Historia universal contemporánea

Procesos históricos actuales en el entorno mundial

La caída del muro de Berlín y el quiebre soviético

El sistema comunista ruso tenía su propia evolución en su territorio, donde se iban sucediendo en el poder líderes del Soviet Supremo, que enfrentaban crisis internas, ya sea por la lucha por el poder dentro del partido comunista o la disidencia de la gente, sobre todo intelectuales rusos, que criticaban la falta de democracia y la represión del régimen.

Los países del bloque soviético también buscaban más libertades, mejores condiciones y que su nación quedara libre del dominio y militarismo de la URSS.

Sistema comunista ruso. Se aprecia el dominio de los soviéticos desde la zona de Alemania del Este, donde el muro marcaba el inicio del territorio del sistema socialista.

Al inicio del modelo soviético la URSS fue teniendo una recuperación de su economía, los niveles de alfabetización impulsaron su desarrollo científico y tecnológico, pero al paso de los años los gastos en el armamento, el apoyo a otros países en las guerras y una mala administración cambiaron la situación. La economía soviética comenzó a estancarse y las críticas al sistema se hicieron cada vez más fuertes. La gran burocratización del Estado, la corrupción de muchos líderes socialistas y el ímpetu de la nueva generación, que desde los movimientos de 1968 promovía el cuestionamiento del orden de bloques, contribuyeron a la caída del bloque soviético y del propio muro de Berlín, uno de los mayores símbolos para la división en un mundo bipolar.

Fue tan crítica la situación de abasto en muchos países del bloque comunista, que era común ver largas filas de gente que por horas esperaba surtir vales para la adquisición de lo más indispensable, por lo que se decía: “somos una superpotencia, pero no hay con qué limpiarse después de ir al sanitario”, sí, hasta eso escaseaba, el papel sanitario. Por estos motivos, el líder del gobierno y sus ministros crearon dos programas, la Glásnot y la Perestroika. La primera se concentraba en liberalizar el sistema político, la segunda en reestructurar el sistema económico soviético.

De 1983 a 1989, los acontecimientos que finalizaron con la caída del bloque comunista se precipitaron.

La política de modernización y transparencia promovida por Mijail Gorvachov permitió que varios países del bloque socialista rechazaran abiertamente el control político soviético. La URSS entró en una seria crisis económica, ideológica y social. Para muchos analistas el quiebre del modelo soviético inició cuando se puso en marcha la Perestroika.

La desaceleración de la economía soviética (1966-1990)

En 1989 fue el año de la disolución del bloque socialista. Desaparecieron los Estados comunistas en Polonia, Checoslovaquia, Rumania, Bulgaria y Hungría. El 9 de noviembre cayó el muro de Berlín. Poco después, Albania, Estonia, Letonia y Lituania se liberaron del dominio soviético. Alemania se reunificó.

La demolición del muro de Berlín en 1989 simbolizó la caída del bloque socialista y la reunificación de Alemania.

Cada uno de estos países debieron recuperar sus economías, lograr la democracia y resanar viejas heridas entre la sociedad, pues habían vivido la represión de regímenes militaristas.

Las secuelas del proceso llevaron a enfrentamientos por las autonomías y resurgieron los movimientos de liberación nacionalistas, al tiempo que se daban también los fundamentalismos religiosos, pues había grupos de diversa raza y credo religioso a los que habían impedido expresarse bajo el régimen socialista.

En 1991, Yugoslavia se desintegró y se formaron las repúblicas independientes de Croacia, Eslovenia, Serbia y Montenegro, Macedonia y Bosnia-Herzegovina. La URSS desapareció en ese mismo año y se formó la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Fin del mundo bipolar

El bloque soviético perdió el desafío lanzado al mundo capitalista, tanto en el terreno de la calidad de vida como en el desarrollo económico, científico y tecnológico.

China, una vez acabados los desórdenes y la represión que había causado la revolución cultural, llevaba a cabo un movimiento reformador de gran alcance en el terreno económico y se abría al exterior.

Con la disolución del bloque comunista el predominio de Estados Unidos de América sobre el mundo fue más claro. Sin embargo, quedaba la sensación de que era un triunfo poco merecido, pues un país que se jactaba de liberal y que predicaba valores de igualdad y justicia debía enfrentar problemas internos como la corrupción, el racismo y la reconversión de la economía de guerra.

Intentaba justificar sus interminables intervenciones en diversos países con el pretexto de implantar democracias, cuando en realidad buscaba mantener su predominio.

Ahora que ya no existía el bloque opositor, ¿quiénes serían los “enemigos” de los estadounidenses? ¿Qué políticas justificarían su predominio? ¿Qué ocupación le daría a tantos soldados, armas y tecnología de guerra? ¿De qué forma reaccionarían los liberales cuando se supiera que algunos de sus más importantes políticos eran accionistas de empresas que producían armas, aviones y barcos de guerra?

La permanencia del sistema socialista: China, Cuba, Vietnam y Corea del Norte

Los cambios luego del fin de la Guerra Fría fueron un largo proceso, no todos los países que se desmembraron del bloque soviético lograron estabilidad y, como estudiarás, ahora quedaron otros con sus sistemas de gobierno.

Los regímenes socialistas que quedaron en pie se convirtieron en blanco del ataque de los líderes occidentales, quienes los culpaban de sus males económicos, políticos y sociales.

Aunque los gobiernos socialistas habían flexibilizado su política contra sus opositores —internos y externos—, los gobiernos de los países capitalistas, principalmente los de Estados Unidos de América e Inglaterra, los seguían señalando como los enemigos de la democracia, la libertad de expresión y el libre mercado.

China

Los chinos intentaron reformar el régimen, pretendían más libertades, menos represión a las demandas de los intelectuales, mientras los jóvenes deseaban poder decidir su vida, pero los viejos líderes se resistieron mediante la fuerza armada.

La revolución cultural del líder chino Mao Tse Tung, llevada a cabo en 1966, había insistido en quitar cualquier expresión cultural burguesa, lo que incluía las artes, la moda, la literatura, las películas, los espectáculos, que consideraban muestra de la decadencia de Occidente. Todos los chinos vestían de manera semejante, lo mismo el estilo que las telas, pues buscaban la uniformidad social.

Al paso del tiempo los líderes chinos reprimieron las expresiones que les parecían un reflejo del sistema capitalista. Sin embargo, el desarrollo económico, que al principio del régimen era muy elevado, fue decayendo.

Evolución del crecimiento económico en China

Ante la presión de los gobiernos occidentales, las protestas de estudiantes y otros sectores chinos en la Plaza de Tiananmén se hicieron patentes. El gobierno chino decidió intervenir para lograr la modernización, la unidad y el orden, para ello mantuvo un crecimiento económico acelerado en el marco de una economía socialista de mercado, bajo el monopolio político del Partido Comunista en el poder.

Por ello se harían necesarias reformas que generaron constantes represiones por parte del gobierno comunista chino. No sólo se quería mayor libertad, sino contacto con el resto del mundo. China mantiene una política represiva contra los opositores, aunque se ha abierto cada vez más al mundo.

