Preparatoria

Clasificación de los textos funcionales

Reflexiona sobre la siguiente pregunta: ¿Alguna vez has escrito una carta, elaborado un cuadro sinóptico o un currículum vítae? Si tu respuesta fue afirmativa, entonces ya has redactado textos funcionales y ahora podrás ampliar tu conocimiento sobre ellos. Si tu respuesta fue negativa, aprovecha ahora esta oportunidad para identificar y poner en práctica la redacción de este tipo de textos.

Los textos funcionales se clasifican en:

Textos funcionales escolares

Los textos funcionales escolares son documentos que registran o exponen información útil y fundamental para adquirir nuevos saberes; por lo tanto, su intención es didáctica, es decir, facilitan el aprendizaje de los estudiantes. Poseen las siguientes características externas e internas.

Características externas

Son variadas, ya que para elaborar estos textos se pueden utilizar distintas estrategias:

Esquema

Con esta estrategia puedes organizar la información de manera jerarquizada.

Imagen con un ejemplo de un esquema. Recuperado de https:// medium.com/mycodebad/microservicios-ejemplo-de-flujo-f45720a9b278

Diagrama

Con esta estrategia puedes organizar la información de manera jerarquizada.

Imagen con un ejemplo de un diagrama. Recuperado de https:// think-productivity.com/diagrama-ishikawa/

Bosquejo

Esta estrategia te permite organizar tus propios pensamientos de manera lógica pero sin una secuencia correcta porque su propósito es reducir la información a lo básico.

Imagen con un ejemplo de un diagrama. Recuperado de https:// es.scribd.com/doc/316173391/Ejemplo-de-Un-Bosquejo

Palabras clave

Esta estrategia consiste en identificar y destacar los vocablos, frases u oraciones básicas de un texto, que contienen las ideas principales o los conceptos esenciales de la información que se trabaja. Este tipo de expresiones se resalta con negritas, subrayado o cursivas, sólo debes tener cuidado de no confundirlas con las referencias textuales.

Ejemplo:

Estos textos, por su estructura, pueden llevar subtítulos, numeraciones y apoyos gráficos como las viñetas, los cuadros, líneas y colores. En ellos se puede encontrar la función apelativa, pues su objetivo es dirigirse al oyente o lector, empleando, para ello, un vocabulario claro y preciso, para que éste realice fácilmente una serie de pasos o acciones. Dentro de este tipo de textos funcionales se encuentran los instructivos, los manuales, los reglamentos y los recetarios de cocina

Títulos y subtítulos

Con esta estrategia refuerzas la importancia del tema a estudiar a través del mensaje que envían los títulos y subtítulos, éstos se pueden presentar centrados, justificados o alineados a la izquierda, empleando negrillas, cursivas u otro color de texto o tipo de letra.

Imagen con un ejemplo de títulos y subtítulos. Recuperado de si.ua.es/es/documentacion/office/word/organizacion-de-un-documento-mediante-esquemas.html

Características internas

En ellas se encuentran los prototipos textuales (narración, descripción, exposición, argumentación, conversación), así como las propiedades textuales (adecuación, coherencia y cohesión).

Los principales textos funcionales escolares son: el mapa conceptual y el cuadro sinóptico.

Mapa conceptual

Es un ordenador gráfico que concentra, jerarquiza, interpreta y presenta información. Un mapa conceptual tiene las siguientes características.

Características internas

  • Concepto: palabra o término que manifiesta hechos, cualidades, fenómenos, objetos. No deben repetirse ni usarse como enlace.
  • Palabras de enlace: son preposiciones, conjunciones y adverbios que se utilizan para integrar una proposición.
  • Proposición: oración que consta de dos o más conceptos ligados por palabras de enlace.

Características externas

  • Elipses u óvalos: dentro de ellos se anota el concepto.
  • Líneas y flechas de enlace: deben usarse líneas cuando la relación se indica con palabras de enlace y flechas cuando la relación es cruzada.
  • Palabras de enlace: se escriben en minúscula, sobre o junto a la línea que enlaza los conceptos.

Propiedades textuales

  • Adecuación: empleo de recursos lingüísticos apropiados al contexto.
  • Coherencia: unidad y organización temática de la información.
  • Cohesión: adecuada relación gramatical entre las partes del texto

Observa el siguiente ejemplo.

