Agricultura

Formación de apicultores

Introducción

La apicultura es una actividad agropecuaria orientada a criar abejas para prestarles cuidados con el objeto de obtener productos específicos. Los productos más representativos que obtiene el hombre en esta actividad es la miel, la cera, el polen, la apitoxina y el propóleo. Un beneficio indirecto producto de la actividad de pecoreo que realizan las abejas corresponde a la polinización que realizan los insectos.

Contenidos temáticos

  1. Caracterización de la miel
  2. La colonia de abejas
  3. Los productos de la colmena
  4. La colmena moderna
  5. Población de una colmena
  6. El equipo de protección y manejo
  7. Instalación de un apiario
  8. Técnicas de manejo de una colmena moderna
  9. Control de enjambrazon
  10. División artificial de una colmena

Desarrollo del tema

1. Caracterización de la miel

El crecimiento poblacional aunado a la diversificación de los mercados ha originado un cambio constante en las condiciones de comercio. Cada día, los requisitos que deben cumplir los productos, especialmente los alimentos, son más estrictos.

Aún cuando ciertos principios de calidad de los alimentos dependen de los gustos y exigencias del público, existen criterios generales para calificar un determinado producto. Actualmente, la demanda de los consumidores se orienta hacia productos que no perjudiquen su salud.

Dicho reclamo se fundamenta en los riesgos reales causados por sustancias que en forma accidental o inducida contaminan los alimentos, tales como antibióticos, plaguicidas, hormonas, fertilizantes agrícolas, conservadores, etc.

En este sentido, las nuevas condiciones del mercado requieren la adopción de sistemas de producción más eficientes y con estrictos controles de calidad.

Estos procedimientos deben considerar las actividades que se realizan en la obtención de la materia prima, hasta la venta del producto.

Su correcta aplicación no depende solamente de la implementación de programas gubernamentales, sino de la participación comprometida de productores, envasadores y comercializadores.

La miel es un alimento puro, natural y susceptible a contaminarse, ya que durante su producción interviene la mano del hombre.

Es por eso, que quienes participan en su producción, extracción, envasado y comercialización deben corresponder a la responsabilidad que implica participar en este proceso.

Este curso considera todas las fases del proceso de producción de miel, de acuerdo al siguiente diagrama:

También es importante que el apicultor conozca perfectamente qué son y cómo se adoptan las Buenas Prácticas de Producción de Miel, a fin de que las incorpore en su trabajo diario y las haga parte de su rutina.

La miel es un alimento con importantes cualidades. Posee acción bactericida y puede ser empleada como agente terapéutico en algunas afecciones y desequilibrios nutricionales del organismo.

La definición de la miel de acuerdo a la Norma del Codex para la Miel (Codex stan 12-1981, rev. 1997), dice: «Se entiende por miel la sustancia producida por abejas obreras a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de las plantas o de excreciones de insectos succionadores de plantas que quedan sobre partes vivas de plantas, que las abejas recogen, transforman y combinan con sustancias específicas propias, almacenan y dejan en el panal para que madure y añeje».

La miel no debe contener aditivos, sustancias inorgánicas u orgánicas extrañas a su composición, es decir todo aquello que no cumpla la definición antes citada, no puede denominarse miel.

Clasificación de la Miel

La Norma Mexicana NMX-F-036-1997 ALIMENTOS-MIEL-ESPECIFICACIONES Y MÉTODOS DE PRUEBA, clasifica la miel en las siguientes modalidades:

  • Miel en Panal: Es la miel que no ha sido extraída de su almacén natural de cera y puede consumirse como tal.
  • Miel Líquida: Es la miel que ha sido extraída de los panales y que se encuentra en estado líquido, sin presentar cristales visibles.
  • Miel Cristalizada: Es la miel que se encuentra en estado sólido o semisólido granulado como resultado del fenómeno natural de cristalización de los azúcares que la constituyen.

También establece que la miel debe designarse con el nombre de la región geográfica o topográfica, si ha sido producida exclusivamente en el área a que se refiere la denominación.

