Derecho de preparatoria

Implicaciones del Derecho laboral en tu entorno

Concepto de trabajador, patrón, empresa y relación laboral

Cuando se establece una relación de cualquier naturaleza, siempre habrá sujetos que tendrán una participación activa o pasiva; en el caso de una relación laboral, ésta se establece entre el patrón y el trabajador.

Trabajador

El artículo 8° de la ley laboral vigente define que “trabajador es la persona física que presta a otra, física o moral, un trabajo personal subordinado”.

Existen varios tipos de trabajadores, una forma de clasificarlos es la siguiente (García, 2012: 83):

Tipo de trabajadorActividad
Trabajadores de planta o base permanentesQuienes desempeñan una actividad de rutina existente, de manera permanente para una empresa.
Trabajadores de temporadaQuienes realizan actividades sólo durante determinadas épocas del año.
Trabajadores eventualesQuienes realizan temporalmente una labor continua.
Diversos tipos de trabajadores.

El trabajador es sólo una de las partes de la relación laboral, la otra, como acaso intuyes, es el patrón, quien según la misma ley es “la persona física o moral que utiliza los servicios de uno o varios trabajadores”.

Entonces, ¿qué es una relación laboral?

La relación laboral, cualquiera que sea el acto que le dé origen, es la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario (Ley Federal del Trabajo, artículo 20).

Así, existen varios elementos que debe contener una relación para ser considerada laboral:

Esta relación da origen a derechos y obligaciones entre ambas partes, es decir, recíprocas. Estos derechos y obligaciones se encuentran establecidos en los contratos de trabajo, los cuales pueden ser individuales o colectivos.

Contratos individuales y contratos colectivos de trabajo

“Contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación, es aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario”. (Ley Federal del Trabajo, artículo 20, párrafo segundo).

Los contratos laborales también deben cumplir con los elementos de existencia y validez de todos los contratos y por ello debe existir el consentimiento y la capacidad de ambas partes para contratar, la formalidad, etcétera.

Sin embargo, en muchos trabajos no firmas un contrato, pues la ley contempla estos casos y siendo así se le imputará al patrón la falta de formalidad, es decir, que aún sin contrato por escrito sigue existiendo la relación laboral y con ello todos los derechos y obligaciones tanto del trabajador para cumplir con los lineamientos del puesto como para el patrón de otorgar las prestaciones de ley y apegarse a derecho.

En el contrato de trabajo deben estipularse varios aspectos que la ley señala y que analizaremos a continuación:

  1. Datos generales de las partes: nombre, nacionalidad, edad, sexo, estado civil, Clave Única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes y domicilio del trabajador y del patrón.
  2. Duración de la relación laboral: debe establecerse si la relación de trabajo es para obra o tiempo determinado, por ejemplo, para trabajar en la construcción de un edificio; por temporada, como en Navidad o verano; de capacitación inicial, cuando ingresas a la empresa para que puedas conocer el puesto, o por tiempo indeterminado, es decir, que no hay un plazo para separarte de tu puesto y, en su caso, si está sujeta a un periodo de prueba para saber si cumples lo necesario para ocuparlo.

Tipo de servicio que se prestará: en este caso qué tipo de trabajo se realizará: vendedor, constructor, contador, etcétera.

Lugar donde deba prestarse el trabajo: si es en una empresa, establecimiento, si será en varios lugares o en una zona determinada si es vendedor, en una ruta si es proveedor, etcétera.

  1. Jornada de trabajo: “tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo”. (Ley Federal del Trabajo, artículo 58).

Analiza los tipos de jornada que existen (García, 2012: 114):

Tipo de jornadaCaracterísticas
DiurnaDura máximo 8 horas
Está comprendida entre las 6:00 y las 20:00 horas
NocturnaDuración máxima de 7 horas debe comprender entre las
20:00 horas y las 6:00 horas del siguiente día.
MixtaDuración máxima de 7:30 horas
Comprende periodos de la jornada diurna y la nocturna.
El periodo nocturno debe ser menor de 3:30 horas.
Si comprende 3:30 horas o más se considera nocturna.
ReducidaSe aplica a menores de 16.
No pueden trabajar más de 6 horas diarias.
  1. Salario: “retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo”. (Ley
    Federal del Trabajo, artículo 82).