La ordenación de los conceptos en un mapa presenta en el siguiente esquema:

  • Inicia con un concepto principal llamado raíz que expresa la idea central.
  • A partir del concepto raíz se establecen relaciones con nuevos conceptos por medio de frases de enlace.
  • Estos nuevos conceptos, a su vez, establecen nuevas relaciones formando una estructura arbórea.
  • Desde un concepto pueden establecerse diversas frases de enlace, una misma frase puede conectar con diversos conceptos.
  • Los conceptos más generales y abstractos aparecen en la parte superior.
  • A medida que el mapa se ramifica, incorporando nuevas frases de enlace, los conceptos secundarios van concretando el tema expuesto.
  • Los conceptos situados en la parte inferior serán los más específicos y concretos.

Cuadro sinóptico

El cuadro sinóptico es un organizador esquemático de información, el cual se organiza tomando en cuenta las relaciones lógicas y jerárquicas que lo conforman.

Se puede decir también, que se trata de un resumen gráfico que permite ordenar y visualizar el contenido de un texto. Lo más común para su elaboración es el uso de llaves { que agrupan y jerarquizan los conceptos de lo más general a lo más particular. Se leen dependiendo hacia dónde señala la punta media de la llave.

Sus elementos externos se aprecian a simple vista.

  • El título se alinea a la izquierda del texto, fuera de la llave principal, mediante llaves o corchetes, así como flechas, se representan divisiones y subdivisiones estimando la importancia de la información.

Además de las herramientas básicas (flechas, llaves…) pueden usarse otras marcas gráficas como cursivas, negritas. Internamente, la información se dispone de acuerdo con:

La jerarquía: ideas principales, secundarias y complementarias; o bien, de lo general a lo particular.

  • El tipo de lenguaje: el registro de la información se hace con un estilo impersonal y neutro, utilizando términos, frases o enunciados breves.
  • El tema del texto: debe ser expresado en el título, en forma clara y precisa.

Proceso para la elaboración del cuadro sinóptico:

  • Leer todo el texto propuesto, para familiarizarte con el tema y conocerlo de manera general.
  • Identificar y subraya las ideas principales o centrales.
  • Identificar las ideas secundarias de las principales.
  • Releer lo subrayado con el fin de verificar que haya lógica, ilación y orden.
  • Anotar el tema y trazar la llave principal que comprenderá toda la información.
  • Relacionar los elementos principales del texto de manera que se puedan organizar en orden de importancia.
  • El siguiente paso se deben agregar las ideas complementarias.
  • En este último paso se añaden los detalles de las ideas complementarias.

Tomando en cuenta todos estos pasos, la estructura básica y completa del cuadro sinóptico es la siguiente:

Otros textos funcionales escolares

Además de los textos anteriores, existen otros escritos funcionales que también te serán de utilidad para tu desempeño como estudiante.

El resumen

Es un texto que se construye a partir de otro, a través de las ideas principales, y que cuida la fidelidad a las ideas del autor. (Pineda y Lemus, 2005: 92)

Es una de las técnicas de estudio más comunes que puedes aprovechar y dominar, aunque al inicio presente cierta dificultad, sin embargo, si aprendes la metodología se convertirá en algo sencillo. El resumen consiste en plasmar la esencia o ideas principales de un texto en pocas líneas, para ello, debes subrayar las palabras clave o ideas principales y transcribirlas en tu cuaderno. De tal modo podrás leer y com-prender fácil y rápidamente el texto íntegro.

Características del resumen

  • Es la reducción de un texto.
  • Se conservan las ideas del autor.
  • Se respeta el sentido o intencionalidad del texto.
  • Es una estrategia de lectura.

A continuación te facilitamos una serie de consejos que te ayudarán a elaborar un buen resumen de manera sencilla, clara y coherente.

ConsejoEjemplo
1. Explica lo que leíste, con sencillez y en tiempo presente.

Es muy común confundir el resumen con un relato. Los resúmenes no se narran, se explican. Un consejo para evitar caer en esta situación es que imagines que tienes delante a tu profesor o compañeros y que les vas a explicar de viva voz lo más importante del texto resumido
No: Un señor paseaba por el parque de la ciudad.