Asimismo, señala que debe designarse de acuerdo con el origen, como floral si la miel procede directamente de los néctares de las flores; de plantas o de mielada si procede principalmente de secreciones de partes vivas de las plantas; si procede total o parcialmente de esas fuentes en particular y si posee las propiedades organolépticas, fisicoquímicas y microscópicas que corresponden a dicho origen.

Aún cuando en dicha Norma no se hace referencia al destino final de la miel, éste puede clasificarse en dos: para consumo directo o como materia prima para la elaboración industrial de productos alimenticios (cereales, derivados lácteos, repostería, etc.).

Composición y Características de la Miel

La miel es una solución sobresaturada de azúcares simples donde predominan la fructosa y glucosa y en menor proporción, una mezcla compleja de otros hidratos de carbono, enzimas, aminoácidos, ácidos orgánicos, minerales, sustancias aromáticas, pigmentos, cera y granos de polen.

Las características organolépticas y fisicoquímicas del producto están muy asociadas con su origen geográfico y botánico.

De acuerdo a la Norma Mexicana NMX-F-036- 1997, ALIMENTOS-MIEL- ESPECIFICACIONES Y MÉTODOS DE PRUEBA, el color es variable por lo que puede ser blanca agua; extra blanca; blanca; extra clara ámbar; ámbar clara; ámbar y oscura.

La miel se oscurece con el envejecimiento y por la exposición a altas temperaturas. La magnitud de este proceso está influenciada por su origen botánico.

Su olor y sabor deben ser los característicos, pero el calentamiento a altas temperaturas y el envejecimiento pueden afectarlos.

La consistencia de la miel en sí puede ser líquida, cremosa o sólida. Puede estar parcial o totalmente cristalizada.

La miel generalmente cristaliza con el tiempo, este proceso es una característica natural altamente ligada a la composición de azúcares. Así, las mieles con mayor contenido de glucosa, generalmente cristalizan en forma más rápida.

2. La colonia de abejas

Las abejas son insectos del orden los Himenopteros, pertenecientes al género APIS y especie MELLIFERA. Las abejas viven en grandes sociedades llamadas colonias perfectamente organizadas, donde cada individuo realiza una función determinada de acuerdo a su edad y desarrollo físico.

En la apicultura la colonia es introducida en una caja construida por el hombre llamada colmena, ello permite criar las abejas de manera racional para beneficio económico del hombre.

Dentro de la colonia se observan tres categorías de individuos:

La colonia además alberga en diferentes estados de desarrollo huevos, larvas y pupas).

La reina

Cada colonia de abejas tiene una reina. La reina es una hembra. Su tarea más importante es poner huevos. De los huevos nace la cría también llamadas larvas.

Después de cinco días de vida, la reina virgen alcanza la madurez sexual y sale de la colmena para hacer su vuelo de fecundación. Al volar encuentra y se aparea con varios zánganos, o machos. Estos dejan su semen en la reina.

La reina tiene dentro de su cuerpo una bolsa llamada espermateca, en la cual puede almacenar suficientes espermatozoides para el resto de su vida.

En una semana puede salir dos o tres veces de la colmena para hacer su vuelo de apareamiento.

La reina regresa a la colmena después de hacer su vuelo de fecundación y en una semana empieza a poner huevos. La reina pone huevos todos los días del año.

Durante el flujo principal de néctar pone hasta 1,500 huevos por día. Así aumenta la población de abejas.

Una vez que empieza a poner huevos después de su vuelo de fecundación, ya no sale de la colmena para fecundarse otra vez.

Cuando la colonia tiene una buena reina, las abejas son laboriosas. Pero si la reina tiene problemas físicos que la limitan o impide su postura o bien es demasiado vieja para transmitir los mensajeros químicos que mantienen a la colonia organizada, las abejas, se ponen nerviosas y, si es necesario la matan y hacen una nueva reina.

Los zánganos

Los zánganos son los machos de la colonia. Durante los meses en que hay flores, existe mayor abundancia de zánganos en cada colonia, ya que son temporadas de reproducción. La tarea de los zánganos es fecundar a la reina virgen. Los que la fecundan mueren, esto asegura no caer en una consanguinidad.