El comercio entre chinos y estadounidenses está activo. El gobierno chino ha permitido la inversión de empresarios particulares, tanto chinos como extranjeros, y se han establecido empresas mixtas, con participación del Estado y capital extranjero. Además mantiene acuerdos comerciales con países como México.

El gobierno de Estados Unidos designó a China como su competidor estratégico. Taiwán, reclamado por China, cuenta con la protección estadounidense. China también mantiene intercambios comerciales con Tailandia, Singapur y Japón.

Las reformas implantadas por el gobierno chino para lograr la estabilidad económica han generado buenos resultados. El líder de la reforma fue Deng Xiaoping, a quien no le preocupó si las medidas para desarrollar y modernizar China eran capitalistas, socialistas, marxistas o maoístas. Más bien esperaba que los resultados beneficiaran a su pueblo. Aseguraba que “no importa que el gato sea blanco o negro, siempre que cace al ratón”.

Vietnam

El desarrollo de esa región no ha sido tan grande como el que estudiamos en China, pues hay factores en contra de su despegue económico, como los costos de la guerra, la baja de población y el poco desarrollo industrial. El campo, base de su economía, sufrió graves daños por las bombas, gases y productos químicos arrojados durante el conflicto armado, lo que hizo imposible sembrar. Mucha gente quedó lisiada y muchas familias fueron desintegradas. Vietnam ha enfrentado además la invasión de Camboya y un ataque chino, y al desmembrarse la URSS perdió a su principal apoyo.

A partir del Congreso Comunista Vietnamita en 1986, se propuso el Doimoi, un programa para la renovación económica y la modernización. Se han propuesto abrir su economía y apoyar la industrialización con inversión. Se ha ido transitando de un modelo controlado por el Estado y el partido en el poder hacia una economía mixta, es decir, donde ambos sectores, público y privado, tienen participación significativa. Después de un periodo de hambruna, pasaron a ser los segundos productores de arroz en el mundo. El crecimiento del PIB (producto interno bruto) se mantuvo alrededor de 8% en el periodo 1992 —–/-1997 y se ha estabilizado su moneda. No obstante, en el campo todavía hay pobreza. Aunque se ha dado la libertad religiosa, falta la libertad de expresión y no hay democracia.

Corea del Norte

En el marco de la Guerra Fría, los bloques se disputaban los territorios de la península de Corea. Una de las consecuencias después de la Segunda Guerra Mundial, fue que Corea dejó de ser colonia de Japón y, por tanto, en 1945 rusos y estadounidenses la ocuparon tomando como línea de división el paralelo 38°, dando como resultado la partición de este país en dos: Corea del Norte, donde en 1948 se estableció una “república popular», es decir una dictadura comunista dirigida por Kim II Sung; y Corea del Sur, donde ese mismo año Syngman Rhee estableció una férrea dictadura pro-estadounidense.

China, por su parte, también codiciaba este país. Occidente temía una incursión china a Corea. El 25 de junio de 1950 las tropas de Kim II-Sung, apoyadas por Stalin atravesaron el paralelo 38° y avanzaron triunfalmente hacia el sur. El régimen surcoreano apenas pudo mantener un pequeño territorio en torno a Pusan. La reacción estadounidense, para la sorpresa de Stalin, fue inmediata. Washington pidió la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU y consiguió un mandato para ponerse al frente de un ejército que hiciera frente a la agresión norcoreana. La ausencia del delegado soviético, que había rechazado asistir a las reuniones del Consejo como protesta por la negativa estadounidense de aceptar a la China Popular en él, propició esta resolución.

Las tropas multinacionales de la ONU, en la práctica el ejército estadounidense al man􀀝 do del general MacArthur, recuperaron rápidamente el terreno perdido y el 19 de octubre tomaron Pyongyang, la capital de Corea del Norte. Tres días antes, tropas chinas, con masivo apoyo militar soviético, penetraron en Corea haciendo retroceder al ejército estadounidense. El 4 de enero de 1951 las tropas comunistas retomaron Seúl. Con el fin de acabar pronto el conflicto, tanto el gobierno ruso como el estadounidense prefirieron dejar dividido el país. Corea del Norte quedó con un gobierno comunista y en el sur se dio un sistema capitalista.

No obstante la debacle económica y social ocurrida después de la guerra, Corea del Norte fue resurgiendo. Su gobierno ha mantenido un férreo control contra cualquier rebelión. La economía ha crecido y su industria está desarrollada y ha creado todo un arsenal de armas de destrucción masiva, y ha amenazado a Corea del Sur con usarlas, lo que pone en tensión a los estadounidenses, rusos y japoneses.

El actual presidente coreano, Kim Jong II, cuenta con el apoyo de un ejército bien armado y adiestrado, orgulloso de haber desafiado a quienes se oponían armas nucleares. La presencia del régimen comunista norcoreano ha hecho que esta “frontera de la Guerra Fría” haya sido la única que ha pervivido hasta el siglo XXI.

Cuba

Desde la Revolución Cubana hasta mediados de 2007, el régimen estuvo a cargo de Fidel Castro. A pesar del bloqueo de Estados Unidos de América a la isla, mucha de la gente que está a favor de su gobierno sigue intentando alcanzar metas de desarrollo uniforme para toda la población.

Con la caída del régimen comunista soviético, Cuba perdió su principal apoyo, e inició la apertura de su mercado y su economía a la inversión extranjera. Se apoyó fuertemente en el turismo y lo convirtió en una de sus principales fuentes de divisas. España y México han invertido y promovido el turismo a Cuba.

Las reformas económicas impulsadas por Castro y sus colaboradores han sido lentas, en parte por el bloqueo estadounidense. Ante la falta de democracia y libertad de expresión del régimen militarista, muchos cubanos han salido de la isla hacia Estados Unidos de América y México.

En 2006 Fidel Castro debido a una grave enfermedad hemorrágica intestinal, realizó una «Proclama al Pueblo de Cuba», en la cual cedia la presidencia de forma provisional, a su hermano menor y por entonces vicepresidente Raúl Castro. En el tiempo en que Raúl dirigió los destinos de Cuba de forma provisional, se destacaron los ligeros aumentos de la economía, y el debate masivo incitado por él mismo hacia los problemas de la nación que derivó en planteamientos públicos de la población a partir del 26 de julio de 2007. Miguel Díaz-Canel fue nombrado Presidente el 19 de abril de 2018, cuando se constituyó la IX Legislatura de la Asamblea Nacional de Cuba para el período 2018-2023.

Los conflictos en el Cercano y Medio Oriente

La guerra del golfo Pérsico

Como saben, el petróleo también ha sido causa determinante de las tensiones y los conflictos en Medio Oriente. Muchos países de la zona son importantes productores, por lo que las potencias occidentales han buscado dominarlos. En algunos casos la intervención occidental ha sido indirecta, al apoyar gobiernos que permiten el acceso al petróleo de manera fácil y directa. Los países occidentales han intervenido militarmente en diferentes países con falsos argumentos y buscando siempre asegurar su abastecimiento de petróleo. Por ello la tensión en Medio Oriente subió de tono.