Sí: El texto describe el paseo de un hombre por la ciudad.
2. Evita el uso de la primera persona.

Date cuenta que es frecuente confundir la opinión con la información. En un resumen no debes dar tu opinión del texto que leíste, sino la explicación de lo leído, para que otra persona que no lo haya hecho, se forme una idea del mismo. Así que, debes evitar el uso de la primera persona y usar exclusivamente la tercera persona del singular.
No: Yo creo que el artículo habla sobre la manipulación de lo medios de comunicación.

Sí: El artículo trata la manipulación de los medios de comunicación.
3. No utilices las proposiciones subordinadas adjetivas.

Las proposiciones subordinadas adjetivas son oraciones explicativas que entorpecen el ritmo del escrito y causan confusión; las puedes sustituir fácilmente por un adjetivo o por un participio.
No: El artículo explica la historia de una niña que estaba enferma (oración explicativa subrayada).

Sí: El artículo explica la historia de una niña enferma (adjetivo subrayado).
4. Recuerda que no es lo mismo idea principal que idea secundaria.

La clave para identificar la idea principal en cada párrafo
es preguntarte ¿qué me dice el autor aquí? No es lo mismo la idea principal de un párrafo que las ideas secundarias, estas últimas complementan o apoyan a la idea principal, mediante explicaciones.
No: “…viendo programas de poco contenido educativo y que lo alejan de la convivencia familiar”.

Sí: “En la actualidad los niños pasan muchas horas delante de los televisores de sus hogares”.
5. Evita las enumeraciones.

Con frecuencia las enumeraciones que tiene un texto pertenecen a un campo semántico concreto. Si eres capaz de identificar este campo semántico podrás sustituirlo por la enumeración del texto y así darás agilidad al resumen.
No: El autor explica la importancia de comer nueces, avellanas, almendras y anacardos.

Sí: El autor explica la importancia de comer frutos secos.
6. Usa conectores textuales.

Los conectores textuales o nexos son vocablos relacionantes que enlazan palabras con palabras y oraciones con oraciones. Es fundamental que utilices estos conectores para que tu resumen sea coherente, posea sentido completo y sea más fácil de comprender. Los adverbios, las preposiciones y las conjunciones son conectores o nexos. Algunos ejemplos: también, además, por último, y, por otra parte, sin embargo, e, que, ni, para, por, entre otros.
No: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes. El autor critica la falta de información en las escuelas.

Sí: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes y critica…
7. Evita las citas textuales.

En algunas ocasiones te encontrarás con textos en los que aparecen citas tomadas de otros textos, elaborados por el autor o por otros autores. Evita copiarlas en tu escrito.
No: Aristóteles dice: “La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”.

Sí: Aristóteles reflexiona sobre la importancia de la inteligencia y su aplicación práctica.
8. Evita empezar con una proposición.

Una proposición es una oración que afirma o niega algo de
alguien. Es también una oración simple que forma parte de una oración compuesta.
En este texto el autor dice que la charrería nació en Hidalgo.

No: En este texto el autor…

Sí: El autor de este texto…
9. Evita la descripción.

Describir es decir cómo es algo o alguien en sus elementos, la descripción menciona características por medio de adjetivos. Describir no es lo mismo que explicar.
No: La chica tenía el pelo largo, rubio y ondeaba al viento.

Sí: El texto describe el pelo de una chica.
10. Usa el sujeto elíptico a partir de la segunda oración.

Después de usar el sujeto en la primera oración, para dar mayor agilidad al mismo es recomendable cambiar el sujeto expreso por el sujeto omitido o elíptico.
No: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes. El autor critica…

Sí: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes y critica…

Recuerda que, para elaborar un resumen, es importante conservar el pensamiento del autor y su estilo.

Síntesis

Es otra forma de reducción de textos. Es un escrito que se elabora a partir de las ideas centrales de un texto, de modo que, primero hay que ubicarlas y luego escribirlas utilizando nuestras propias palabras. Podemos enriquecer la redacción agregando opiniones o comentarios personales al respecto. (Pineda y Lemus, 2005:96).