Cada ciclo de floración, la reina pone huevos de zángano. Las obreras mantienen a los zánganos únicamente durante los meses del año en que son de utilidad, apareare con las reinas vírgenes.

Las obreras

La abeja obrera, al igual que la reina, es una hembra, pero no se ha desarrollado para la reproducción.

En casos muy especiales y cuando falta la reina, sus ovarios se desarrollan y consiguen poner huevos, pero al no ser fecundados, nacerán solamente zánganos.

La abeja obrera, sin embargo, posee otros órganos que no se encuentran ni en la reina ni en los zánganos, que le permiten realizar las innumerables tareas relacionadas con la vida de la colonia.

Ellas son las encargadas de efectuar todos los trabajos dentro y fuera de la colmena, los cuales realizan de acuerdo a la edad y al desarrollo glandular.

Veamos como la abeja obrera reparte sus responsabilidades a lo largo de su vida:

EDAD (en días)

  • Del 2° al 3° Limpia los panales de la colmena, dando calor a los huevos y larvas.
  • Del 4° al 12° Prepara y cuida de la alimentación de las larvas (por este motivo y a esta edad son llamadas abejas nodrizas). También produce jalea real.
  • Del 13° al 18° En este período produce cera y construye los panales. También están capacitadas de ser necesaria la crianza de una nueva reina a través de la construcción de la celda real, llamada “cacahuate” por su forma.
  • Del 19° al 20° Defiende la colonia apostándose a la entrada de la colmena, no permitiendo la entrada de insectos extraños o abejas de otras colonias.
  • Del 21° al 38°/42° Recolectan en el campo néctar, polen, agua y propóleos para cubrir las necesidades de la colonia.

La duración de vida de la abeja obrera depende de la cantidad de trabajo que realiza. En época de cosecha, debido al exceso de labores, vive sólo unas 6 semanas. Fuera de esta época pueden vivir hasta 6 meses.

Desarrollo de las abejas
Periodos de desarrollo de las 3 categorías de abejas


Cada casta de abejas tiene un período diferente de desarrollo y son criadas en diferentes celdas.

3. Los productos de la colmena

Todos los productos originarios de las abejas tienen un beneficio económico, alimenticio y medicinal para el hombre. Vamos a ver que son y para que sirven cada uno de estos productos:

La miel

Es una sustancia azucarada que las abejas producen a partir del néctar que recogen de las flores. Es el alimento básico de las abejas y a través de él adquieren energía necesaria para desarrollar todas las actividades de la colonia. Por su alto contenido en azúcares, la miel es una fuente de calorías.

La cera

Es un producto que a través de las glándulas cereras producen las abejas entre su 13° y 18° día de edad. La utilizan para construir los panales sobre los cuales la reina depositará los huevos y las abejas almacenarán la miel y el polen.

También la ocupan para sellar las celdillas con larvas hasta el momento de nacer. Así como la miel madura, la materia prima para producir cera es la miel, y las abejas necesitan consumir de 6 a 7 kg. de miel para producir 1 kg. de cera. El hombre utiliza la cera para hacer velas, aceites y artesanías en general, etc.

La jalea real

Consiste en una sustancia que las abejas jóvenes segregan entre su 4° y 12° día de edad para alimentar a las larvas durante sus 3 primeros días y a la reina durante toda su vida.

Las materias primas necesarias para su elaboración son el polen, la miel y el agua, las cuales al ser consumidas por las abejas se transforman en jalea real por la acción de las glándulas hipofaríngeas. La jalea es rica en vitamina B.

El propóleo

Es una especie de resina que las abejas recogen del tronco de algunos árboles. El propóleos es un producto muy importante para la colmena, ya que a través de él se aseguran el calor y mantienen una perfecta higiene.

En algunos países se utilizan los extractos de propóleos en el campo de la medicina como cicatrizante, bactericida y fungicida.

El polen

Es el elemento masculino de una flor. Aunque no es un producto elaborado por las abejas, el polen es de suma importancia para el crecimiento y la reproducción de la colonia, ya que gracias a él obtienen los elementos necesarios para formar los músculos, órganos vitales, alas, pelos y reponer los tejidos desgastados. Es rico en proteínas, lípidos, vitaminas y minerales.

