Agricultura, Silvicultura, Pesca y Veterinaria

Inseminación artificial en bovinos

Contenidos temáticos

  1. Conceptos generales
  2. Aparato reproductor de la vaca
  3. Métodos de conservación del semen
  4. Cuidados del termo de semen
  5. Técnica de inseminación recto cervical
  6. Ventajas de la inseminación artificial

Desarrollo del tema

1. Conceptos generales

La inseminación artificial es usada en animales para propagar buenas cualidades de un macho en muchas hembras. Es especialmente empleada en caballos, vacas, cerdos, perros con pedigrí y abejas. El semen es recolectado, refrigerado o/y congelado, y enviado a la ubicación de la hembra.

Para conservar el semen se diluye en una solución que contiene los componentes necesarios para mantener la viabilidad de los gametos tales como azucares (usualmente fructosa), sales y sustancias tamponadoras, así como nutrientes tales como los aportados por la yema de huevo o la leche descremada.

Si las muestras son congeladas, necesitan de la adición de agentes crioprotectores como el glicerol para conservarlo mejor. También se le añade antibióticos para controlar el crecimiento bacteriano y disminuir el riesgo de contaminación bacteriana.

La inseminación artificial de animales de granja es una técnica reproductiva de uso muy común. Lo que permite un uso más amplio del potencial genético del animal ya que puede servir a un número mayor de hembras reproductoras.

Un macho bovino, en monta natural o dirigida puede preñar anualmente hasta 80 hembras, gracias a la inseminación artificial, de un macho es teóricamente posible obtener hasta 14.600 crías anuales, diseminando sus genes en todos ellos.

2. Aparato reproductor de la vaca

Está dividido en ovarios, oviductos, útero, vagina y vulva.

Ovarios: encontramos dos uno derecho y otro izquierdo, están ubicados en la cavidad abdominal en la vaca y en la cavidad pelviana en la vaquillona. El tamaño es el de una aceituna, o almendra. Su función es de producir los óvulos maduros para la futura fecundación y a su vez se encarga de segregar la hormona estrógeno, sustancia química que se vuelca a la sangre y se encarga de producir el celo.

Oviducto o Trompas de Falopio: existen dos, uno por cada ovario, es un canal que recibe a los óvulos maduros y los vuelca al útero para su posterior fecundación por los espermatozoides. Son del tamaño de una paja de trigo con un trayecto sinuoso y que comunica el ovario en donde comienza ensanchándose en forma de embudo y finaliza desembocando en los cuernos uterinos.

Útero: conocido también como matriz, está constituido por: Dos cuernos, uno de cada lado, que se comunican con las trompas de Falopio u oviductos y por el otro lado con del cuerpo del útero, su forma se asemejan a los cuernos de un carnero de forma de espiral y miden 25 a 40 cm, en el interior de alguno se desarrolla el embrión.

Cuerpo: de 2 a 3 cm se ubica a continuación de los cuernos siendo el punto de encuentro de los dos cuernos, conformando en conjunto una Y. Cuello: De consistencia semicartiloginosa se ubica a continuación del cuerpo y se comunica con la vagina en su parte posterior, mide unos 8 a 10 cm, con un diámetro de 2 a 6 cm según sea vaquillona o vaca, su terminación tiene una forma de flor radiada conocido con el nombre de hocico de tenca que se encuentra abierto en el momento del celo y sale un líquido semejante a la clara de huevo. Tiene un trayecto muy irregular y en su interior se encuentran unos pliegues que tienen forma de anillos en número de tres a cinco que son identificados al tacto por el inseminador y le cuesta pasarlo con la pipeta o jeringa.

Vagina: continuando hacia atrás y siendo el canal que conecta al cuello del útero con el exterior llegando hasta la vulva, su longitud es de 25cm siendo un tubo aplanado de arriba hacia abajo y el que aloja al pene en la cópula o coito y donde se deposita el semen. En el piso de la misma se encuentra el orificio uretral al cual debemos tener presente a la hora de introducir la pipeta o jeringa de inseminación.