Características de la síntesis

  • Se apoya en el método inductivo (de lo particular a lo general).
  • Inicia con una lectura analítica, es decir, identifica sus partes (párrafos, ideas, ejemplos, características, etc.), pues no se puede sintetizar lo que no se analiza.
  • Se redacta con fidelidad, exactitud y claridad. Por claridad se entiende la expresión de un solo punto principal por párrafo; el uso correcto de los signos de puntuación; el orden en la expresión de las ideas. La exactitud se refiere a la expresión de una idea clara, precisa, que no pueda interpretarse en forma distinta a la que se quiere manifestar; en ocasiones, la falta de exactitud en lo que se dice cambia u oscurece el sentido; dicho de otro modo, da lugar a que se confunda el significado de las palabras o el sentido de las ideas.
  • El texto debe expresar la idea principal del autor utilizando tus propias palabras y estilo.
  • Se puede cambiar el orden de la información según los intereses particulares.
  • En la redacción de la síntesis se utilizan analogías, investigaciones, ampliación y confrontación de ideas, de acuerdo con los objetivos determinados.
  • La síntesis es una técnica que facilita los procesos de aprendizaje.
  • Es una herramienta que permite comprender, interiorizar y redactar mejor determinados contenidos de nuestro interés.
  • La síntesis se basa en las ideas centrales de un texto.
  • Es importante que sea un texto más reducido que el original, pero que no se aparte de la intención básica que el autor quiso reflejar.
  • No se incluyen ideas nuevas o percepciones propias.

Repasa las siguientes indicaciones para realizar una buena síntesis de un texto.

  • Lee el texto o tema de manera general, procurando poner atención en los detalles del mismo. Este tipo de lectura es lo que llamamos lectura exploratoria o de comprensión.
  • Selecciona las ideas principales. Esta segunda etapa implica una lectura analítica donde vas a emplear la técnica de subrayado para identificar las palabras clave que te ayudarán a extraer lo esencial del texto original.
  • Elimina la información poco relevante. Después de haber subrayado vas a jerarquizar ideas y sólo te quedarás con aquella información útil para la buena comprensión del tema y la creación de un texto más breve con la misma intención que el texto original.
  • Redacta el texto final con base en tu interpretación personal. Es recomendable que dicho informe presente una paráfrasis estructurada y enriquecida.

Si logras cumplir con estos pasos habrás logrado hacer una buena síntesis del texto que hayas elegido.

Textos funcionales personales

Ahora tendrás la oportunidad de conocer los textos funcionales personales e identificar las características que los distinguen entre sí y del resto de las redacciones de este tipo.

Como todos los textos, los personales están conformados por: presentación, desarrollo y conclusión. Dichos elementos forman la estructura del texto o escrito, cada uno de ellos puede poseer uno o más párrafos.

A continuación, conoce los textos funcionales personales: currículum vitae y carta formal.

Currículum vitae

El currículum vitae (historia u hoja de vida) presenta, de forma breve, correctamente organizada y en orden cronológico, información sobre la persona y su trayectoria académica y laboral, la que es indispensable para solicitar cualquier trabajo. Suele acompañarse de fotocopias de los documentos comprobatorios pertinentes.

Su estructura y contenido se apegan a los formatos y requerimientos de la empresa, instancia o institución que lo solicita. Existen dependencias que proporcionan al solicitante el formulario y sólo es necesario registrar de manera puntual la información que se requiere.

Un currículum debe integrar los siguientes apartados:

Formato básico de currículum vitae

Datos personales

  • Nombre completo:
  • Fecha y lugar de nacimiento: Estado civil:
  • Dirección actual:
  • Dirección de correo electrónico: Teléfonos:

Interés profesional

Escribe aquí el tipo de actividades y áreas en las que te gustaría desarrollar tu profesión y el tipo de trabajo que estás buscando.

Experiencia profesional

Se empieza por el último trabajo y debes incluir:

Fechas de inicio y de término: (si es tu primer trabajo recuerda que tus prácticas profesionales y trabajos no remunerados son parte también de tu experiencia).
Nombre de la empresa.
Breve descripción del giro de la empresa (restaurante, hotel, tienda de ropa, farmacia, etcétera).
Localidad en que se encuentra la empresa (Veracruz, Aguascalientes, etcétera).
Título del puesto.
Título de la persona a quien se reportaba.
Cantidad de gente que se supervisaba (cuando aplica).
Breve descripción de las funciones del puesto.
Breve explicación de la razón de tu salida (cuando es positivo).