El veneno

El veneno es producido por el propio cuerpo de la abeja obrera y lo utiliza exclusivamente como arma de defensa contra animales, insectos, personas y todo aquello que amenaza el funcionamiento de la colonia. Se utiliza para atender la reuma, artritis, dolor de huesos, etc.

Polinización

La polinización consiste en el transporte de los granos de polen de una flor a otra. Esta acción permite que se ponga en contacto el elemento masculino y femenino de la flor, para dar vida a una nueva semilla o fruto y así garantizar la reproducción de las especies vegetales.

En la naturaleza, este transporte se efectúa a través del viento, la lluvia, los pájaros, etc., pero el agente polinizador más importante lo constituyen las abejas.

La polinización representa un beneficio para el agricultor, que ve aumentar en cantidad y calidad sus productos.

4. La colmena moderna

Una colmena es el lugar donde habita una colonia o familia de abejas. El conocimiento que tenemos de la vida de las abejas ha sido posible gracias al desarrollo de una colmena técnica. Existen diferentes tipos de colmenas modernas.

El tipo de colmena más usada es conocida como la colmena tipo Jumbo y Langstroth, que consta de lo siguiente:

Techo:

Sirve para cubrir la colmena y protegerla de la intemperie y la lluvia. El techo está cubierto con una lámina de chapa galvanizada.

Tapa:

Sirve para cerrar la colmena. Debe ser resistente para facilitar su remoción en las revisiones que periódicamente se realizan.

Alza:

Son cajas con sus correspondientes panales, se colocan sobre la cámara de cría para que las abejas almacenen miel.

Si la colmena es fuerte la cámara de cría está llena, la reina subirá a la primera alza en busca de espacio donde depositar los Huevos. Esto ocurre principalmente en épocas de floración cuando la colonia está en su máximo apogeo.

El alza tipo Jumbo tiene ocho bastidores en el caso de la Langstoh la cámara de cría se utiliza a manera de alza.

Piso:

Llamado también fondo de la colmena, es donde se asienta la cámara de cría. En su parte libre denominada piquera es por donde las abejas entran y salen de la colmena.

En épocas de poca floración esta abertura se debe reducir para evitar que otras abejas puedan entrar a robar la miel así como plagas y otros enemigos de las abejas.

Cámaras de cría:

Es el primer cuerpo de la colmena y contiene los panales centrales con cría y los laterales con miel y polen. La cámara de cría tiene diez bastidores.

Bastidores o panales:

Estos consisten en cuadros que se colocan dentro de la cámara de cría y las alzas. Quedan suspendidos en un rebaje hecho en las partes superior e interna de las paredes frontal y posterior de cada caja.

Dentro de los bastidores se le colocan alambres horizontales por unos orificios que tienen las piezas laterales del bastidor se les pasa corriente eléctrica calentándose e incrustándose las láminas de cera. Estas láminas forma la guía del panal y las abejas construyen sus celdas a ambos lados de ellas.

Usted puede adquirir todas las partes de la colmena, así como los bastidores alambradas y laminados, en los Centros Avícolas especializados del país.

En un futuro, si usted tiene habilidades de carpintería, puede construirse sus propios materiales, guiándose por una colmena completa que le servirá de modelo.

5. Población de una colmena

Una vez que usted posee la colmena con sus partes básicas, tiene que conseguir la familia o colonia de abejas que la habite. Para ello, puede comprar un núcleo.El núcleo de abejas consta de:

  • 3 panales con cría sellada, larvas y huevos
  • 1 panal con miel y polen
  • 1 reina fecundada de origen europeo
  • Todos los bastidores deben quedar cubiertos de abejas, lo que equivaldría a unas 8,000 abejas, con un peso aproximado de 1 kg. de abejas.

La colonia consta de:

  • 6 panales con cría sellada, larvas y huevos
  • 4 panales de miel y polen
  • 1 reina fecundada de origen europeo
  • 2 Kg. de abejas.

Las celdas de obreras donde se crían las obreras, son las más pequeñas.

