Bienestar

Siete pasos para trabajar su memoria

Contenidos temáticos

  1. Ideas fundamentales
  2. Los siete pasos para trabajar su memoria

Desarrollo del tema

1. Ideas fundamentales

Conforme se envejece, muchas personas se vuelven temerosas de la enfermedad de Alzheimer, lo cual es una preocupación válida para toda persona mayor. Las personas de cualquier edad pueden volverse olvidadizas.

Ponga en práctica un programa de siete pasos para controlar y mejorar su memoria:

Paso 1: Conozca la diferencia entre la memoria normal y la memoria deteriorada.
Paso 2: Determine si su memoria funciona correctamente.
Paso 3: Descubra las causas de la pérdida de la memoria.
Paso 4: Encuentra las formas más efectivas para tratar la pérdida de la memoria.
Paso 5: Aprenda a cambiar su estilo de vida para mejorar su memoria.
Paso 6: Determine cómo fortalecer su memoria.
Paso 7: Descubra cómo adaptar su vida en los años venideros para enfrentar cualquier problema futuro de memoria o pensamiento.

En este tema usted aprenderá:

  1. Cuáles son los signos comunes que indican una pérdida seria de la memoria;
  2. Cómo se pueden manifestar el Alzheimer y problemas de memoria y
  3. Cuáles son los siete pasos a seguir para tratar de manera responsable los problemas de memoria.
Trabajar su memoria

2. Los siete pasos para trabajar su memoria

¿Alguna de las siguientes situaciones le resultan familiares? Va al garaje para algo y olvida porqué está ahí. Ha visto a una persona unas cinco o seis veces y no puede recordar su nombre. Unos días después de ver una película u obra de teatro, no puede recordar el título o la trama. Continuamente pierde su cartera, llaves, lentes o reloj. Le cuesta trabajo recordar dónde estacionó el auto apenas una hora atrás. De ser así, ¿cómo se las explica? Quizá culpe al proceso de envejecimiento, a momentos seniles, trastornos de memoria, Alzheimer o alguna combinación de estos.

Si tales momentos son indicadores de una afección de la memoria, ¿cómo reconocerlos y tratarlos? ¿Debe hacer cambios en su dieta y estilo de vida, dormir más, hacer crucigramas y otro tipo de ejercicios mentales? Con la guía y la asistencia adecuadas puede determinar si su errática memoria es la consecuencia predecible del proceso normal del envejecimiento o si está experimentando o ya en camino a una memoria desorientada o deterioro serio, quizás incluso el Alzheimer.

A menudo, la dieta correcta puede ser de ayuda, al igual que el ejercicio, actividades de ocio específicas y estrategias mentales adecuadas. Los médicos cuentan con un número creciente de pruebas de diagnóstico, tratamientos y medicamentos que pueden ayudar a identificar y administrar su condición específica.

Por otro lado, hay siete pasos básicos, prácticos y accesibles que pueden ayudarlo a ayudar a alguien cuya memoria está en deterioro, mejorar y mantener su memoria, o enfrentarse a problemas de memoria que usted esté experimentando:

1. Aprenda qué es la memoria normal

El que la pérdida de la memoria sea algo normal o anormal depende de la severidad y la frecuencia de la pérdida.

Para personas saludables la mayoría de los problemas de memoria es cuestión de atención. Si no pone atención, olvida las cosas. Los estimulantes como el café pueden ayudarlo a mantenerse atento. Conforme las personas envejecen, sus lóbulos frontales trabajan con menos eficiencia. Los lóbulos frontales controlan los recuerdos y determinan dónde enfocar su atención. Si su memoria mejora por poner atención significa que su cerebro funciona bien.

2. Determine que su memoria es normal

La enfermedad de Alzheimer sabotea el funcionamiento de su memoria al afectar negativamente el hipocampo, la parte del cerebro que da forma y retiene nuevos recuerdos. La corteza cerebral también afecta la memoria y ofrece un mayor almacenamiento permanente que el hipocampo. El olvido rápido es característico del Alzheimer y ocurre cuando alguien hace una pregunta, se le responde y luego vuelve a hacer la misma pregunta.

Las personas con Alzheimer a menudo muestran otros problemas de memoria, como perderse, perder objetos, tener problemas de planeación y organización, y dificultad para encontrar palabras. Para medir la severidad de estos problemas determine si interfieren en la vida de la persona. Si la respuesta es afirmativa, acuda a un neurólogo para que evalúe la condición de la persona.

3. Entienda su pérdida de la memoria

Conocer su historia familiar de problemas de pérdida de la memoria puede ser de utilidad. ¿Algún familiar ha padecido Alzheimer, demencia, senilidad o endurecimiento de las arterias? De ser así, puede estar bajo un riesgo mayor.

Sin embargo, la pérdida de la memoria puede ser reversible e incluye factores que puede controlar.

Los medicamentos que pueden causar los mayores problemas son aquellos que inducen el sueño o que anuncian la precaución “No operar maquinaria pesada con este medicamento”. No dormir lo suficiente puede afectar la memoria. Las personas necesitan el sueño profundo y el sueño del movimiento ocular rápido (MOR). La menopausia puede interferir con la memoria de las mujeres. Los cambios en el estrógeno y la progesterona derivados de la menopausia ocasionan pérdida de la memoria.

La menopausia ocasiona cambios en el estrógeno y la progesterona que ocasionan pérdida de la memoria. Tal pérdida de la memoria puede ocurrir porque las mujeres que la experimentan son de mediana edad; muchas personas notan problemas de memoria cuando llegan a esta etapa. Las drogas ilegales, como la marihuana, pueden provocar la pérdida de la memoria. El alcohol, que puede dañar el cerebro, también perjudica la memoria. Es probable que una ingesta limitada de alcohol no tenga consecuencias y una pequeña cantidad de alcohol diaria puede reducir el riesgo de pérdida de la memoria y el Alzheimer en algunas personas.