En 1990, Iraq tenía problemas económicos tras una larga guerra con el vecino país de Irán. Los precios del barril de petróleo estaban cotizándose a un nivel entonces considerado alto, debido a la demanda internacional, e Iraq deseaba subirlo de 18 a 25 dólares por barril y con ello mejorar su situación económica. Por otra parte, Kuwait había decidido rebajar el precio a 14 dólares. Esto los enfrentó aún más, ya que los iraquíes reclamaban a Kuwait el pago de 2 400 millones de dólares, porque según Iraq habían extraído petróleo de la zona de Rumalia, dentro de su territorio.

A estos problemas de deuda y de petróleo se unieron las viejas rivalidades fronterizas que radicalizaron las diferencias existentes entre ambos países: Iraq volvió a reivindicar la soberanía sobre las islas de Warbad y Bubi yán situadas en el golfo Pérsico, frente a la costa kuwaití, aptas para instalar puertos. El presidente de Iraq, Saddam Hussein, decidió que sus tropas invadieran sorpresivamente Kuwait en agosto de 1990. El ataque dio resultado y el emir escapó del país, mientras los iraquíes anexionaban Kuwait a su territorio.

Ante la amenaza de una intervención de Estados Unidos de América, Hussein invitó a otros países musulmanes a llevar a cabo una guerra santa contra Estados Unidos y también a lanzarse a recuperar los lugares santos del Islam. Recuerden que en Israel se encuentra la Mezquita Azul, donde, según la fe musulmana, estuvo Mahoma, con lo que Iraq esperaba ganar apoyos a la causa de los palestinos.

Sadam Hussein

Una coalición internacional, comandada por Estados Unidos, defendería a Kuwait de las pretensiones anexionistas de Iraq. La ofensiva occidental se llamó Tormenta del Desierto; los estadounidenses iniciaron con un bloqueo aéreo y marítimo y los bombardeos a territorio iraquí se prolongaron por 47 días hasta que, en febrero de 1991, los iraquíes aceptaron retirarse del territorio kuwaití.

A partir del atentado a las torres gemelas en Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, los estadounidenses aumentaron su presión política contra el régimen de Hussein. Lo acusaron de ser un dictador, de poseer armas nucleares y de favorecer el terrorismo, así como de apoyar a los fundamentalistas islámicos. Por fundamentalismo se refiere, en general, a la interpretación radical de un texto “fundamental” (por ejemplo, el Corán), cuyo contenido es la máxima autoridad que puede invocarse y que debería imponerse sobre las leyes de las sociedades democráticas. En sentido amplio, también se identifica con las corrientes antimodernistas de distintas religiones. A veces se le asocia con fanatismo o extremismo, aunque este último término se suele reservar para actitudes específicamente políticas.

El presidente Hussein fue apresado por tropas estadounidenses que han participado como fuerzas de ocupación en Iraq. Luego de someterlo a juicio, sentenciarlo a muerte e imponer un gobierno títere, las tropas estadounidenses continúan ocupando el país tienen gran interés en el petróleo y hay núcleos de la población civil que se mantienen en pie de guerra y contra los que ellos consideran los invasores estadounidenses.

Los estadounidenses torturaron a los presos iraquíes, tanto en las cárceles locales como en las de Guantánamo, Cuba. Es un hecho que el grupo de personas, entre los que había científicos, que fueron a Iraq no encontraron armas nucleares, por lo que la invasión de Estados Unidos de América, apoyada por Inglaterra y España, no se justicaba.

Los conflictos en el Cercano Oriente

Mientras en el último tercio del siglo XX se daban nuevos proyectos políticos y económicos en el mundo, los países de Cercano Oriente tenían sus propios conflictos. Se agudizó el enfrentamiento entre Israel y Palestina, donde a parte de los grupos fundamentalistas, que se caracterizaban por su radicalismo y cuya interpretación de la lucha incluye la llamada guerra santa, han agrupado las demandas de otros grupos musulmanes que los apoyan en su labor por la liberación de Palestina y que se reconozca que es un Estado. Su líder Yaser Arafat logró que la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) fuera reconocida por la ONU en 1976, como representante de los palestinos. Ala muerte de Arafat, otros grupos más radicales han hecho presencia de distintas formas en el desarrollo del conflicto.

En Líbano, grupos minoritarios comenzaron a tener problemas, pues se ahondaron las diferencias con fundamentalistas islámicos, ya que desde 1943 el gobierno se formaba con representantes de las distintas religiones. El presidente debe ser cristiano maronita, el primer ministro musulmán suní y el presidente del Parlamento chíí, y en que todo ciudadano figuraba como miembro de una de las 17 confesiones —o “sectas”— reconocidas: suníes, chiíes, alawíes, drusos, judíos y 12 ramas cristianas.

Al ser expulsados, los miembros radicales, o sea fundamentalistas de otros países como Siria y Palestina, se refugiaron en el Líbano y se recrudeció su lucha contra los demás grupos religiosos.

Siria es otro de los países que han tenido grupos opositores a las alianzas con Occidente, a la liberalización de la economía y a los regímenes como el del actual presidente Bashar Al Asad. Desde 2011, las revueltas sirias comenzaron como protestas pacíficas, pero la represión no se hizo esperar. Las autoridades acusan a las “fuerzas externas” con diversos intereses de apoyar con armamento y financiación a grupos terroristas, mientras la oposición denuncia que el Ejército de Al Assad mata a civiles. Se han lanzado ataques con armas químicas y a pesar de las demandas de organismos internacionales, el régimen acusa a los terroristas musulmanes de ser quienes usan la violencia y brutalidad contra el gobierno y los civiles. Miles se han refugiado en el Líbano.

Lo que tienen en común estas luchas son las viejas demandas por sus territorios, el reconocimiento de las diferencias entre un Islam tradicional y otro radicalizado, pero en la base son muchos originados por la descolonización.

El conflicto en el Líbano

Los contrastes sociales y económicos del mundo actual

Uno de los países que hoy tiene altos niveles de desarrollo y de personas que concentran multimillonarias riquezas es Estados Unidos de América.

Pero veamos qué otros aspectos pueden hacernos notar las diferencias entre otros países y Estados Unidos de América.

Existen profundos contrastes económicos y sociales entre los países y las regiones, estas circunstancias se miden utilizando una serie de valores estadísticos. Buena parte de los datos que se manejan hacen referencia a los niveles de producción, ingresos o renta, siendo el PNB (producto nacional bruto) y sus valores de renta per cápita los más utilizados.

Del total de Estados existente en el mundo, seis de ellos concentran casi dos tercios de la producción mundial; entre los 10 primeros llegan 75%, y entre todos apenas superan al 15% de la población mundial. El extremo opuesto, los 100 países de menor desarrollo apenas alcanzan a sumar 1% del PIB mundial.

El PIB per cápita (por habitante) convierte estos números en algo mucho más dramático, ya que la distancia entre los países de mayor ingreso (Suiza, Luxemburgo y Japón rebasan los 38 mil dólares por habitante al año) y los de menor ingreso (incluidos 13 países por debajo de los 200 dólares per cápita al año). Estos contrastes se acrecientan al considerar la distribución social y territorial interna.