Las celdas de zánganos son más grandes que las celdas de obreras. Tanto unas celdas como otras pueden ser usadas también para almacenar miel y polen.

También como opción para poblar sus colmenas:

  • Si usted ya posee alguna colmena fuerte, puede dividirla en dos. Más adelante explicaremos de qué manera hacerlo.

Nota: Para el principiante no se aconseja adquirir núcleos, Sino colonias. Los núcleos necesitan un buen manejo y Practica en apicultura para lograr su desarrollo.

6. El equipo de protección y manejo

El equipo de protecciónEn la apicultura moderna el equipo de protección del apicultor es importante, sobre todo cuando se trata de trabajar con abejas africanizadas, las cuales son muy defensivas.

Las abejas defienden sus colonias y pueden picar a las personas que las manejan.Para evitar esto los apicultores usan ropa especial. Estas son las partes del equipo de protección del apicultor:
El velo

El velo sirve para proteger la cabeza y la cara del apicultor. Consta de una careta de malla mosquitero negra que permite ver contra el reflejo del sol y el resto del es una pieza que puede ser de diferentes materiales desde una trama de hilo cáñamo hasta manta, en la parte inferior de esta tiene una jareta que permite pegarlo al cuerpo.

El overol

El overol es un vestido de una sola pieza, es decir, que el pantalón y la camisa van unidos. A las abejas les molesta la ropa de color negro, rojo o verde oscuro. En cambio la ropa de color blanco no les molesta.

La ropa debe ser de algodón porque no molesta a las abejas tanto como la de lana o la de cuero. Los olores de los animales, que quedan en la lana y el cuero irritan a las abejas.

Es conveniente lavar el overol con alguna frecuencia, dependiendo del uso que se le dé. El overol debe guardarse seco, de ser posible es mejor guardarlo colgado, o bien doblado, de esa manera puede ser útil durante más tiempo.

Los guantes

Los guantes tienen que ser de cuero liso y suave. Estos sirven para protegerse las manos. Igual que otros equipos, los guantes deben lavarse cada vez que están sucios y guardarlos secos, colgados o bien doblarlos.

Botas o zapatos altos

Las abejas pueden picar los pies. Para evitarlo se usan las botas o los zapatos altos. Esto le ayuda a protegerse los pies. No es recomendable usar guaraches cuando va a trabajar con las abejas.

El equipo de manejo

Es muy importante tener las herramientas necesarias para trabajar las colmenas.

Las imprescindibles son:

Un ahumador
Una cuña

El ahumador

Para el manejo de una colmena, esta herramienta es absolutamente necesaria. Produce humo con la finalidad de controlar a las abejas, haciéndolas huir de las partes de la colmena que se quiere examinar.

Combustible:

Se puede usar una variedad de cosas como material combustible. Algunos apicultores queman olotes secos. Otros queman astillas de madera, pedazos de cartón, etc.

Es muy importante no quemar materiales que tengan olores fuertes, como pino, plástico o hule, también es importante no usar gasolina o diesel para encender el ahumador, ya que irritan a las abejas.

EN UN APIARIO DE PRODUCCION CON ABEJAS AFRICANIZADAS ES MUY IMPORTANTE TRABAJAR EN PAREJA. Una de las personas se encarga de echar humo para mantener el control de las abejas y la otra irá examinando la colmena.

Uso del ahumador – Trabajo en pareja.

Debido al proceso de africanización, el trabajo en pareja y el manejo adecuado del ahumador, se hacen indispensables, NO SE DEBE ENTRAR AL APIARIO SI NO SE TIENE UN BUEN AHUMADOR.

Para esto proceda así:

  1. Encienda un poco de su material combustible y arrójelo al fondo del ahumador.
  2. Atize con el fuelle y cuando tenga una buena flama, rellene, poco a poco, y sin dejar de atizar, el ahumador con más combustible. Siga atizando hasta obtener gran cantidad de humo.
  3. Al entrar al apiario, una vez puesto su equipo de protección y bien encendido el ahumador, se procederá a ahumar todas las piqueras de las colmenas del apiario para después empezar a revisarlas una a una, haciendo una persona la revisión y la otra manejando el ahumador.