El salario puede ser:

a) Por unidad de tiempo que se paga por el número de horas que el trabajador está a disposición del patrón.
b) Por unidad de obra, algunos lo conocen como salario a destajo, se paga por la cantidad de piezas que se elaboren.
c) Por comisión que se paga por la cantidad de productos o servicios vendidos, bajo esta modalidad trabajan los comisionistas, vendedores, etcétera.
d) A precio alzado se paga por la obra que se realiza, por ejemplo, en la albañilería.

Es muy importante que comprendas que el salario no sólo son los pagos en efectivo que se hacen al trabajador, sino que también se considera parte del salario los pagos hechos por gratificaciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones, bonos, vales de despensa, gasolina o comida, entre otros.

La cantidad mínima que puede percibir un trabajador por los servicios prestados se llama salario mínimo y este debe ser suficiente para satisfacer las necesidades de un jefe de familia como son salud, educación, cultura, recreación, etcétera.

Se debe especificar en qué lugar se pagará el salario y de qué forma; por ejemplo, en el establecimiento en el que se presta trabajo, en las oficinas administrativas, en la obra en la cual laboran, etc., y si su salario comprende efectivo y otras modalidades.

Por ejemplo: un salario de 2,500 pesos puede componerse de: 2,000 pesos en efectivo, 350 pesos en vales de despensa, 150 pesos en vales de comida.

Por último, se debe establecer claramente la temporalidad, es decir, si es semanal, quincenal, mensual, etc., y en qué días habrá de pagarse: los días 15 y último de cada mes, los días sábado cuando es semanal, etcétera.

  1. Días de descanso: son días de descanso los que el trabajador tiene para la convivencia familiar, conmemorar eventos nacionales, el descanso y recuperarse del desgaste físico que producen las actividades laborales.

Entre los días de descanso se contempla que por cada 6 de trabajo debe considerarse por lo menos uno de descanso.

Entre los días de descanso también se consideran los obligatorios que establece la ley en su artículo 74:

  • 1 de enero
  • El primer lunes de febrero en conmemoración del 5 de febrero
  • El tercer lunes de marzo en conmemoración del 21 de marzo
  • 1 de mayo
  • 16 de septiembre
  • El tercer lunes de noviembre en conmemoración del 20 de noviembre
  • 1 de diciembre de cada seis años cuando corresponda a la transmisión del Poder Ejecutivo Federal
  • 25 de diciembre
  • El que determinen las leyes federales y locales electorales, en el caso de elecciones ordinarias, para efectuar la jornada electoral.
  1. Vacaciones: igual que los días de descanso, tienen la finalidad de que el trabajador se recupere física y mentalmente de las labores que realiza.
Las vacaciones son un derecho laboral.

Los trabajadores que tengan más de un año de servicios disfrutarán de un periodo anual de vacaciones pagadas, que en ningún caso podrá ser inferior a seis días laborables, y que aumentará en dos días laborables, hasta llegar a doce, por cada año subsecuente de servicios (Ley Federal del Trabajo, artículo 76).

Como menciona el artículo anterior, los días de descanso irán incrementando conforme el trabajador acumule antigüedad en la empresa. Observa la siguiente tabla:

Años de antigüedadDías de vacaciones
1 año6 días
2 años8 días
3 años10 días
4 años12 días
De 5 a 9 años14 días
De 10 a 14 años16 días
De 15 a 19 años18 días
  1. Otras condiciones de trabajo: existen algunas otras condiciones de trabajo que pueden establecerse dependiendo del tipo de contrato y trabajo, entre las cuales destacan:

a) Aguinaldo. Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del 20 de diciembre, equivalente a por lo menos 15 días de salario (artículo 87, LFT).
b) Prima de antigüedad. Consistirá en el importe de 12 días de salario, por cada año de servicios. La prima de antigüedad se pagará a los trabajadores que se separen voluntariamente de su empleo, siempre que hayan cumplido
15 años de servicios, por lo menos. Asimismo, se pagará a quienes se separen por causa justificada y a quienes sean separados de su empleo, independientemente de la justificación o injustificación del despido (artículo
162 LFT).
c) Habitación. Toda empresa agrícola, industrial, minera o de cualquier otra clase de trabajo está obligada a proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas. Para dar cumplimiento a esta obligación, las empresas deberán aportar al Fondo Nacional de la Vivienda cinco por ciento sobre los salarios de los trabajadores a su servicio. (artículo 136
LFT).

