esencia de la mentalidad “en solitario” es que permite a la gente convertir sus habilidades en un negocio. En otras palabras, para crear un negocio “en solitario”, aplicando los anteriores principios del éxito, es preciso:

  1. Establecer sistemas que impulsen nuestras habilidades mediante una “recurrencia implacable
  2. Determinar criterios para medir el éxito de la compañía
  3. Procurar que el tiempo trabaje a favor y no en contra de usted
  4. Sacarle ventaja a los beneficios del crecimiento: los socios y las otras empresas con las que comerciamos considerarán importante nuestro negocio si este logra manejar grandes cantidades. Las ventajas de crecer son numerosas:
    • Mejor el acceso a la gente que realmente importa.
    • Mayores ganancias.
    • Se despierta el interés de mayoristas y proveedores.
    • Bajan los costos por unidad.
    • Se generará mayor publicidad.
    • Aparecerán nuevas oportunidades de ingresos.
    • La cadena de proveedores nos ayudará a triunfar.
  5. Seguir la regla de 60%: es decir, tratar de automatizar todo, excepto el núcleo del negocio, con servicios plug-and-play poco costosos, incluso cuando dichos servicios brinden sólo 60% de la funcionalidad deseada. En otras palabras, es mejor automatizar a bajo costo cualquier actividad que hacerla nosotros mismos.
  6. Crear una infraestructura flexible.
  7. Crear nuestro destino.

5. Rebatiendo mitos

La gente suele creer que comenzar un negocio es extremadamente difícil y supone enfrentarse a problemas abrumadores. Pero, no siempre es así. Para empezar, es preciso superar los mitos sobre la creación de un negocio que la gente cree ciegamente:

  • Los negocios “en solitario” no deben ser gran cosa porque no he leído mucho sobre ellos en los periódicos: la idea de un negocio próspero con pocos empleados y un capital limitado suena demasiado bien para ser cierto; pero, este tipo de negocios existe de hecho.
  • Para triunfar al crear un negocio, es preciso asumir grandes riesgos: la realidad es que empezar nuestro propio negocio no es más riesgoso que trabajar para otra persona.
  • Lo importante es el número de empleados: mucha gente cree que el número de empleados es una señal del éxito de la compañía.
  • Los verdaderos negocios son financiados por capital de riesgo: la cultura comercial estadounidense le da crédito instantáneo a las compañías que cuentan con millones de dólares en capital de riesgo.
  • Es más seguro comprar una franquicia que empezar un negocio “en solitario”: de nuevo, el mundo de los negocios ha cambiado en los últimos tiempos.
  • Los errores suceden y pueden ser fatales para un negocio “en solitario” que esté empezando: es cierto que en el mundo corporativo los errores pueden acabar con un negocio.

6. Secretos de un conocedor

Para triunfar al echar a andar un negocio “en solitario”, es conveniente sacarle provecho a la experiencia ajena:

  • Aprenda a delegar
  • Evite el sentimiento de que debe controlarlo todo
  • Defina “contratación de terceros” lo más ampliamente posible
  • Cree mecanismos de retroalimentación para sus clientes
  • Planifique una evolución constante del negocio
  • Supervise la competencia
  • Mantenga la disciplina
  • Proyecte siempre una imagen profesional
  • Tenga una clara visión del modelo de negocios
  • No renuncie a su trabajo diario hasta que carezca de tiempo para dormir
  • No le cuente a su jefe mucho sobre su negocio en solitario
  • Aproveche oportunidades fortuitas
  • No se le ocurra buscar capital de riesgo para financiar su negocio

7. Cómo saber que contamos con una buena idea

Si bien es cierto que ninguna idea es perfecta en el papel, es preciso sentarse y escribir algo antes de llevarlo a cabo. De hecho, hay varias pruebas que su idea debe superar antes de darle luz verde:

  1. El elevador
  2. Las tres reglas: responda las siguientes tres preguntas:
    • ¿De qué factores dependerá el éxito?
    • ¿Poseo suficiente experiencia para hacerlo bien?
    • Si no la poseo, dónde la puedo obtener?
  3. Usted es el cliente
  4. Diferenciación
  5. Puedo ser reemplazado
  6. Duplicar los costos
  7. Dependencia
  8. ¿Podrá sobrevivir sin mí?
  9. Varias fuentes de ingreso
  10. Vulnerabilidad
  11. Más de un truco

Recurso didáctico de apoyo