Espátula

Consiste en una pieza de acero afilada por un extremo para separar todas las partes de la colmena que están adheridas con propóleos. El otro extremo de la cuña tiene una forma redonda y sirve para raspar la cera que se encuentra adherida en las paredes de la colmena. Cuando se está trabajando con las colmenas, ésta herramienta se debe tener todo el tiempo a la mano.

7. Instalación de un apiario

Ya sabemos que un apiario es un conjunto de colmenas (entre 25 y 30) colocadas en un lugar apropiado para la producción de miel, jalea real, propóleos y acopio de polen.

Del lugar y condiciones que usted ofrezca a las abejas dependerá que los resultados sean satisfactorios, tanto para el apicultor a través del beneficio económico que obtendrá, como para las abejas que se fortalecerán y desarrollarán la colonia, acoplando abundancia de miel y polen.

Dado que en casi todo el territorio nacional ya se encuentra la abeja africanizada y han comenzado a darse problemas serios con ataques y muerte de animales y personas, nos vemos obligados a tomar medidas que hasta hace unos años no eran necesarias, tales como instalar o reubicar nuestros apiarios en zonas que ofrezcan el máximo de seguridad, tanto para nosotros como para terceras personas y animales.

Al colocar nuestros apiarios, los principales factores a tener en cuenta son:

  • Ubicar el apiario cerca de donde exista abundancia de flores, ya que de ellas depende la producción de miel y polen. Las abejas dominan una zona de 2 a 3 Km. sin embargo cuanto más cerca se encuentren de las flores será más rápido el transporte de néctar y gastarán menos energía. El resultado será un rendimiento mayor.
  • La colmena se orientará de manera que el sol dé en la piquera cuanto antes, porque ello incentivará a las abejas a empezar a trabajar más temprano.
  • Cada colmena se colocará en bases individuales que pueden ser de cemento, piedras, etc.
  • Evitar lugares húmedos, y si es una región de mucho calor, ubicar las colmenas en áreas sombreadas, pero sin ser sombra cerrada.
  • El lugar donde se coloquen las colmenas debe estar limpio para evitar que se alojen hormigas u otros enemigos de las abejas. La colmena se coloca sobre una base resistente que tenga una altura mínima de 20 cm. del suelo.
  • El agua es vital ya que las abejas acarrean grandes cantidades de este líquido. Por eso es importante que exista agua corriendo y potable en un radio no mayor de 200 m del apiario. Aguas estancadas y contaminadas son focos de enfermedades.
  • El apiario debe situarse en un lugar nivelado y seco, donde se pueda transitar libremente por detrás de las colmenas para realizar las diferentes actividades de manejo.
  • Proteger el apiario de vientos fríos y fuertes con la instalación de arbustos o barreras naturales que formen cercas vivas.

Nota: Zonas con mucho viento, sin ninguna protección no sirven para apiarios.

  • El terreno debe ser de preferencia plano. Si el lugar tiene cerro, no deben colocarse las colmenas en la cima, sino al pie del cerro, así se evitará que las abejas tengan que subir cargadas, gastando el doble de energía y tiempo, afectando, en consecuencia, la producción.
  • Para garantizar la buena producción de las colmenas, se sitúan los apiarios a una distancia mínima de 3 Km. entre uno y otro.
  • La separación entre las colmenas dentro de un apiario debe ser de 1.5 m de distancia entre una y otra.
  • El apiario debe situarse como mínimo a 300 metros de distancia de viviendas, vías públicas y paso de animales.

Nota: Respetar las distancias es de suma importancia para evitar accidentes en el manejo de abejas africanizadas.

8. Técnicas de manejo de una colmena moderna

Para revisar una colmena, debe de haber un motivo específico que es la base para que el apicultor sepa como se encuentra la colonia y así satisfacer sus necesidades. Con la práctica y a través de la observación podrá comprobar:

  • Existencia de reina
  • Postura y calidad de la reina
  • Necesidad de cambio de reina
  • Enfermedades de la cría y de las abejas
  • Cantidad de provisiones (miel y polen)
  • Necesidad de alimentación y curación
  • Falta de espacio en cámara de cría y falta de alzas
  • Peligro de enjambrazón
  • Posibilidad de cosechar

Teniendo numeradas las colmenas, usted tendrá una ficha de registro por colmena y allí apuntará las revisiones efectuadas. Así sabrá exactamente el estado de sus colmenas.