Además del Alzheimer, las personas mayores que experimentan problemas de memoria podrían tener otros deterioros en su pensamiento.

Estos incluyen:

  • Deterioro cognitivo leve. Esta condición ocasiona problemas con el pensamiento y con recordar, pero los individuos pueden funcionar y hacer prácticamente todo, incluso pagar facturas, hacer compras y tomar sus medicamentos. Entre los orígenes de esta condición se encuentran la depresión, la ansiedad, los trastornos de la tiroides y otros problemas que pueden derivar en demencia, como el Alzheimer e infartos.
  • Deterioro cognitivo subjetivo. Esta condición presenta una notable reducción en la capacidad para pensar y recordar. Personas con estos problemas tienen más probabilidad de experimentar un trastorno de memoria diagnosticable en cinco a diez años.
  • Demencia. La demencia afecta el pensamiento y la memoria; quienes la padecen con el tiempo pierden la habilidad de funcionar por sí mismos.

4. Trate la pérdida de la memoria

Los medicamentos pueden ayudar a minimizar los problemas de pensamiento y memoria relacionados con el Alzheimer, pero no pueden aliviar la preocupación, el temor y la ansiedad que los pacientes sienten de perder sus recuerdos y la habilidad de pensar con claridad.

El tratamiento del Alzheimer puede enfocarse en los síntomas –como los problemas de pensamiento y de memoria– o en sus causas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) todavía no aprueba terapias modificadoras de la enfermedad para el Alzheimer. El donepezilo genérico funciona bien con el deterioro cognitivo leve ocasionado por la enfermedad y en pacientes que padecen demencia por el Alzheimer.

Trate la pérdida de la memoria

5. Cambie su estilo de vida

Algunos cambios en su forma de vida pueden mejorar su memoria, reducir los riesgos de enfermedades relacionadas con la memoria o potencialmente desacelerar el deterioro de la memoria. La salud del cerebro depende de la salud del cuerpo. Para atender estos temas, su dieta debe incluir ácidos grasos omega-3 que se encuentran en pescados grasos como el salmón y el atún, las nueces, los vegetales de hoja verde y las lináceas y sus aceites. El cacao crudo también mejora la salud cerebral. Busque chocolate oscuro que contenga por lo menos 35% de cacao, pero uno mayor es mejor. Las vitaminas también ayudan a mejorar la memoria, como la vitamina D, que es esencial para la salud del cerebro, y quizás la D3, dependiendo del consejo médico.

  • El atún y el salmón son buenas fuentes de vitamina D. Pida a su doctor que revise sus niveles de vitamina B, incluida la B12, pues una deficiencia de vitamina B puede ser causa de pérdida de la memoria.
  • Las frutas y los vegetales son también buenas fuentes de antioxidantes, como las vitaminas E, C y A. Una dieta balanceada fomenta la salud. La dieta mediterránea, por ejemplo, incluye pescado, vegetales, aceite de oliva, aguacate, nueces, fruta, leguminosas, granos integrales y vino tinto.
  • La dieta MIND puede ayudar a proteger contra el Alzheimer. Consiste en comer pescado una vez por semana; bayas, dos; pollo, dos; nueces y leguminosas, un día sí y otro no; vegetales de hoja verde y otros, diario; vino (un vaso de 150 ml), diario; aceite de oliva y tres porciones de granos integrales al día.

6. Fortalezca su memoria

Las compañías que ofrecen productos y servicios para entrenar la mente operan en una industria en gran crecimiento. Estas empresas manufacturan y venden juegos para entrenar la mente y productos relacionados que supuestamente mejoran la memoria y el proceso de pensamiento.

No pierda su tiempo y dinero en tales productos, pues hacen poco por mejorar la salud cerebral. Lo que sí ayuda es practicar nuevas actividades que lo saquen de su zona de confort, como adoptar un nuevo pasatiempo, aprender a hacer algo nuevo o viajar a un lugar desconocido. Las actividades más productivas abarcan elementos mentales, físicos y sociales. Pasar mucho tiempo viendo la televisión podría acercarlo, con el tiempo, a la demencia.

7. Planifique su futuro

¿Cómo debe uno cambiar su vida si un neurólogo le confirma un deterioro de memoria físico o un desorden? Algunas sugerencias prácticas incluyen:

  • Obtenga ayuda de familiares o amigos para invertir o administrar su dinero. Las disfunciones de la memoria pueden afectar sus juicios financieros.
  • Evite la telemercadotecnia. Registre su número telefónico en el registro oficial para evitar recibir este tipo de llamadas. Lamentablemente, es posible que algunos charlatanes sigan llamando. Monitoree y administre estas llamadas con un identificador de llamadas.
  • Invite a un familiar o amigo cuando pasee en auto. Las personas con desórdenes cerebrales pueden ser conductores inseguros y deben pedir a alguien de confianza que tomen un paseo juntos para evaluar si seguir manejando es una buena idea.
  • Arregle los temas legales. Alguien cuya memoria está en peligro debe tener un testamento y designar un apoderado de confianza que también pueda decidir sobre cuidados de la salud.
  • Deshágase de armas y herramientas eléctricas. Estas son peligrosas para las personas con desórdenes cerebrales.
  • Obtenga la ayuda necesaria. Busque proveedores que ofrezcan buenos cuidados. Enfermeras a domicilio y otros servicios de cuidados en el hogar, así como de alimentación, pueden permitirle a las personas con memoria en deterioro permanecer en sus hogares.

Recurso didáctico de apoyo