Considerar otros factores, como los que conforman el Índice de Desarrollo Humano (salud, educación, vivienda, empleo, entre otros), que estudiaremos más adelante, ha permitido que los países sean clasificados, de manera simplista, en desarrollados y en desarrollo.

Tercer informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) reconocía que en las últimas décadas del siglo pasado se ahondó la brecha entre el norte desarrollado y el sur subdesarrollado.

En los países subdesarrollados se observan barrios muy pobres que contrastan con el lujo de zonas habitacionales

Globalización económica

Al desmembrarse el bloque socialista surgieron nuevas naciones y se dieron cambios en la economía mundial, perfilándose un nuevo modelo que hoy se conoce como globalización, término —que según explica el francés Bernard Guillochon (2003) “hace referencia al conjunto de fenómenos mediante los cuales la vida de los habitantes del planeta está vinculada, al menos en parte, por decisiones tomadas fuera de su propio país”. En el siguiente cuadro puedes leer las características básicas de ambos modelos.

La globalización económica es, en gran medida, consecuencia del comportamiento de los productores que buscan insertarse en el mercado mundial con mejores condiciones para revitalizar su capital.

Las grandes corporaciones compiten y absorben a las pequeñas y medianas industrias. Son sobre todo empresas transnacionales. Al abrirse a la economía neoliberal y a las inversiones de estas grandes trasnacionales los mercados que apenas se estaban desarrollando y los países que aún no tenían una economía sólida no se vieron tan beneficiados. En muchos países un gran número de las industrias locales de capital privado local han desaparecido o han sido absorbidas por las empresas multinacionales y, en general los pequeños comerciantes no han podido competir con los bajos precios de las corporaciones y de las grandes cadenas de tiendas.

La competitividad de los países pobres reside de manera importante en su mano de obra. Ante la falta de fuentes de empleo, las grandes trasnacionales establecen ahí sus maquiladoras, industrias o fábricas, y emplean a la gente en condiciones de trabajo muchas veces peores a las que prevalecen en la zona.

El fenómeno de la globalización ha generado bloques mundiales que son los que manejan la alta tecnología, la banca, las bolsas de valores, el financiamiento y crean las innovaciones que luego el mundo globalizado, ansioso de consumir, compra a cualquier precio. Otros países deben agotar sus recursos naturales, fuente de sus ingresos, para competir en ese mercado, y otros “venden” a su gente para que trabaje en las maquiladoras.

Las industrias electrónicas prefieren contratar mujeres para armar o manejar piezas pequeñas. La cara oscura del fenómeno de la globalización económica es que se utiliza en el trabajo a niños.

El milagro japonés, China, India y los tigres asiáticos

¿A qué se llama “el milagro japonés”? A partir de 1969 el esfuerzo japonés rindió frutos; la economía creció de manera sostenida y se fue consolidando lo que se conoce como “el modelo japonés”, basado, en parte, en el sistema desarrollado por el ingeniero Taiichi Ohno en las industrias Toyota.

En este sistema, el nivel de producción se determina a partir de la demanda real de bienes (de una empresa o un consumidor) para evitar el desperdicio de materia prima y el almacenamiento de producción. No se pierde el tiempo elaborando informes ni en papeleo. Para evitar que los trabajadores se dediquen sólo a una parte de la producción en la línea y se “roboticen”, se estimula su participación activa en el proceso de producción, evaluando la calidad del producto y la respuesta del consumidor, de tal manera que los trabajadores se sienten identificados con su trabajo.

El toyotismo, como se conoce este sistema, se basa en cinco premisas básicas: cero inventarios, cero retraso, cero papel, cero avería y cero defecto. Otro factor que intervino en el milagro japonés fue la organización del pueblo en una “gran comunidad”, formada por gente de todos los oficios o trabajos, incluidos los líderes de empresas y del gobierno. Los zakai, cabezas de cada empresa, están estrechamente relacionados con el Estado y con los partidos políticos para lograr un mismo objetivo: el desarrollo económico y altos niveles de exportación.

Los japoneses manifiestan su patriotismo consumiendo preferentemente productos nacionales. El bien de la comunidad está por encima del bien individual. Las metas son colectivas, aunque alguien destaque en lo individual; la meta está en lograr el bien mayor: el del pueblo japonés.

Hablando ahora de China, la sociedad comunista ha tendido a homogeneizar al individuo, a que se distinga poco de los demás y a que sea obediente al Estado, lo que deja poco espacio para la rebelión. No obstante, después de las reformas y la revolución cultural, los chinos lograron mayores avances en investigación y la economía.

China y los reacomodos en la segunda mitad del siglo XX. Para Corea, Vietnam, Taiwán, India y Japón, el gran desarrollo chino es un motivo de tensión y hay la preocupación de que intenten dominar estas regiones

China fue una de las principales potencias económicas del mundo durante la mayor parte de los dos milenios que van del siglo I al XIX. Desde la introducción de las reformas económicas de 1978, China ha sido la economía de más rápido crecimiento del mundo, alcanzando en 2014 la primacía mundial en términos de PIB medido en paridad de poder adquisitivo y manteniéndose como la segunda potencia por PIB nominal. China es, además, el mayor exportador e importador de bienes y la primera potencia industrial.

Los viejos conflictos fronterizos, étnicos e interreligiosos también regresaron incrementados. Indira Gandhi comenzó a gobernar India en 1966, tenía el afecto del pueblo por su cercanía con Mahatma Gandhi, el líder moral del movimiento de independencia, asesinado en Delhi en 1948. El gobierno declaró el estado de emergencia en 1975, pues los conflictos por el poder y, sobre todo, las luchas de los hindúes contra los musulmanes hacían temer enfrentamientos separatistas.

Debido a la creciente ola de fundamentalismo religioso, Indira fue asesinada en 1984 por sus guardaespaldas, sjjs, en represalia por haber expulsado del templo de Oro en Amritsar a un grupo de radicales armados pertenecientes a esta religión. El control de los Gandhi en la política india continuó cuando su hijo, Rajiv, subió al poder e implantó una nueva política, más práctica, en el país. Alentó las inversiones extranjeras y la introducción de la tecnología moderna, suavizó las restricciones en las importaciones y así se crearon numerosas industrias.

Estas medidas proyectaron a India en la década de 1990 y la sacaron de su aislamiento, pero no hicieron nada para estimular el gigantesco sector rural del país. Rajiv fue asesinado ese mismo año por un seguidor de los Tigres Tamiles de Sri Lanka.

En 1992, una muchedumbre hindú tomó por asalto y destruyó una mezquita construida en el lugar donde nació Rama (una de las encarnaciones del dios Visnú), en Ayodhya. Los partidos que se disputan el poder político han manejado a su conveniencia los conflictos religiosos, así como los étnicos.

En 2002, la orisis recurrente entre la India y Pakistán por el control de la región de Cachemira estalla de nuevo. Más de un millón de soldados de ambos países llegaron a la frontera y amenazaron con misiles nucleares. A finales de 2003, ambos países declaran el alto al fuego y la India emprende de nuevo el diálogo con los separatistas de Cachemira.

A pesar de los diversos problemas internos a los que se ha enfrentado, India ha logrado un nivel de desarrollo económico aceptable.