Vulva: se ubica como la manifestación exterior del aparato reproductor y está constituido por los labios mayores y menores. En su piso y en el límite entre la vagina y esta se encuentra el divertículo sub-uretral y delante de este se encuentra el orificio de la uretra que comunica con la vejiga. También encontramos en el piso el clítoris que es el vestigio del órgano reproductor masculino.

Figura 1. Vista lateral, sistema reproductor femenino. Fuente: http://www.produccion-animal.com.ar/

3. Métodos de conservación del semen

Existen diferentes formas de utilizar el semen en la inseminación artificial, siendo el más utilizado el congelado en sus diferentes presentaciones. Siempre se busca no dañar el material seminal necesario para alcanzar el objetivo de preñar a la hembra, por eso se hace necesario trabajar en la conservación del semen con la metodología más moderna y eficiente.

Semen congelado: es el más frecuente ya que permite largos periodos de conservación. Las presentaciones que están difundidas son las pastillas, las pajuelas y las ampollas.

Pastillas: se presentan conteniendo entre 0,1 0,2 ml de semen diluido con una concentración de 30 millones de espermatozoides. Debemos saber que entre el proceso de congelado y descongelado de la pastilla de produce una pérdida de 40/50% de espermatozoides, con lo cual el numero de 30 nos asegura los 14 millones vivos por inseminación.

Tienen como ventajas los costos para su elaboración y el poco espacio que ocupan para su conservación. Aunque se avanzó en la identificación de las pastillas la misma es poco segura. También la contaminación de las mismas se da por no tener película protectora. En el momento del descongelado para su uso es más complicado que las pajuelas, con lo cual su uso está siendo reemplazado por las pajuelas.

Pajuelas: esta técnica consiste en colocar el semen en un tubo muy fino, sellado en una de sus puntas y en el otro protegido por un embolo de algodón, conteniendo entre 0,25/0,50 ml. Con una concentración de espermatozoides de 20/30 millones por pajuela. Teniendo en cuenta la seguridad que representa esta técnica en tener que diluir el material en la manga y solamente proceder a descongelarlo, ha superado a los otros métodos y su uso es el más difundido actualmente.

Semen fresco o refrigerado: por su imposibilidad de conservarlo por mucho tiempo es una técnica que ya casi no se usa.

4. Cuidados del termo de semen

El termo para almacenar el semen representa una inversión importante y por lo tanto debe recibir los cuidados adecuados. El tanque del termo utiliza nitrógeno líquido para mantener congelado al semen a una temperatura de -196º C.

El recipiente está construido por una doble pared con un espacio vacío entre la pared interior, que es un contenedor de una sola pieza de aluminio vaciado y extruido, sin soldaduras, esto asegura una temperatura uniforme en todo el recipiente. Y la exterior.

El nitrógeno líquido continuamente se evapora, dichos vapores que se forman en la cavidad interior también están a -196º C. Cuando se levanta un canastillo y luego se baja para tomar portapajuelas o un gobelete, esta maniobra se debe hacer con mucho cuidado y con rapidez para evitar que se descongele el semen y verse afectada la motilidad espermática.

Almacenamiento

Debemos proteger el termo colocándolo en una caja de madera que amortigüe los golpes en los movimientos y además previene que la humedad se acumule bajo el tanque, dándole una mayor vida de duración. Un simple orificio microscópico puede destruir el vacío entre la pared externa y la interna. Utilice siempre el tapón adecuado chequeando periódicamente el tapón para ver que no esté tapado con humedad congelada acumulada. Al nitrógeno que se evapora se le debe permitir la salida evitando que la presión dentro del tanque aumente y dañe la unidad. Se debe ser muy cuidadoso cuando se transporta el termo con semen, evitando que se caiga o esté bailando en la parte posterior de la camioneta, evite sacudirlo en forma innecesaria y utilice el seguro de la tapa.