La revisión debe ser periódica y en las mejores condiciones climáticas, como son los días soleados y cálidos y a las horas en que la mayoría de las abejas andan en el campo. Esta se debe intensificar en épocas de escasez de néctar, que es cuando las colonias tienen que ser más alimentadas y están más expuestas a enfermedades y plagas.

Nota: Nunca se coloque delante de la piquera.

Como revisar una colmena.
Pasos para la revisión

Así pues, cuña y ahumador en mano la persona que revisará la colmena se ubicará en la parte lateral de la misma. Nunca se debe colocar enfrente de la entrada en la piquera porque dificultará la entrada y salida de abejas, provocando su defensibilidad, resultando difícil la revisión de la colmena.

  • Echar tres o cuatro veces humo a la piquera de la colmena que vamos a revisar así como a las colmenas que se encuentran a los lados de ésta para que las abejas no se alteren demasiado.
  • Quitar el techo y colocarlo en el suelo y hacia arriba para colocar las alzas en forma esquinada, en caso de que la colmena tenga alzas.
  • Levantar con cuidado la tapa con ayuda de la cuña, echando humo por el hueco que se haya abierto y seguir echando humo hasta levantar la tapa por completo, la que se colocará a un lado de la colmena en el suelo y hacia arriba.
  • De igual forma y en caso de que la colmena tenga alzas, se irán quitando una a una y se colocarán sobre el techo que previamente hemos puesto en el suelo.
  • Se aflojan con la cuña los bastidores, sacando de preferencia el segundo bastidor, contando a partir del lado de la colmena más cercano al apicultor, sacándolo con firmeza pero con cuidado y sin movimientos bruscos.
  • Al revisar este primer bastidor que hemos sacado, se buscará a la reina y en caso de que no se encuentre, colocamos el bastidor fuera de la caja, recargado en una esquina.
  • Acto seguido se procederá a sacar y revisar uno por uno los bastidores de la cámara de cría, echando humo por encima de los bastidores cada vez que sea necesario calmar a las abejas y recordando comprobar los nueve puntos mencionados al inicio del capítulo. El reacomodo de los bastidores deberá quedar de la manera siguiente.

Nota: Nunca echar humo directo sobre los panales.

  • De ser necesario por si las abejas están bravas y para evitar ataques, se cubrirán las alzas con la tapa. Hecho esto, tendremos al alcance la cámara de cría, la que se procederá a revisar de la siguiente manera:
  • Proceda en la revisión básica a satisfacer las necesidades que tenga la colmena, como curación, cambio de bastidores viejos, sustitución de reina, etc.
  • Ya revisada la cámara de cría y acomodados los bastidores tal y como estaban en un principio, colocamos las alzas con cuidado para no aplastar abejas. Para ello siempre echamos humo.
  • Se sacuden las abejas que se encuentren en la tapa y se coloca en la colmena.
  • Por último sacudimos en la piquera las abejas que se encuentren en el techo y lo colocamos.
  • Al terminar de revisar cada colmena es bueno escribir los detalles en la ficha de registro.

9. Control de enjambrazon

Llamamos enjambrazón a la manera natural de multiplicarse una colonia de abejas y este hecho constituye uno de los mayores obstáculos en la producción apícola.

La enjambrazón se produce principalmente en el periodo de más abundancia de flores y polen, cuando el desarrollo de la colonia está en su más alto nivel.

Si el espacio dentro de la colmena no es suficiente para albergar el creciente número de abejas, una parte de ellas con la reina abandonan la colmena, quedando ésta debilitada, con la mitad de abejas.

El resultado es que vamos a perder una parte importante de la producción.

Los principales signos de enjambrazón son:

  • La construcción de celdillas reales.
  • El apelotonamiento de abejas fuera de la colmena.