Aunque el campo manifiesta algunos problemas de desarrollo, se producen grandes cantidades de hortalizas, frutas tropicales y té que se exportan. Sin embargo, tienen crisis recurrentes por fenómenos naturales (como el monzón) que provocan inundaciones y pérdidas materiales y de vidas; y serios accidentes en las industrias de armas químicas y nucleares, recordando que no se ha adherido al Tratado de No Proliferación Nuclear.

India ha mantenido un sistema parlamentario que garantiza la participación de diversos partidos políticos en las elecciones. Casi todos los partidos han coincidido en llevar a buen término las reformas propuestas en 1991 para garantizar el libre mercado y la inversión de particulares y extranjeros sin injerencia del Estado. Al disminuir las regulaciones se ha agilizado el flujo comercial.

En la actualidad, y debido a las grandes inversiones realizadas en educación y tecnología, India es uno de los países con mayor crecimiento, destacando en tecnologías de la información, manufactura e industrias culturales. Sin embargo, sigue enfrentando conflictos étnico religiosos, pobreza, falta de cuidado en las industrias químico nucleares y problemas por demandas de territorios con Pakistán y China.

Hay un grupo de países del Lejano Oriente, Taiwán, Singapur, Tailandia y Corea del Sur, a los que se conoce como tigres asiáticos o dragones; han avanzado a pasos agigantados en la economía y producen diversos artículos que desplazan a los japoneses, estadounidenses o europeos. En general fabrican modelos muy parecidos a las marcas reconocidas (imitaciones) y las lanzan al mercado a precios muy bajos; ellos son los mayores productores de estas mercancías en el mundo.

En su mayoría, estas industrias son manufactureras; sus costos de producción son reducidos porque utilizan mano de obra de niños y mujeres, pagan salarios bajos y el horario de trabajo no está regulado.

En Corea del Sur las condiciones de trabajo son mejores y la industria ha crecido aceleradamente. Aunque estos países tienen altos ingresos globales, los problemas internos por la disparidad en su distribución son frecuentes. Las condiciones de vida de los campesinos, los conflictos interreligiosos y las demandas de la población por mejores condiciones laborales son sólo algunos ejemplos de estos problemas. La inversión de compañías multinacionales en estos países se debe en gran medida a las facilidades que otorgan a los inversionistas, a los bajos salarios e impuestos que deben pagar y a la falta de «normatividad fiscal, que les permite obtener mayores ganancias. En ocasiones son industrias que se establecen por un corto tiempo para después trasladarse a otro país poco desarrollado, en donde no se les exija respetar los derechos laborales, lo que es uno de los factores de la atracción.

Trabajadora de una fábrica textil en Indonesia. Varios países asiáticos aceleraron su desarrollo económico abriéndose a las inversiones de empresas multinacionales

Varios de esos países, aun teniendo diferentes maneras de encarar su proyecto económico, han salido adelante y aprovechado el proceso de globalización para llegar a los mercados mundiales. Si bien su economía en general apunta hacia altos niveles de crecimiento, dentro de las sociedades del sudeste asiático hay desigualdades.

Organismos internacionales

Se han hecho esfuerzos para que a través de organismos diversos se logre un mayor equilibrio, aquí veremos cuáles y cómo trabajan.

El Fondo Monetario Internacional

Al igual que todos los agentes o actores sociales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha tenido cambios desde su creación. Como ya se explicó, el organismo fue creado para regular el sistema monetario internacional después de la Segunda Guerra Mundial, pero algunas de sus funciones fueron transformándose, sobre todo a raíz de las crisis económicas mundiales que se vivieron en los últimos treinta años del siglo XX.

Hacia 1976, y para responder al régimen del cambio fijo de la moneda, perdió su función de guardián del sistema monetario para dar mayor importancia a la de ayudar a los países que tienen dificultades en el cumplimiento de sus compromisos de pago o que pasaban por severas crisis en sus sistemas económicos y financiero. El fondo otorgaba créditos a los países con problemas, siempre y cuando se comprometieran a corregir sus sistemas.

Para finalizar la década de 1970, pero sobre todo en las de 1980 y 1990, el FMI desempeñó un papel central en la solución de las crisis financieras de América Latina (la mexicana en 1995, la brasileña en1999 y la argentina en 1999-2000), lo mismo en la
tailandesa de 1997, la rusa de 1998 y la turca en 2001.

De manera paralela al otorgamiento de los créditos, el FMI se ha convertido en asesor de sus países miembros en materia de política económica estructural. Hoy continúa brindando apoyo a tres grupos de naciones: los países emergentes de América Latina, los asiáticos y los europeos del este como Polonia y Rusia.

El modo de gobierno y la forma de accionar del Fondo han sido criticados, pues algunos dudan que al estar financiado principalmente por las naciones capitalistas más desarolladas, realmente brinde un servicio de equilibrio económico.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico se creó en 1961, en París y está integrada por 30 países, los de mayor fortaleza económica del mundo, incluido el nuestro; entre sus principales objetivos está la promoción de la libertad de comercio entre los países miembros, para que se retiren obstáculos a la participación de las em- presas privadas.

La idea es que el Estado invierta en el área social (educación, salud, seguridad e infraestructura básica) y que deje a la iniciativa privada, incluidos los capitales transnacionales, invertir en las demás áreas; sin embargo, en gobiernos con problemas de corrupción, estas medidas no surten el efecto deseado, que es mejorar la economía y generar empleos con salarios dignos, por ello también proponen medidas anticorrupción que favorezcan el crecimiento dentro del respeto a las normas legales.

La OCDE tiene una dirección general, un consejo integrado por representantes de cada uno de los países que lo conforman y tiene varios comités, según las diversas áreas de trabajo

Uno de los trabajos que más se le reconoce a la OCDE es la función de mediador entre los sectores público y privado de la economía, ya que busca mantener el equilibrio entre ambos y apoyar a los sectores clave de las economías nacionales. Son responsables del estudio del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), que evalúa la calidad de la educación en cada uno de sus miembros y los compara a fin de identificar los niveles entre ellos.

Sus recomendaciones permiten tomar decisiones en ramos estratégicos y la consulta de los estudios de la OCDE se ha vuelto muy importante para orientar el desarrollo de cada país.

Este organismo pide a sus miembros que reduzcan la participación del Estado en la economía, con ello se impulsa la promoción de la economía productiva de cada país.

Países ricos y países pobres

¿Qué nos permite señalar cuáles países son ricos y cuáles pobres? ¿Cómo se miden los niveles de desarrollo? ¿Cuál es la finalidad de saber si un país es rico o pobre?

En 1990, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) creó el Índice de Desarrollo Humano (IDH), que mide los progresos generales de un país en tres dimensiones básicas del desarrollo humano. Para cada dimensión se ha elegido una variable que la representa. Con base en estos progresos se da una clasificación:

  • Países con desarrollo humano alto: con valores del IDH de 0.800 y superiores;
  • Países con desarrollo humano medio: con valores entre 0.500 y 0.799;
  • Países con desarrollo humano bajo: con valores inferiores a 0.500.

