Medicina y terapia tradicional y complementaria

Auriculoterapia, método y tratamientos

Contenidos temáticos

  1. Definición de auriculoterapia
  2. Orígenes de la auriculoterapia
  3. Fundamentos científicos de la auriculoterapia
  4. Método para realizar el diagnóstico
  5. Tratamientos
  6. Elementos básicos para realizar auriculoterapia

Desarrollo del tema

1. Definición de auriculoterapia

La auriculoterapia es un método de tratamiento desarrollado entre 1954 y 1956 por el Dr. Paul Nogier, también conocido como auriculopuntura, variante de la acupuntura, que consiste en la estimulación de los puntos acupunturales que se localizan en el pabellón auricular. Está basada en la idea de que la oreja es una representación completa del resto del cuerpo. En la reflexología y la iridiología también se utilizan este tipo de mapas, que no están basados o probados por ninguna evidencia científica.

2. Orígenes de la auriculoterapia

Pocos antecedentes existen en la historia de la medicina que presente alguna semejanza con las alternativas ocurridas, desde sus inicios, con la Auriculoterapia. Hay algo que hace a esta ciencia más curiosa e intrigante. Aún hoy se encuentran curanderos en el norte de África—en las regiones próximas al Mediterráneo— que alivian las crisis de ciática cauterizando una zona particular de la oreja, la misma que encontró Nogier en su famoso enfermo, que es, a no dudarlo, la misma que punturamos nosotros para los mismos casos.

Es preciso aclarar que en otras regiones los curanderos hacían el mismo tratamiento pero implantando en el mismo punto espinas animales o vegetales. De aquel hecho, aparentemente trivial, renace una vieja ciencia que sobrellevó sucesivas etapas de aceptación y descrédito hasta resurgir científicamente en nuestro siglo.

Chinos, persas y egipcios se atribuyen por igual el mérito de su creación hace ya varias decenas de siglos, transmitiéndose, empíricamente, de generación en generación hasta nuestros días.

Figuras de renombre universal aplicaban —desconociendo los antecedentes mencionados— la misma o parecida técnica.

En el “Siglo de Pericles”, a principios del siglo cuarto antes de Cristo ya la usó Hipócrates actuando en la cara interna de la oreja para tratar casos de impotencia sexual. A partir de este momento debemos dar un salto gigantesco hasta el siglo XVIII. Largo período en el que no existen referencias aceptables hasta encontrarnos con el Dr. Describe en el pabellón auricular, entre otros, una región para obtener anestesia dentaria y publica varias obras en las que hace observaciones sobre sus hallazgos.

Siguiendo a Valsalva se editan gran cantidad de publicaciones que elevan, a mediados del siglo XIX, al auge el ejercicio de esta nueva especialidad médica.

Analizó científicamente lo que los antiguos habían observado empíricamente: ante distintas enfermedades, heridas u otros traumatismos, algunos puntos de la oreja se tornaban más dolorosos al presionarlos y, lo que era más importante, mejoraban los síntomas provocados por la lesión causante si estos puntos eran punturados con espinas animales o vegetales.

Este punto es siempre el mismo para el mismo órgano o región enfermos y se presenta en la mayoría de los casos. Confirmó así Nogier que hay un punto para hombro, otro para muñeca, un tercero para útero y, así, todo el organismo está representado en la oreja. Señalando los puntos hallados sobre la figura de una oreja se obtiene el mapa o cartograma auricular.

Así es como nació esta ciencia, y éstos son los principios de los que nos valemos quienes practicamos esta especialidad. El tratamiento consiste en la asociación de distintas categorías de puntos: orgánicos, funcionales, regionales y de refuerzo.

Diagrama 1. Mapas auriculares en reflexología.

3. Fundamentos científicos de la auriculoterapia

La Auriculoterapia se basa en los conocimientos que la MTC dio a partir de sus conocimientos de la Acupuntura. ¿Por qué la efectividad de la acupuntura y de la auriculoterapia?

  • Ofrece zonas de baja resistencia eléctrica
  • Son zonas de mayor conductancia
  • Posee líneas de buena conductividad, a través de los meridianos
  • La cúpula del punto de acupuntura se halla frente a un tramo conjuntivo de la hipodermis que conduce elementos vasculonerviosos con destino cutáneo
  • Se pueden encontrar complejos neuroepiteliales, que le permiten tener una especificidad eléctrica
  • El área receptiva específica es de 2 mm2 aproximadamente
  • Se encuentran los puntos de baja resistencia eléctrica cutánea cuando existen cambios patológicos en las vísceras.

En estas zonas existe una mayor cantidad de mastocitos ubicados con cierto ordenamiento en los vasos subyacentes de los puntos Veamos ahora las particularidades funcionales de las áreas cutáneas:

  • Estos puntos presentan bajo umbral desensibilidad dolorosa
  • Presentan alta temperatura local por un importa flujo sanguíneo
  • Existe un incremento de la respiración cutánea
  • Baja resistencia eléctrica
  • Alta capacidad eléctrica

Microscopicamente, debajo del punto de acupuntura se encuentran componentes nerviosos cerebroespinales, arteriales y sus plexos nerviosos periarteriales (18 %), y venosos con sus plexos nerviosos perivenosos (40 %). El punto reflexoterápico posee una doble inervación:

  1. local, que es inervación específica dermoepidérmica
  2. troncular, a través del eje cerebro espinal, autónomo o neurovascular

Se observan áreas calientes en el dolor agudo y áreas frías en el dolor crónico. La piel por la melanina (pigmento) copia todo lo que le presentamos, y la oreja actúa como monitor.

