Arquitectura y Construcción

Calentador de gas funcionamiento y mantenimiento

Contenidos temáticos

  1. Definición de un calentador de agua y gas
  2. Instalación de un calentador de gas
  3. Recomendaciones para limpiar un calentador de gas
  4. Cómo drenar el agua del calentador
  5. Funcionamiento y encendido de los calentadores instantáneos

Desarrollo del tema

1. Definición de un calentador de agua y gas

Un calentador de agua, o calentador de lava, calefón, caldera o boiler es un dispositivo termodinámico que utiliza energía para elevar la temperatura del agua. Entre los usos domésticos y comerciales del agua caliente están la limpieza, las duchas, para cocinar o la calefacción. A nivel industrial los usos son muy variados tanto para el agua caliente como para el vapor de agua.

Entre los combustibles utilizados se encuentran el gas natural, gas propano (GLP), querosén, carbón y electricidad. Alternativamente también se emplea la energía solar, bombas de calor (compresor) de refrigeradores o de acondicionadores de aire, calor reciclado de aguas residuales (no aguas negras) y hasta energía geotérmica. En el caso de las aguas calentadas con energías alternativas o recicladas, éstas usualmente se combinan con energías tradicionales. Los tipos de calentadores de agua más conocidos son:

  • calentador de punto
  • calentador de paso (sin tanque)
  • calentador de acumulación
  • caldera (para recirculación)

El tipo de calentador y el tipo de combustible a seleccionar depende de muchos factores como la temperatura del agua que se desea alcanzar, disponibilidad local del combustible, costo de mantenimiento, costo del combustible, espacio físico utilizable, caudal instantáneo requerido, clima local, y costo del calentador.

2. Instalación de un calentador de gas

Obviamente, la primera cosa que usted debe hacer es desconectar y quitar el viejo calentador de agua caliente. Tenga cuidado, aunque, pues sigue siendo llena de agua caliente. Dé vuelta apagado a su gas o electricidad, cualquiera está conectada con el calentador de agua.

Usted entonces necesita drenar el agua del viejo calentador. Una válvula de desagüe debe estar en el calentador para este propósito. Para un calentador de gas, separe la pipa del respiradero de la capilla del bosquejo que si la vida apagada después de que usted quite el tornillo del metal de hoja que la sostiene. Confirme que el piloto está hacia fuera, desconecte la línea de gas en el calentador y capsúlela.

Usted necesitará después quitar el calentador de agua de las pipas, pero tenga cuidado puesto que las pipas de agua pueden inmóvil tener agua caliente en ellas cuáles siguen siendo bastante calientes quemarse le. Usted puede necesitar utilizar algunas llaves de la pipa para quitarlas, pero no debe haber muchas pipas conectó así que este paso debe tomar poca hora o esfuerzo. Una vez que esté terminado, usted pueda quitar el calentador de agua y disponer de él.

Coloque el calentador nuevo así que las pilas pueden alcanzarlo fácilmente. Si usted está utilizando el gas, tenga cuidado que la pipa del gas puede alcanzar fácil para prevenir cualquier escape del gas.

Usted ahora necesita conectar el agua caliente y fría, que es un proceso simple. Conecte el calentador de agua nuevo con las mismas conexiones que la vieja, y conecte la tercera pipa con la línea de agua principal. Si usted es confuso o no hay conexiones, refiera al manual de usuario.

Después, usted debe localizar la válvula de descarga en el calentador de agua caliente nuevo. La válvula de descarga de la temperatura y de presión es una parte importante del sistema, pues libra exceso de calor y de la presión automáticamente de modo que la unidad no estalle. Finalmente, conecte el calentador de agua caliente nuevo con la energía. Conéctela con la línea de gas o la electricidad así que el agua puede ser calentada. El manual de instrucción puede explicar cómo a haga esto.

Diagrama 1. Funcionamiento de un calentador de gas.

3. Recomendaciones para limpiar un calentador de gas

Antes de realizar ningún trabajo de limpieza es obligatorio cortar la tensión de red del aparato además de cerrar la llave de gas del mismo. El único utensilio que se precisa para limpiar las piezas de una caldera es un cepillo cuyas cerdas no sean metálicas.

El tamaño también deberá tenerse en cuenta ya que se deberá introducir por espacios que para un cepillo grande pueden resultar inaccesibles. Los componentes que pueden ser objeto de una limpieza son:

  • El ventilador: hay que frotar con cierto cuidado de no obturar la toma de presión diferencial.
  • El quemador: las láminas y las toberas son una parte esencial para que la caldera haga correctamente su función, así que hay que aplicarse especialmente para que no haya elementos que por acumulación obturen las toberas.
  • Los electrodos: examinarlos y limpiarlos. Si se observa que éstos se encuentran especialmente desgastados es conveniente cambiarlos.
  • El bloque de calor: antes de actuar sobre el bloque es preciso cubrir el quemador para evitar que la suciedad de un componente se traslade al otro.
  • La tapa y el panel de mandos: también se aconseja su limpieza no sólo por cuestiones estéticas o de higiene, sino porque si la ruleta ha acumulado suciedad puede que lo que indique exteriormente y la orden interior no se corresponda.

4. Cómo drenar el agua del calentador

Al drenar el agua del depósito eliminas los residuos de lodo que impiden que el calor se transmita adecuadamente al agua, evitando además bloqueos en las tuberías.

  • Corta el suministro de electricidad o de gas del calentador
  • Cierra le entrada de agua fría
  • Conecta una manguera de jardín a la válvula de drenaje del tanque
  • Coloca al extremo de salida de la manguera a un lugar que no vaya a resultar dañado por el agua hirviendo
  • Con la válvula de seguridad abierta, abre el drenaje y permite que el tanque se vacíe por completo
  • Cierra las válvulas de drenaje del tanque, desconecta la manguera y cierra la válvula de seguridad
  • Abre las llaves de agua caliente de la casa, así como la entrada de agua fría al tanque
  • A medida que el agua empiece a salir, ve cerrando las llaves de agua caliente. Una vez que estén todas cerradas, restablece el suministro de electricidad o de gas según sea el caso

Al hacer estos sencillos pasos cada seis meses alargas la vida útil de tu calentador.

5. Funcionamiento y encendido de los calentadores instantáneos

El calentador de gas de tipo instantáneo está constituido por un quemador, cuya llama tiene lugar en una cámara metálica. Ésta va insertada en una serie de espiras de tubo de cobre (soldadas a ella externamente) dentro de las cuales circula el agua que procede de la instalación de la casa.

Cuando se acciona el grifo del agua caliente de cualquier aparato alimentado por el calentador, el flujo de agua que recorre el tubo ocasiona una variación de presión que acciona una válvula dispuesta en el interior del calefactor, provocando así la entrada de gas que se enciende en contacto con una llama piloto.

Normalmente, el encendido de la llama piloto suele hacerse mediante un sistema piezoeléctrico que consiste en que una vez abierta la espita de gas, se aprieta el pulsador una o más veces hasta que se produce la llama. Al cabo de pocos segundos, el pulsador se podrá soltar, conservando encendida la llama piloto. De esta manera, el termo ya estará en condiciones de actuar para que el quemador se encienda si se abre el paso de agua.

Es aconsejable poner en marcha el aparato de tipo instantáneo durante unos diez minutos después de haberlo instalado. En general, todos los calentadores de gas se venden con la válvula reguladora para el tipo de gas más utilizado.

Recurso didáctico de apoyo