El IDH reduce los tres indicadores básicos a un valor que indica la distancia que el país tiene que avanzar hasta llegar al máximo posible. Este índice va de 1 (el mejor) a 0 (el peor). El promedio mundial del IDH es de 0.716 correspondiente a la categoría de desarrollo humano medio. Se consideran factores como el producto interno bruto, la tasa de inversión, el crecimiento en las áreas agrícola e industrial, los niveles y servicios en salud, nutrición y educación, los servicios públicos y su accesibilidad, la creación de empleos y su remuneración, la disponibilidad y calidad de vivienda y sus servicios, entre otros muchos.

Los problemas más graves en relación con este índice persisten en el mundo en desarrollo, especialmente en África Subsahariana y en Asia Meridional, donde se presentan los valores más bajos. Dada la creciente disparidad en el desarrollo económico, se utiliza el término países menos desarrollados para aquellos que no alcanzan los niveles considerados indispensables para un buen nivel de vida. Muchos de los países más pobres y con menores expectativas de desarrollo humano son aquellos que fueron descolonizados.

Campesinos en tractores se manifiestan contra el gobierno

Uno de los objetivos de la actividad económica es la producción y distribución de riquezas, con el fin de satisfacer las necesidades de población. Los economistas neoliberales sostienen que para lograrlo es necesario un fuerte intercambio internacional, liberando los mercados, eliminando restricciones y estableciendo organismos rectores, árbitros de estos intercambios.

Sin embargo, la experiencia ha demostrado que ninguna medida actúa por sí sola, por lo que la apertura y la globalización económica han representado mayores beneficios para algunos países que para otros.

El rezago económico de África

En África, la situación de pobreza y falta de desarrollo es consecuencia del proceso que se dio desde el siglo XV. África es ahora el continente más pobre del mundo, su industria es escasa y poco competitiva, el campo produce poco y en algunas regiones se vive una hambruna generalizada.

En muchas regiones de África aún se sigue produciendo con tecnologías de hace miles de años, lo que mantiene un círculo negativo

El potencial africano radica, en gran medida, en su mano de obra y en el campo. Sin embargo, no todas las regiones tienen suelo fértil ni acceso al agua de riego. Además, los métodos de cultivos tradicionales no pueden competir con los sistemas de cultivo mecanizados, que utilizan fertilizantes y cuyos productores cuentan con el apoyo del gobierno, por lo que la cooperación internacional debe dirigirse a fortalecer las regiones susceptibles de ser trabajadas y mejorar la infraestructura de comunicaciones, hidráulica y de servicios.

Los servicios públicos siguen siendo insuficientes. En la mayoría de los casos, es la ayuda internacional la que los apoya con alimentos, vacunas, medicinas y fondos para el desarrollo. Además se padecen frecuentes sequías, por lo que la gente debe abandonar sus tierras; en otros casos las guerras civiles afectan todavía más la situación.

Refugiados y desplazados

¿Cómo se relaciona el fenómeno de los desplazados y los refugiados? Ya estudiamos que al descolonizarse, muchos países tuvieron que enfrentar el hecho de consolidar un gobierno y transformar la economía que había servido a las metrópolis, como abastece􀀕 dores de materia prima, mano de obra o recursos naturales.

Las luchas por el poder dejaron secuelas de pobreza y marginación, sobre todo entre los grupos que perdían, ya que para los ganadores eran enemigos que había que mantener sometidos. Acababan perdiendo lo poco que tenían y el grupo en el poder les quitaban sus bienes.

Zona de refugiados: origen, flujos y acogida. El fenómeno del creciente número de refugiados se debe a los conflictos armados, le persecuciones religiosas, políticas o raciales

Los factores de pobreza, la falta de servicios y oportunidades de empleo, la degradación del suelo, las guerras civiles y los enfrentamientos tribales son algunas de las muchas causas que llevan a diversos grupos humanos a pedir refugio en otros países, como uno de los últimos recursos para sobrevivir.

Los desplazados se presentan fundamentalmente por causa de las guerras o conflictos políticos, como ha sucedido en varios países centroamericanos, en Líbano e Iraq, en Mauritania o como sucede también en nuestro país, donde en algunas regiones, las más pobres, encontramos grupos desplazados por cuestiones religiosas o políticas.

Hemos estudiado los casos de los palestinos en el Medio Oriente, desplazados por la ocupación de sus territorios, en los Balcanes a causa de la llamada “limpieza étnica” o en varios países africanos debido a las luchas de grupos enfrentados, como en Ruanda.

La vida en las grandes ciudades

Otra consecuencia del desarrollo es que en las ciudades se tienen los servicios más modernos, la mayor oferta de empleos, los grandes supermercados, centros educativos y de investigación, servicios hospitalarios, diversas atracciones y espectáculos que se pueden apreciar durante todo el día.

Calle en Marruecos

El contraste entre las ciudades y las zonas rurales de los países en desarrollo es muy marcado. Sin embargo, como seguramente han percibido, también en las grandes ciudades conviven los grandes desarrollos urbanos, con la arquitectura más moderna, calles bien pavimentadas, con zonas con escasos servicios, habitaciones en condiciones insalubres, transportes obsoletos, lentos e insuficientes, drenajes saturados o inexistentes.

El desarrollo desordenado de las grandes ciudades provoca que mucha gente tenga pocos servicios públicos como agua potable, luz eléctrica, pavimentación y acceso al sistema de salud y que estos servicios sean de baja calidad.

Por otra parte, debido al creciente número de habitantes de las grandes ciudades, hay exceso de vehículos. Los congestionamientos de tránsito son cada vez más serios y aumentan el tiempo de desplazamiento a los centros de trabajo, escuelas y casas. La contaminación ambiental (aire, agua, ruido y agotamiento de las áreas verdes) es cada vez mayor.

Los costos por vivir en una gran ciudad son muy altos. No sólo la vida es más cara (renta, servicios, diversiones), también es más el tiempo que se gasta en transportarse de un lugar a otro. En las grandes ciudades las personas pasan inadvertidas entre las multitudes y el trato se deshumaniza.

Conflictos contemporáneos

Para algunos investigadores, entre los principales conflictos están la lucha por el control político que las potencias se disputan, tanto en las cuestiones económicas, como en las zonas de influencia sobre las que no quieren perder el control Sin embargo, hay otros conflictos, cuyas características se abordarán ahora.

La lucha por el control de las reservas de petróleo y gas

En general, los habitantes de los países altamente desarrollados tienen altos ingresos económicos y llegan a tener más de un vehículo automotor, muchos aparatos electrónicos o clima artificial (calefacción, aire acondicionado) y consumen grandes cantidades de energía en forma de gasolina, luz y gas, casi siempre generados a partir de recursos no renovables. Esto nos permite darnos cuenta que para las potencias es de vital importancia mantener su acceso a las fuentes de donde obtienen estos recursos.

La estrategia que han seguido es controlar a los países que tienen las reservas más altas de petróleo y gas natural, por diferentes vías o métodos, que muchas veces causan guerras, como la del Golfo Pérsico. Por eso, las potencias se disputan estos recursos, mediante tratados de intercambio comercial o con el uso de la fuerza (como la invasión estadounidense a Iraq).