Las medidas que usted puede tomar para evitar que una colonia se prepare para enjambrar son:

  • Dar el suficiente espacio a la colmena en épocas de floración, de manera que la reina tenga suficiente lugar donde hacer su postura, añadiendo alzas para que las abejas tengan bastantes panales donde almacenar su miel y polen.
  • Mantener reinas jóvenes de origen europeo procedentes de criaderos comerciales que no tengan tendencia enjambradora.
    En la época de calor, mantener la piquera completamente abierta.
  • Durante la revisión de la colmena, destruir las celdillas reales en caso de que se encuentren.

10. División artificial de una colmena

La naturaleza ha creado un instinto natural de reproducción en todas las especies, garantizando así su propia existencia.En el mundo de las abejas, este instinto natural de reproducción de la especie lo conocemos por el nombre de enjambrazón.

En la apicultura tecnificada el hombre aprovecha este instinto para ampliar sus apiarios. Es lo que llamamos división artificial de una colmena y se trata de obtener dos colonias de una.

Para un buen desarrollo de la nueva colonia, la división debe realizarse en épocas favorables, eligiendo las colmenas que tengan las siguientes características:

  • Buena reina.
  • Población abundante.
  • Existencia de provisiones abundantes de miel y polen.
  • Conocer la época apropiada para dividir ya que ésta varía de una región a otra.

Por esto debemos:

  • Hacer la división al final de las cosechas.
  • Preparar material y equipo que se requiera.

En todos los casos es indispensable suministrar alimentación artificial a la división para estimular el desarrollo de la nueva colmena y en lo posible introducir una reina de origen europeo fecundada y de criadero comercial.

Pasos a seguir para dividir una colmena

  • Si usted tiene una colmena fuerte, con abundante cría y provisiones de miel y polen, puede proceder a dividirla. A esta colmena la llamaremos A y a la que vamos a obtener la llamaremos B.
  • Cambie de lugar la colmena A dentro del mismo apiario a unos 3 metros del lugar original.

Nota: Echar unas dos veces humo sobre la colmena para que las abejas se tranquilicen y poder trasladar la colmena a su nuevo lugar.

  • En el lugar donde se encontraba la colmena A, coloque la colmena B a la cual empezarán a llegar las abejas que andan en el campo pecoreando.
  • En la colmena A localice la reina y captúrela para asegurarse que queda en la colmena A. Logrado esto se procederá al reparto de material.
  • En la colmena A quedará la reina, todas las abejas jóvenes, los bastidores con cría operculada y la mitad de las provisiones de miel y polen. Se completará el espacio con bastidores de cera estampada.
  • En la colmena B quedarán todas las abejas pecoreadoras, todos los bastidores con huevos y larvas, un bastidor de cría operculada para asegurar nodrizas, la mitad de las provisiones de miel y se introducirá una reina fecundada de origen europeo completando el espacio con marcos de cera estampada.
  • Es recomendable reducir la piquera de todas las divisiones para evitar el pillaje.

Conclusión

Las abejas son esenciales para la vida humana en este planeta, pero la triste y aterradora verdad es que están desapareciendo rápidamente. Para ayudar a proteger y salvar a estas criaturas y también a preservar nuestra propia forma de vida, es de suma importancia que todos nos eduquemos a nosotros mismos y a los demás sobre qué es exactamente lo que hace que las abejas sean tan increíbles y tan integrales para la vida.

Mantener a las abejas ayuda a fortalecer el acervo genético al agregar abejas sanas a la población. ¡No solo eso, sino que solo dos colmenas pueden polinizar todo un jardín de tamaño mediano para obtener plantas prósperas!

Obtén tu reconocimiento digital

  1. Realiza tu evaluación de conocimientos: forms.gle/fSU4heesXhFDQxwk8
  2. Si aprobaste la evaluación en línea, solicita tu reconocimiento digital el cual te permitirá evidenciar lo aprendido. El reconocimiento es otorgado por LaEdu.digital

Solicita tu reconocimiento digital

Para mayores informes del servicio: https://laedu.digital/reconocimientos-digitales/