Es un órgano que llega casi sin relevo al cerebro, ya que apenas pasa por el hipotálamo. La oreja se halla conectada con los meridianos del cuerpo. A los beneficios mencionados en los párrafos anteriores, debemos agregar que por constituirse en somatotopía, la superficie a estimular es mucho menor (1 mm2 cuadrado aproximadamente) y con los beneficios propios de actuar casi directamente sobre el órgano a tratar.

Veremos en Por qué nos enfermamos que existe un flujo de ADN, ARN ynucleótidos que actúan sobre los núcleos celulares, como lo haría un receptor de tipo esteroideo.

4. Método para realizar el diagnóstico

Existen tres métodos para descubrir cuál es el órgano o la parte del cuerpo que está afectado. Uno de ellos es la observación visual pues el aspecto de la piel de la oreja es un medio para que el terapeuta realice ciertos tipos de diagnósticos. En ello hay dos detalles esenciales: el color y la inflamación.

Cuando el color es pálido, puede indicar falta de vitaminas y de calcio. Si el color es rojo, más o menos intenso, indica problemas renales. Si es demasiado intenso, puede ser un indicio de pérdida de la memoria, jaquecas constantes y problemas cerebrales.

En cuanto a las inflamaciones, éstas indican según su intensidad, si la enfermedad es crónica o si se trata de un padecimiento reciente. Otro método es la manipulación de la oreja mediante la cual el terapeuta va estimulando diversos puntos de la oreja hasta llegar al lugar exacto que está relacionado con el órgano enfermo.

Por lo general se sabe que el punto exacto porque, al estimularlo, el paciente siente dolor. Luego, éste va aliviándose casi enseguida y acaba por desaparecer.

Pero esos segundos que dura el dolor son suficientes para que el especialista pueda identificar la parte afectada. Por último, está el diagnóstico electrónico que permite distinguir, mediante ondas de ultrasonido, las partes enfermas de que están sanas.

5. Tratamientos

La auriculoterapia puede utilizarse para el tratamiento tanto de enfermedades agudas como crónicas, permite utilizar estímulos semipermanentes y, además, tiene generalmente rápidos resultados. Por el contrario, el tratamiento tiene nulo o escaso resultado después de realizar un gran esfuerzo físico o mental; por este mismo motivo, no se recomienda realizarlo a personas que tomen altas dosis de psicofármacos, tengan enfermedades hereditarias o trastornos degenerativos, esquizofrenia, depresión endógena, anemias, principios de apendicitis, enfermedades contagiosas y de transmisión sexual y, por último, enfermedades que afecten a la médula espinal.

Está contraindicada en todos los casos en que esté afectada la oreja por quemaduras, cortes, úlceras o eczemas y en los embarazos, no se deben estimular los puntos hormonalmente activos.

Los resultados más satisfactorios se han obtenido en los tratamientos siguientes:

  • Trastornos funcionales (endocrinos y orgánicos: hipo e hiperacidez, estreñimiento etc.)
  • Dolores de cualquier causa, tipo y localización: neuralgias, dolores de parto, dolor postoperatorio, gastralgia, post-traumático entre otras.
  • Trastornos psíquicos y depresiones, ansiedad, etc.
  • Alergias: asma, fiebre del heno, etc.
  • Hábitos tóxicos, enuresis nocturna, insomnio, etc.

6. Elementos básicos para realizar auriculoterapia

Estos son algunos de los elementos esenciales para realizar auriculoterapia:

  • Detector de presión
  • Oreja
  • Semillas o imanes
  • Varilla de vidrio
  • Frasco con alcohol
  • Algodón
  • Pinza

El detector de presión es un instrumento que presenta una punta roma y un resorte contenido en un cilindro de metal. Existen detectores de presión también de estimulación a pilas y eléctrico. La estimulación que se realiza con estos detectores sin el agregado de semillas es de 7 a 24 horas. Se consiguen en casas especializadas.

La oreja de plástico es un útil instrumento para poder ubicar topográficamente los puntos a estimular antes de hacerlo en el pabellón auricular del paciente. Se consiguen en casas especializadas.

Las semillas de Vaccaria, una planta china, vienen contenidas con un adhesivo para poder unirse a la piel una vez que la zona auricular fue estimulada adecuadamente.

Producen una microlesión en la piel y cuando la semilla, por la hidratación de la piel, comienza a germinar, comienza a liberar energía fotónica durante un lapso de 7 a 14 días. Los imanes producen una emisión de energía fotónica por similar lapso por la generación de campos electromagnéticos.

La varilla de vidrio se puede realizar en forma artesanal respetando que tenga la medida de un lápiz con un grosor de 1 a 2 cm. aproximadamente.

El borde final debe ser romo para no producir lesiones en la piel. Por fricción generan despolarización de cristales que actúan generando un cambio electromagnético similar al de los imanes. Se utiliza para la realización de masajes, como el masaje terapéutico de Peré.

El alcohol servirá como desengrasante de la piel para disminuir la tensión superficial de la misma. Contaremos con hisopos para ir desengrasando el pabellón y permitir un mejor contacto con el estimulador y los medios que utilicemos para realizar la terapéutica.

La pinza nos servirá para extraer las semillas después del lapso que creamos conveniente tras la estimulación. Es conveniente el uso de pinzas de depilar que son más maleables y caben en cualquier bolsillo o maletín en donde transportemos nuestros materiales de trabajo.

Recurso didáctico de apoyo