Las guerras étnicas y religiosas en Medio Oriente, India, África y los Balcanes

Hemos estudiado cómo se han conformado las naciones que ahora conocemos; muchas de ellas han sufrido muchos cambios para llegar a lo que son ahora, la mayoría de ellos por cuestiones de reparto de tierras, por conquistas o por pagos de guerra.
Ello ha generado la convivencia de grupos que durante siglos han tenido orígenes o creencias que se contraponen, historias de luchas fratricidas que no se puede definir cuándo terminarán. En muchas regiones en las que habían convivido grupos con diferente idioma, cultura y religión se generaron demandas de diversos grupos étnicos que exigían se reconociera su derecho a vivir y a gobernarse según su propio criterio.

Las guerras por estos motivos étnicos o religiosos han sido muy frecuentes; revisemos los casos de India, África y los Balcanes.

La ex Yugoslavia

Reunidos y separados en innumerables ocasiones debido a la posición estratégica que la región guarda entre Europa y Asia, ahora constituidas como repúblicas independientes, Croacia, Serbia, Montenegro, Macedonia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina, los conflictos étnicos y religiosos resurgieron con gran intensidad al desmembrarse lo que se conoció como Yugoslavia.

El nacionalismo irritable, la intolerancia religiosa y las diversidades étnicas desataron la guerra y el genocidio.

La región de Kosovo (de mayoría musulmana) había mantenido su autonomía luego de la muerte del mariscal Joseph Broz Tito, en 1980. Los comunistas lograron controlar cualquier rebelión y se quedaron sin resolver viejas rivalidades étnicas, territoriales y religiosas.

Al caer el bloque socialista se comenzaron a declarar los nacionalismos en la región de los Balcanes. Eslovenia, Macedonia, Croacia y Bosnia se declararon independientes. Serbia (de mayoría ortodoxa) reclamaba el dominio sobre Kosovo, querían eliminar a los kosovares y para ello anularon su autonomía e impusieron el gobierno.

El Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) hizo su primera aparición pública en noviembre de 1997, al atribuirse los ataques contra la policía serbia en Kosovo, quien devolvió el golpe con violencia el 28 de febrero de 1998, atacando varios pueblos donde se consideraba que el ELK tenía sus bases de operaciones. En menos de una semana, al menos 82 albaneses habían sido asesinados, incluyendo entre ellos mujeres y niños. La sangrienta represión sólo logró sumar adeptos a la causa del ELK.

Tres meses más tarde, la policía serbia y las Fuerzas Armadas lanzaron otra ofensiva mayor en Kosovo, esta vez en el territorio limítrofe con Albania, lo cual forzó a más de 40 mil albano-kosovares a abandonar sus hogares y huir para salvar sus vidas. Los serbios persiguieron sistemáticamente a los musulmanes, obligándolos a huir de las matanzas. Miles de refugiados llegaron a Macedonia y Albania generando una crisis. ¿Dónde alojarlos, cómo darles cobijo?

En 1998 los serbios provocaron una gran migración de albanos de Kosovo.

La cuestión se complicó cuando en 1998 los serbios, bajo el mando de Slodoban Milosevic, comenzaron su “programa de limpieza étnica” contra los musulmanes kosovares. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas exigió un alto al fuego inmediato y amenazó con acciones para lograrlo.

Al día siguiente, la OTAN comenzó a preparar un ataque contra las fuerzas serbias que dominaban Kosovo.

A pesar de todo no obedecieron, la ONU envió a las fuerzas de paz (los cascos azules) para intentar el cese al fuego, pero su presencia no impidió la continuación de la masacre y el desplazamiento a otras naciones para proteger sus vidas. Gravísimos daños causó esta guerra civil en la que se utilizaron todo tipo de armas; el número de muertos es incalculable y las pérdidas materiales muy altas.

África

Como resultado del proceso de descolonización y la creación de fronteras por los europeos, los conflictos entre las etnias en África se suceden en diversas regiones.

A mediados de la década de 1980 se enfrentaron en Ruanda los tutsis contra los hutus, en una cruenta guerra civil; en 1993 la ONU envió a los cascos azules, sin mayor éxito. En 1994 los hutus exterminaros a los tutsis, masacrando a más de un millón de ellos.

Con una historia tan rica como sus recursos naturales y decenas de grupos armados alimentando el conflicto, República Democrática del Congo es uno de los países del mundo más devastados y con más desplazados a causa de la violencia y el expolio.

Se estima que más de cinco millones de personas han muerto en el este del Congo desde 1996, cuando una invasión ruandesa para derrocar al dictador Mobutu Sese Seko y defender de las matanzas a la minoría tutsi, provocó una conflagración. Inicialmente fue regional (1996-97) y después, bajo mandato el presidente Laurent Désiré Kabila, se transformó en el mayor frente de batalla tras la Segunda Guerra Mundial, en el que entraron otros nueve países africanos seducidos por las concesiones mineras.

Fuente: Mulas, M. M. (2020, 23 abril). Conexiones del actual conflicto [Imagen]. El infierno de una guerra inacabada. https:// elpais.com/elpais/2020/04/23/planeta_futuro/1587638775_891949.html

El final de este conflicto, apodado guerra mundial africana, significó la teórica expulsión de las potencias africanas extranjeras —entre ellas, Angola, Zambia, Sudán o Libia— pero no la disolución de los grupos rebeldes rivales formados a lo largo de aquellos años. Milicias que han ido transformándose, disolviéndose y multiplicándose. Por cada grupo armado, surge otro para combatirlo, y otro más para oponerse al primero.

La atomización del conflicto es tan grande y complejo que no existen dos partes claras que puedan negociar. Se trata de una miríada de grupos mucho más problemática que una guerra civil clásica

El narcotráfico, el comercio de armas y el terrorismo actual

Según muchos analistas internacionales, hay una fuerte liga entre las guerrillas que se dan en muchas partes del mundo, el terrorismo y el narcotráfico. Todos usan violencia y se apoyan en el uso de armas diversas. Aunque cada grupo tiene objetivos distintos, todos dañan a la sociedad, lastiman el tejido social al causar temor y daños físicos, ya sea mediante matanzas, secuestros o atentados que usan como medio de presión para obtener poder y recursos económicos.

Muchos de los llamados terroristas son también fundamentalistas, cuya religión considera la Guerra Santa como su meta para expandirse. Pero, por otro lado, varios países occidentales venden armas al mejor postor, ya que su industria más fuerte es el armamentismo.

En el caso del comercio de armas, son las naciones y las empresas que participan en la industria bélica quienes tienen interés en que éstas se vendan. Hay que tener presente que al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la carrera armamentista cobró auge. Muchas de las industrias que se dedicaban a fabricar armas debían buscar nuevos mercados al acabar la Guerra Fría. Estas empresas se mantenían de la venta de armas por muchas partes del mundo.

