Artes

Aerógrafo, tipos y uso

Contenidos temáticos

  1. Introducción a la aerografía
  2. Tipos de aerógrafos
  3. Tipos depósitos de un aerógrafo
  4. Limpieza y mantenimiento de un aerógrafo
  5. Aplicaciones de la aerografía

Desarrollo del tema

1. Introducción a la aerografía

Aerógrafo, instrumento de dibujo para el pulverizado de tintas líquidas. Consta de una pistola que presenta la boquilla pulverizadora, el control de presión y el depósito de tinta, y de un compresor eléctrico que genera el aire comprimido, conectados por un tubo de goma.

Existen diversos tipos dependiendo del tamaño de la boquilla, calibrada en décimas o centésimas de milímetro; los más habituales son de 0,15 mm, de 0,3 mm y de 0,5 mm. Se puede pulverizar cualquier tinta al agua, como la acuarela, la tinta china, la témpera o el acrílico.

El dibujo se suele realizar con la ayuda de plantillas o máscaras para delimitar las áreas de relleno, aunque también se pueden pintar detalles o brillos controlando la presión de la pistola.

El aerógrafo, hermano menor de los pulverizadores de pintura industrial, comenzó a emplearse como instrumento gráfico en el mundo de la publicidad y el diseño por la perfección de su acabado (que a veces resulta excesivamente artificial) y la posibilidad de manchar grandes superficies homogéneas.

Gracias al Pop Art, sin embargo, ingresó en el mundo del arte, donde hoy, desplazado del diseño gráfico por los medios informáticos, mantiene una mayor vigencia.

2. Tipos de aerógrafos

Hay tres tipos de aerógrafo: de acción simple, fijo de doble acción y el de doble acción independiente. Cada uno funciona de una manera distinta. Es necesario un suministrador de aire que puede se un compresor, una lata de aire comprimido o bombas de aire comprimido. Se requiere una pintura especial, aunque en teoría se le puede administrar cualquier clase de pigmento: óleo, tinta, acuarela disuelta, acrílico… los pigmentos ideales son la acuarela líquida y el acrílico líquido.

Aerógrafo de acción simple

Este es el más barato y sencillo. Únicamente tiene un gatillo para la apertura y cierre de paso del aire. El problema es que no se tiene ningún control sobre la cantidad de aire que entra en el aerógrafo, ni sobre la proporción de aire que recibe la mezcla con la pintura. Se puede ajustar la protección de pintura pero solo si el aerógrafo no está trabajando.

El aire del aerógrafo pasa por el extremo final del tubo, succiona la pintura y la introduce dentro de la corriente de aire. La pintura no llega a atomizarse y sale en forma de diminutas gotas que no dejan un aspecto limpio. Hay aerógrafos de acción simple que están provistos de un sistema de mezcla interna y esto proporciona mejor calidad.

Esta herramienta está bien para principiantes, pero no sería eficaz para realizar degradados de calidad.

Aerógrafo de doble acción

Este es el más inusual del mercado. Ofrece mejor calidad que el de acción simple. Este aerógrafo tiene un simple gatillo que controla tanto el paso del aire como el de la pintura. Se empuja hacia abajo para dejar paso al aire y, a continuación, se empuja hacia atrás para devolver la aguja a su posición inicial dentro de la boquilla de dispersión y permitir el paso de pintura a la corriente de aire. De esta forma es correcta la proporción de aire y pintura, pero durante el trabajo es inalterable la mezcla.

Aerógrafo de doble acción independiente

Este aerógrafo es el utilizado por los profesionales. Es el más versátil y popular de los aerógrafos. El mecanismo del gatillo de este tipo es muy parecido al de doble acción, pero a diferencia del anterior, se puede controlar la cantidad de aire que fluye a través del aerógrafo y la cantidad de pintura que se aplicará durante el rociado. La mayoría de estos modelos tienen una tuerca que nos permite convertirlos en un fijo de acción doble.

3. Tipos depósitos de un aerógrafo

Hay dos formas de que la pintura se introduzca en el aerógrafo:

Por gravedad

El depósito de pintura de estos aerógrafos está ubicado encima del cuerpo del aerógrafo, o bien a uno de los lados, la pintura cae por la gravedad. Estos tienen menor capacidad y generalmente el depósito forma parte inseparable del cuerpo del aerógrafo. Esto nos obliga a limpiarlos bien cada vez que cambiemos de color, pero son los perfectos para trabajos cuya realización exija un dominio absoluto del aerógrafo.