Relaciones colectivas de trabajo

Las tres instituciones representativas del Derecho laboral en México son: el sindicalismo, la contratación colectiva y el derecho de huelga (García, 2012: 385).

El contrato colectivo de trabajo es definido como (Ley Federal del Trabajo, artículo 386):

Convenio celebrado entre uno o varios sindicatos de trabajadores, uno o varios patrones o uno o varios sindicatos de patrones, con objeto de establecer las condiciones según las cuales debe prestarse el trabajo en una o más empresas o establecimientos.

El patrón que emplee trabajadores miembros de un sindicato tendrá la obligación de celebrar con éste un contrato colectivo cuando lo solicite.

Los requisitos que debe contener este contrato, según la ley, son muy similares a los del contrato individual que ya estudiaste:

  • Nombres y domicilios de los contratantes
  • Empresas y establecimientos que abarque
  • Duración
  • Jornadas de trabajo
  • Días de descanso
  • Vacaciones
  • Salarios
  • Capacitación y adiestramiento

El contrato colectivo de trabajo termina, según el artículo 401 de la LFT:

I. Por mutuo consentimiento.
II. Por terminación de la obra.
III. Por cierre de la empresa o establecimiento, siempre que, en este último caso, el contrato colectivo se aplique exclusivamente en el establecimiento.

La diferencia principal es que las partes del contrato o por lo menos una de ellas es un sindicato ya sea de trabajadores o de patrones.

El sindicato

El Derecho laboral otorga, tanto a los patrones como a los trabajadores, el derecho de unirse para defender sus intereses. La forma en la que se han agrupado patrones y trabajadores constituye una garantía de que la defensa de sus intereses es más efectiva si se hace en grupo que de manera individual. A estas formas de organización se les denomina “coalición” (Vázquez, 2003: 123).

El sindicato es la asociación de trabajadores o patrones, constituida para el estudio, mejoramiento y defensa de sus respectivos intereses.

La diferencia entre coalición y sindicato es que la primera es temporal y es constituida para la defensa de los trabajadores, mientras que el sindicato tiene por objeto el estudio, mejoramiento y defensa de los intereses de los trabajadores. La coalición no necesita registro y el sindicato sí.

La ley no contempla los requisitos para la constitución de un sindicato, excepto el número mínimo, el cual será de 20 trabajadores y tres patrones.

Sin embargo la ley sí dispone una serie de requisitos para el registro de estos sindicatos, que si bien no son necesarios para la existencia del mismo, lo son para asegurar la representatividad y legalidad ante terceros.

El artículo 365 de la Ley Federal del Trabajo señala:

Los sindicatos deben registrarse en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en los casos de competencia federal y en las Juntas de Conciliación y Arbitraje en los de competencia local, a cuyo efecto remitirán por duplicado:

I. Copia autorizada del acta de la asamblea constitutiva;
II. Una lista con el número, nombres y domicilios de sus miembros y con el nombre y domicilio de los patrones, empresas o establecimientos en los que se prestan los servicios;
III. Copia autorizada de los estatutos; y

IV. Copia autorizada del acta de la asamblea en que se hubiese elegido la directiva.

Fuerza sindical

Los documentos a que se refieren las fracciones anteriores serán autorizados por el Secretario General, el de Organización y el de Actas, salvo lo dispuesto en los estatutos.

Existen varios tipos de sindicatos:

Los sindicatos de patrones pueden ser:

Cuando se constituye un sindicato, se crea una persona jurídica que tiene capacidad para adquirir bienes muebles, bienes inmuebles destinados al objeto del sindicato y defender sus derechos ante todas las autoridades.

Los sindicatos deben registrarse en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en los casos de competencia federal y en las Juntas de Conciliación y Arbitraje en los de competencia local.

Los trabajadores de una empresa pueden exigir la revisión del contrato colectivo de trabajo o su celebración si no se tiene, así como el cumplimiento de las condiciones de trabajo.

La huelga

La huelga es la suspensión temporal del trabajo llevada a cabo por una coalición de trabajadores (Ley Federal del Trabajo, artículo 440).