En el caso de México, su gobierno ha solicitado al gobierno de Estados Unidos de América que se establezcan límites y prohibiciones tajantes en cuanto a las facilidades para venta de armas, sobre todo de las de uso restringido a las fuerzas de seguridad del Estado, ya que su compra y transporte, casi sin restricciones en el país del norte, genera un inmenso mercado negro que es aprovechado por grupos fuera de la ley en contra de los órganos policiales y de la propia ciudadanía mexicana. Por supuesto que las autoridades mexicanas también son corresponsables por permitir el ingreso ilegal de armas y proteger su comercialización aquí.

El tráfico de armas es uno de los principales problemas a solucionar en la agenda bilateral México – Estados Unidos

Estos fenómenos, tremendos por sus efectos, causan daño a gente inocente. De manera destacada sucede con el terrorismo. Se ha caracterizado al terrorismo como una sucesión de actos de violencia que tratan de provocar terror en la población civil, aunque a veces se dirigen contra las fuerzas armadas o la policía.

Dentro de los comportamientos provocados por la amenaza del terrorismo en dicha población civil se incluyen la aceptación de condiciones de muy diversa índole: políticas, económicas, lingüísticas, de soberanía, religiosas, etcétera. Muchos de los atentados terroristas son efectuados por grupos fundamentalistas, que ven sus acciones enmarcadas en una “guerra santa” contra algunos países de Occidente. Cuando este tipo de estrategias es utilizado por gobiernos oficialmente constituidos, se le llama terrorismo de Estado.

El grupo ETA, que busca la separación o autonomía de la región vasca del Estado español, utiliza el terrorismo, creando caos entre la población española. El otro fenómeno asociado a la violencia que daña a las sociedades se relaciona con las drogas, derivados químicos que son usados para alterar el estado natural del organismo. El uso y abuso de las drogas crea adicciones que tienen consecuencias para quienes las consumen, sus familias y la sociedad. Al perder el control sobre su mente se dañan y llegan a causar daños físicos y mentales a otras personas.

Es evidente que quienes trafican con la droga son delincuentes, pues el comercio es ilegal y las leyes son claras en cuanto a qué drogas se usan para tratamiento médico y bajo qué condiciones. ¿Se imaginan las consecuencias que tiene para el organismo consumir pastillas que alteran los sentidos? ¿Conocen estudios de los daños al sistema nervioso?

México en el concierto de las naciones

En el devenir de las naciones, México ha estado muy atento a los acuerdos de paz, a mantener lazos amisto􀀕 sos y comerciales con diversos países, y en general sus relaciones internacionales se han caracterizado por ser respetuosas de las leyes y de una buena convivencia, como decía el presidente Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

México se alineó con países que no estaban de acuerdo con la proliferación de las armas nucleares. Se le ha considerado como un país del llamado Tercer Mundo, situación que fue cambiando, al ser uno de los motores de la economía por la riqueza de petróleo y por dar un giro a su modelo económico que cambió de un Estado proteccionista de las industrias locales, a la apertura de su mercado y a la inversión extranjera mediante diversos tratados. El acuerdo más importante en el que participa México es el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC).

A raíz de la fuerte crisis económica surgida en 1981, se dio una presencia de jóvenes llamados tecnócratas y neoliberales entre los gobiernos de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari, con el fin de poner a reflotar la economía.

El presidente Ernesto Zedillo continuó esta política de reprivatización y de abrirse a la inversión extranjera; no obstante, a pesar de la búsqueda de una salida para paliar la carencia de desarrollo sostenido en muchas regiones del país, sobre todo en estados como Guerrero, Oaxaca y Chiapas, las soluciones de este modelo no impactaron como se esperaba. Por lo que movimientos sociales, como el zapatista, cuyo foco de rebelión estaba en los Altos de Chiapas, y otros grupos armados de rebelaron buscando democracia, justicia social y mejores condiciones de vida, en general y en particular para grupos marginados como los indígenas.

Como sabes, hubo cambios en los gobiernos, ya que otro partido arribó al poder en el año 2000, la política de apertura económica siguió vigente, se generaron más maquiladoras, se mantuvo alto el envío de remesas de dólares de migrantes que trabajan en Estados Unidos.

El problema de México se ha caracterizado por la fuerte presencia de grupos que trafican con armas y drogas y que en la última década se ha recrudecido. Es un hecho que uno de los mayores consumidores de drogas es el vecino del norte, así como vimos, es quien surte de armas a estos grupos, no obstante las protestas de la sociedad civil y del gobierno mexicano.
México es uno de los países que tiene gran potencial de desarrollo, América Latina aún puede ser un bloque que tenga propuestas que tiendan a buscar no sólo una paz duradera, sino apostar por un desarrollo basado en el aprovechamiento de energía renovable, como la eólica, la solar y preservar sus reservas naturales que son parte del mejor patrimonio: el biocultural.

Ya que se asocia al entorno natural (México tiene el doceavo lugar del mundo con reservas naturales riquísimas en flora, fauna y ambientes que van de manglares, arrecifes, cenotes, serranías, selva y plantas únicas que bien conservadas son fuente de riqueza biocultural). Como sabes, México tiene más de 52 grupos étnicos, muchos de los cuales, por su cosmovisión ligada a la Madre tierra, el respeto a la naturaleza y a las formas tradicionales de producir sus alimentos (como la nixtamalización o el manejo de siembra de la triada: maíz, frijol y calabaza), son quienes han mantenido estos ecosistemas lo más conservados posibles, ya que la naturaleza es considerada “sagrada”.

Estos grupos indígenas están ligados a la tierra; su lengua y usos y costumbres se asocian de tal manera al entorno, que por ello se considera que México tiene un gran patrimonio biocultural.

Asimismo, México tiene una fuente excelente de herbolaria, aplicada desde milenios atrás por los sabios indígenas, que se conocieron como curanderos. Hoy, tanto el IMSS en el Centro Médico Siglo XXI (sala de museo de herbolaria), como la Universidad Autónoma de Chapingo y la Escuela de Ciencias Biológicas del IPN destacan por su labor de investigación sobre la herbolaria mexicana, para su uso y aplicación en la medicina alternativa, pero también en otros productos de origen mesoamericano, como el amaranto, el cacao, la vainilla, el nopal, etcétera, para favorecer la ingesta de una dieta sana.

Lo que se ve venir en este milenio

La apuesta por el desarrollo humano, así como el uso de nuevas tecnologías que ayuden a paliar el hambre, las enfermedades y el cuidado del medio ambiente son evidentes, ya que varios sectores, tanto organizaciones internacionales, como ONG, y en muchos países han puesto en marcha programas para mejorar la educación y para la consolidación de una cultura de mejor aprovechamiento de los recursos naturales y no contaminar.

Si bien pareciera que un solo país, Estados Unidos de América, es el líder de lo que algunos llaman un mundo unipolar, cada vez surgen nuevos líderes como el caso de China, que se disputan ya no territorios que ocupan con tropas, sino a través del ciberespacio, nuevas tecnologías, otros modelos de mercados y nuevas ideologías.

¿Cómo pudiéramos los latinoamericanos proponernos sumar fuerzas para que esta rica multiculturalidad sea capaz de sacar adelante un proyecto de vida más justo y solidario?

Fuente: Secretaría de Educación Pública. (2015). Historia Universal Contemporánea. Ciudad de México.