Por succión

La pintura es aspirada desde el depósito situado debajo del cuerpo del aerógrafo. La ventaja es que el depósito tiene una gran capacidad, es fácil limpiarlo y desmontarlo. Suele ser empleado para grandes superficies o fondos. El inconveniente es que suele ser muy incómodo para aquellos trabajos que necesiten mucha aproximación del aparato al soporte, y se suele perder algo de pintura ya que se queda en el fondo del recipiente.

Con algunos modelos es muy difícil trabajar horizontalmente, la mesa de trabajo ha de estar muy inclinada o en posición vertical.

4. Limpieza y mantenimiento de un aerógrafo

Cada vez que se cambie de color hará falta limpiar el aerógrafo, ya que de lo contrario afectaría al siguiente color que fuéramos a utilizar. Para ello no hace falta desmontar todo el aparato, simplemente suelte el aire para hacer salir toda la pintura que haya quedado.

Llene de agua (o del disolvente que haya empleado para la mezcla de la pintura) la cámara de fluido y vuelva a rociar sobre un papel. Repita esta operación hasta que no vea salir ningún resto de pintura.

Pasos de limpieza a seguir después de cada sesión:

  • Destornille el mango y la tuerca ciega, no hace falta quitarla del todo, y saque la aguja con sumo cuidado.
  • Coloque la aguja sobre la palma de la mano y gírela suavemente; también puede emplear un trozo de papel secante humedecido en agua u otro limpiador.
  • Vuelva a colocar la aguja, procurando que la palanca esté en su posición para evitar un contacto entre las dos.

En general con estas operaciones es suficiente como rutina diaria de limpieza. Aunque tenemos otro componente que hay que limpiarlo con frecuencia: la boquilla, pieza muy delicada y muy cara para lo pequeña que es.

Para ello, quite la aguja y desmonte su tapa; después con una llave que suele venir incluida en el equipo del aerógrafo, desenrosque la boquilla.

Deje los elementos complementarios, junto con ésta en una disolución de agua o un disolvente apropiado para el tipo de pintura utilizada.

En caso de que no se hayan desprendido todos los residuos de pintura dentro de la boquilla, puede utilizar una aguja vieja o un trocito de alambre muy fino.

Debe tener cuidado con no empujar o forzar demasiado la boca de la boquillaporque se puede deformar y ya no servirá.

Finalmente precederemos a montarla de nuevo, para lo cual giraremos con la mano la boquilla y ajustaremos con la llave, sin pasarnos, enroscando la tapa de la aguja y, por último, colocando ésta.

5. Aplicaciones de la aerografía

La aerografía es una técnica artística que requiere de un cierto grado de entrenamiento, para ello se utiliza una fuente de aíre a presión positiva, mangueras neumáticas, compresor, proporcionando aire por Efecto Venturi sobre un aerógrafo que mezcla aire y pigmento prediluido en un solvente que lo proyecta en forma atomizada.

Debido a que es difícil realizar la técnica, que depende del artista y de la calidad de losequipos para lograrlo, la realización de la misma requiere una cierta preparación de los profesionales o estudiantes de arte.

Los resultados son muy superiores a la aplicación con pincel o brocha y tienden a compensar la dificultad inicial.

Para esta técnica, se utiliza un instrumento llamado aerógrafo, que se conecta a un compresor de aire y crea finos chorros de aire con pequeñas gotitas atomizadas depigmento.

Los estudiosos de esta técnica dicen que el arte de la aerografía apareció en los tiempos prehistóricos, cuando hombres lanzabanpigmentos en las cavernas (tinta) a través de tubos procedentes de huesos.

La aerografía se usa para artes plásticas en superficies regulares y en especial irregulares, pintado de objetos de geometría variada, en especial elmaquetismo, tatuajes sobre piel conocido como body paint , aplicaciones automotrices, enchulados, o graffitis. Incluso también hay un tipo de pintura comestible y se utiliza para decorar tartas principalmente.

La aplicación a escala industrial de la aerografía se realiza en fábricas automotríces, talleres de restauración, lacados artesanales, tratamientos de superficies, etc.

Recurso didáctico de apoyo