Según la Ley Federal del Trabajo, la huelga debe tener un objetivo claro que corresponda con el ejercicio del derecho de los trabajadores de suspender la relación laboral, al cual podrán acudir sin violencia. Los objetivos de una huelga pueden ser:

  • Conseguir el equilibrio entre los diversos factores de producción.
  • Celebrar el contrato colectivo de trabajo.
  • Revisar el contrato colectivo de trabajo.
  • Celebrar un contrato-ley o exigir su revisión.
  • Exigir el cumplimiento del contrato colectivo o del contrato ley.
  • Exigir el reparto de utilidades.
  • Apoyar otras huelgas.
  • Exigir la revisión de salarios contractuales.

Autoridades en materia laboral

Existen varias autoridades en materia laboral que se encargan de aplicar las leyes, así como de vigilar que sean cumplidas. Por otro lado también se encuentran las autoridades que se encargan de impartir justicia en materia laboral.

Autoridades no judiciales en materia laboral

I. Secretaría del Trabajo y Previsión Social

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), como dependencia del Poder Ejecutivo Federal, tiene a su cargo el desempeño de las facultades que le atribuyen la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la Ley Federal del Trabajo, otras leyes y tratados, así como los reglamentos, decretos, acuerdos y órdenes del Presidente de la República (STPS, 2014).

Las facultades de la STPS se encuentran establecidas en el artículo 40 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el cual puedes consultar en el apéndice de Normatividad.

II. Procuraduría de la Defensa del Trabajo

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo es un órgano desconcentrado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que tiene la misión de proteger los derechos de los trabajadores ante la autoridad laboral, mediante los servicios de asesoría, conciliación y representación legal.

Autoridades judiciales

Las autoridades que resolverán los conflictos laborales son las Juntas de Conciliación y Arbitraje tanto federales como locales.

Las juntas, dice Venegas (2007: 18), tienen como funciones principales las relativas al conocimiento y resolución de los conflictos de trabajo que se susciten entre trabajadores y patrones, sólo entre aquellos o sólo entre éstos, derivados de las relaciones de trabajo o de hechos íntimamente relacionados con ellas.

I. Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Según el artículo 1 del Reglamento de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje es un Tribunal con plena jurisdicción, de composición tripartita, integrada por igual número de los representantes de trabajadoras o trabajadores y los representantes de las patronas o patrones y uno del gobierno, de conformidad con la fracción XX del apartado A del artículo 123 constitucional, que tiene a su cargo la tramitación y resolución de los conflictos de trabajo que se susciten entre los trabajadores y los patrones, sólo entre aquéllos o sólo entre éstos, derivados de las relaciones de trabajo o de hechos íntimamente relacionados con ellas.

Su competencia está determinada por la fracción XXXI de dicho precepto constitucional y por el artículo 527 y demás relativos de la Ley Federal del Trabajo. Sus objetivos son:

  • Resolver los conflictos colectivos y los individuales, entre trabajadores y patrones y la potestad necesaria para hacer cumplir sus decisiones. Así como los conflictos entre sindicatos, entre sindicatos y sus propios miembros y entre sindicatos y terceras personas.
  • Atender las demandas y juicios de competencia federal mediante la recepción, tramitación y resolución de los asuntos laborales.

II. Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 en su artículo 123 fracción XX, instituyó las Juntas de Conciliación y Arbitraje como órganos públicos para resolver las diferencias o conflictos entre el capital y el trabajo.

A la fecha, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal se conforma con 17 juntas especiales y seis direcciones generales jurídicas para atender los conflictos individuales y colectivos que se suscitan entre los trabajadores y patrones de esta ciudad (Junta Local de Conciliación y Arbitraje, s.f.)

III. Autoridades que dictan resoluciones de carácter general Son aquellas que con base en sus facultades hacen ciertas determinaciones que después convierten en obligatorias para todas las personas. Estas autoridades son:

a) Comisión Nacional de los Salarios Mínimos.
b) Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas.

Una vez que cada una de estas comisiones ha establecido tanto el salario mínimo como la participación de utilidades los patrones deben cumplir con ellas.

Fuente: Secretaría de Educación Pública. (2015). Derecho I y II. Ciudad de México.