Fallas del termo

Si es tratado en forma adecuada, un tanque de semen debe retener su vacío por siete a diez años. Aun cuando algunas unidades fallan de improvisto la mayoría de las unidades van fallando poco a poco dando suficiente tiempo de aviso. Aquí hay algunas sugerencias para prevenir y detectar las fallas de los termos:

  • Tome lecturas frecuentes de los niveles de nitrógeno.
  • Anote las cantidades de nitrógeno que está demandando diariamente su termo.
  • Observe signos de fallas mecánicas. La presencia exterior de hielo, es un buen indicador de que existe un problema resultante de una grave pérdida de vacío entre la pared exterior y la pared interior.
  • Sin la protección del vacío el nitrógeno ebulle y escapa con facilidad. Un buen tanque sonará parecido a una campana cuando se le golpea de lado con una moneda o una llave, mientras que un tanque en malas condiciones no tendrá este sonido cuando se toque.

5. Técnica de inseminación recto cervical

Póngase el guante de plástico y lubrique la manga con agua.

Tome toallas de papel.

Acérquese a la vaca despacio. Hágale saber que usted está allí. Sea tan cuidadoso como pueda. No golpee, abuse o excite a la vaca, o haga algún ruido innecesario.

Utilizando la toalla sujete la cola.

Después de haber limpiado el recto de cualquier exceso de excremento, con cuidado limpie la vulva y los labios de la misma con una toalla de papel. Esto debe de hacerse con suavidad. Tenga cuidado para que ni excremento ni residuos sean forzados al interior de la vulva. Vigile que los bordes de las toallas no irriten o rasguñen.

Inserte la pistola francesa al tracto reproductivo.

Los labios de la vulva pueden ser abiertos ligeramente para permitir una inserción limpia de la pistola. Esto puede hacerse aplicando una ligera presión hacia abajo y hacia atrás con la palma de la mano y la muñeca en el recto, justo dentro de la apertura.

La pistola debe de ser introducida a la vagina lo más lejos posible sin que toque los labios de la vulva. Esto puede hacerse si la vulva está perfectamente limpia y se sigue el procedimiento arriba indicado.

El paso de la pistola por la vagina debe ser lo más suave posible. Los primeros centímetros la pistola debe de estar ligeramente dirigida hacia arriba con el objeto de no introducirla dentro de la vejiga, luego nivele la pistola en lo que resta del pasaje hasta el cérvix o cuello del útero.

A medida que la pistola es pasada por la vagina, mueva la mano izquierda que está dentro del recto hacia adelante. Esto debe de hacerse en forma simultánea.

Cuando la pistola francesa se detenga, la punta de la pistola debe de haber llegado al cuello del útero.

Deposite el semen lentamente para asegurar que todo el semen salga de la pistola francesa.

  • No realice la inseminación con prisa. Esta es una actividad en la que no queremos correr. Es un paso crítico e importante.
  • Retire la pistola francesa y la mano con el mismo cuidado con el que entró.
  • Doble con cuidado la punta de la funda con la mano enguantada y desatornille el émbolo de la pistola. Coloque la pistola francesa nuevamente en su camisa. Mientras todavía se encuentra sujetando la funda quítese el guante. Dentro de guante debe de permanecer la funda.
  • El guante y la funda pueden ser incinerados.

6. Ventajas de la inseminación artificial

Mejor aprovechamiento del macho: por ejemplo un toro en monta natural deposita en la hembra todo el semen producido en una eyaculación, en cambio con inseminación artificial ese semen puede ser diluido y alcanzar para 1400 vacas y también congelarse y preservarse en el tiempo.

  • Mejoramiento genético más rápido.
  • Es más económico que tener un macho de monta libre.
  • Evita la transmisión de enfermedades venéreas.
  • Aumenta la fertilidad del rebaño por ser más controlada que la monta natural.
  • Permite usar machos con excelentes características pero con algún problema físico no hereditario (quiebre o daños en extremidades, ciegos, etc.).
  • Uso de machos a grandes distancias mediante semen congelado.

Recurso didáctico de apoyo