Artes

Propiedades y modos de los colores

Contenidos temáticos

  1. Introducción a las propiedades y modos del colores
  2. Matiz (Hue)
  3. Saturación o Intensidad
  4. Valor o Brillo (Value)
  5. Modos de color

Desarrollo del tema

1. Introducción a las propiedades y modos del colores

Los colores tienen unas propiedades inherentes que les permite distinguirse de otros y acuñar distintas definiciones de tipo de color. El efecto de los colores en los humanos ha sido estudiado por largo tiempo. Se le usa en tratamientos de spas en Alemania, en hospitales y otros edificios públicos y podemos usarlos en nuestra casa y nuestra ropa.

En el ambiente metafísico se cree que cada color tiene una vibración diferente y por lo tanto afecta la energía del cuerpo.

En general se recomienda rodearnos de los colores que nos gustan más. Estas son algunas de las propiedades atribuidas a los colores más populares.

P

2. Matiz (Hue)

El matiz es un estado puro del color, sin el blanco o negro agregados, y es un atributo asociado con la longitud de onda dominante en la mezcla de las ondas luminosas. El Matiz se define como un atributo de color que nos permite distinguir el rojo del azul, y se refiere al recorrido que hace un tono hacia uno u otro lado del círculo cromático, por lo que el verde amarillento y el verde azulado serán matices diferentes del verde.

Los tres colores primarios representan los 3 matices primarios, y mezclando estos podemos obtener los demás matices o colores. Dos colores son complementarios cuando están uno frente a otro en el círculo de matices.

Tono en el espacio de color HSL (del inglés Hue, Saturation, Lightness) /HSV (del inglés Hue, Saturation, Value) codificación RGB ((sigla en inglés de red, green, blue, en español).

3. Saturación o Intensidad

La saturación o intensidad representa la pureza o intensidad de un color particular, la viveza o palidez del mismo, y puede relacionarse con el ancho de banda de la luz que estamos visualizando. Los colores puros del espectro están completamente saturados. Un color intenso es muy vivo. Cuanto más se satura un color, mayor es la impresión de que el objeto se está moviendo.

Es definida por la cantidad de gris que contiene un color: mientras más gris o más neutro es, menos brillante o menos “saturado” es igualmente, cualquier cambio hecho a un color puro automáticamente baja su saturación.

Desaturar un color sin que varíe su valor, hay que mezclarlo con un gris de blanco y negro de su mismo valor. Un color intenso como el azul perderá su saturación a medida que se le añada blanco y se convierta en celeste.

Otra forma de desaturar un color, es mezclarlo con su complementario, ya que produce su neutralización. Basándonos en estos conceptos podemos definir un color neutro como aquel en el cual no se percibe con claridad su saturación.

La intensidad de un color está determinada por su carácter de claro o apagado.

Esta propiedad es siempre comparativa, ya que relacionamos la intensidad en comparación con otras cosas.

4. Valor o Brillo (Value)

El valor es un término que se usa para describir que tan claro u oscuro parece un color, y se refiere a la cantidad de luz percibida. El brillo se puede definir como la cantidad de “oscuridad” que tiene un color, es decir, representa lo claro u oscuro que es un color respecto de su color patrón.

El brillo crea sensaciones espaciales por medio del color. Así, porciones de un mismo color con un fuertes diferencias de valor definen porciones diferentes en el espacio, mientras que un cambio gradual en el valor de un color da va a dar sensación de contorno, de continuidad de un objeto en el espacio. El valor es el mayor grado de claridad u oscuridad de un color.

A medida que a un color se le agrega más negro, se intensifica dicha oscuridad y se obtiene un valor más bajo. A medida que a un color se le agrega más blanco se intensifica la claridad del mismo por lo que se obtienen valores más altos.

La descripción clásica de los valores corresponde a claro, medio. Cuanto más brillante es el color, mayor es la impresión de que el objeto está más cerca de lo que en realidad está.

Esta propiedad ha dado lugar a un sistema especial de representación de estos, tal como hemos visto en el apartado anterior, sistema HSV. Para expresar un color en este sistema se parte de los colores puros, y se expresan sus variaciones en estas tres propiedades mediante un tanto por ciento.

5. Modos de color

Con relación a los modos de color, encontramos

Modo Bit Map o monocromático: Se corresponde con una profundidad de color de 1 bit. La imagen está formada por píxeles blancos o píxeles negros puros.

Modo escala de grises: Maneja el canal negro y permite 256 tonos de gris entre el blanco (00000000) y negro (11111111) puros. Se corresponde con una profundidad de color de 8 bits.

Modo color indexado: Tiene un solo canal de color (indexado) de 8 bits, por lo que sólo se puede obtener con él un máximo de 256 colores. Puede resultar útil para trabajar con algunos formatos que sólo admiten la paleta de colores del sistema y reducir unas imágenes a color 8 bits para su utilización en aplicaciones multimedia, ya que con ello se consiguen ficheros de menos peso. Su principal inconveniente es que la mayoría de las imágenes del mundo real se componen de más de 256 colores.

Modo color RGB: Cada color se forma por combinación de tres canales, la profundidad es de 24 bits, tenemos la posibilidad de manejar millones de colores con la combinación de los tres primarios: rojo (red), verde (green) y azul (blue), es el llamado modo RGB. Cada canal de color tiene 8 bits para controlar cada color, por lo tanto, los colores que podemos obtener son 256 x 256 x 256 = 16.777.216, por eso se llama “millones de colores” y se conoce como color real.

Con esta cantidad de colores es suficiente para que el ojo humano perciba las imágenes con calidad fotográfica. Las imágenes de color RGB se obtienen asignando un valor de intensidad a cada píxel, desde 0 (negro puro) a 255 (blanco puro) para cada uno de los componentes RGB.

Modo color CMYK: Cada color se forma por combinación de cuatro canales. Cada canal se corresponde con un color primario de impresión: Cyan (Ciano), Magent (Magenta), Yellow (Amarillo) y BlacK (Negro). Cada canal puede tener como valor entre 0 y 255. Se trata de imágenes con una profundidad de color de 32 bits.

En GIMP sólo podemos trabajar en los modos RGB, Escala de grises (256 niveles de gris) e Indexado (podemos elegir el número de colores con los que vamos a trabajar hasta un máximo de 256).

Modo color lab: Consiste en tres canales, cada uno de los cuales contiene hasta 256 tonalidades diferentes: un canal L de Luminosidad y dos canales cromáticos, A (que oscila entre verde y rojo) y B (que oscila entre azul y amarillo). El componente de luminosidad L va de 0 (negro) a 100 (blanco). Los componentes A (eje rojo-verde) y B (eje azul-amarillo) van de +120 a -120.

Modo duotono: Sólo posee un canal de color (Duotono, Tritono o Cuatritono, dependiendo del número de tintas).

Con este método podemos obtener fotos en blanco y negro viradas al color que queramos. Suele ser empleado en impresión, donde se usan dos o más planchas para añadir riqueza y profundidad tonal a una imagen de escala de grises.

Modo Multicanal: Posee múltiples canales de 256 niveles de grises, descomponiendo la imagen en tantos canales alfa como canales de color tuviera el original (una imagen RGB quedará descompuesta en 3 canales y una CMYK en 4 canales).

En este modo, cada tinta es un canal que a la hora de imprimir se superpondrá en el orden que determinemos sobre los otros. Por ello, es posible tratar cada zona de forma particularizada.

Se utiliza en determinadas situaciones de impresión en escala de grises.

Recurso didáctico de apoyo