Preparación académica

Se empieza por los últimos estudios. Es muy importante que pongas las fechas en que se han cursado.

Otros estudios

Escribe aquí los cursos en los que hayas participado.

Resumen de habilidades

Escribe aquí un breve resumen de tus principales habilidades.

Otros conocimientos

Enlista aquí los conocimientos adecuados para diferenciarte de otros candidatos.

Idiomas

Enlista el o los idiomas adicionales al español que domines.

Carta formal

Antes de aprender sobre la carta formal, es importante que conozcas sus generalidades, cuyo origen viene de la lengua latina charta, y del griego χάρτης). Una carta es un texto escrito que una persona conocida como remitente envía a otra
llamada destinatario, con la finalidad de comunicarle algo importante; por lo general dicho escrito va dentro de un sobre cerrado.

El envío de una carta obedece al deseo de una persona de crear lazos de amistad, fraternidad o establecer relaciones de negocios.

Dependiendo de la intención o temática que se desarrolle en el cuerpo, la carta se clasifica en familiar, particular y formal. Aquí estudiarás únicamente la carta formal; y, dentro de los textos funcionales laborales y sociales, la carta de petición.

La carta formal es aquella que se intercambia entre personas que tienen una relación laboral, mercantil o de negocios.

La relación que existe entre emisor y receptor en la carta formal es meramente profesional, el tono que se usa en la redacción es cortés, respetuoso y atento, aunque directo y desprovisto de la sencillez que caracteriza a las cartas familiares.

Los elementos de la carta formal son los siguientes:

  1. Membrete.
  2. Fecha.
  3. Destinatario.
  4. Vocativo.
  5. Texto.
  6. Despedida.
  7. Antefirma.
  8. Firma.
  9. Cargo.

Otros textos funcionales personales

Recuerda que en el curso Taller de Lectura y Redacción I trabajaste textos funcionales personales como el diario, el correo electrónico y la anécdota; En la actualidad, un escrito que ha cobrado mucha fuerza es el mensaje de texto.

Mensaje de texto

Se entiende por mensaje de texto, aquel comunicado escrito que se transmite entre dispositivos móviles, como los teléfonos celulares.

Características:

  • Se utiliza en los teléfonos celulares y aparece hoy como uno de los elementos más prácticos, accesibles y fáciles de usar en la comunicación cotidiana.
  • Es conocido como SMS o en inglés Short Message Service.
  • Se caracteriza por su brevedad y su fácil envío.
  • La característica primordial es que es breve, es decir, se estructura en unas pocas líneas.
  • Contiene información más inmediata, urgente o breve que se envía a otra persona por la practicidad del trámite.
  • Es un elemento singular de nuestra época, ya que ha transformado en gran medida la manera en la que nos comunicamos en la vida cotidiana.
  • Posee un nuevo vocabulario que se compone de palabras abreviadas en un par de vocales (en palabras tales como: que, porque, quiero… que pasan a ser q, xq y kiero respectivamente). Estas nuevas palabras se usan en un sinfín de espacios más o menos informales.
  • Obliga a la persona a transmitir una idea en un número limitado de palabras, por lo cual también impide que las ideas del mensaje sean muy complejas o difíciles de explicar.
  • Abarca una variedad de temáticas y motivos para emplearse, se usa para invitar a eventos, dar avisos, enviar alarmas, confirmar transacciones bancarias, participar en juegos televisivos o simplemente para decirle a alguien que quiere o extraña, entre otras infinitas posibilidades.

Textos funcionales laborales y sociales

Los textos laborales y sociales son de suma importancia, ya que en algún momento tendrás que redactarlos para trámites diversos.
Los laborales tienen una estructura sencilla, pues lo que pretenden es llamar la atención del destinatario. Los textos sociales buscan establecer vínculos de comunicación con las personas que laboran en el interior de una empresa, dependencia de gobierno, escuela, entre otros ámbitos.

A continuación revisarás: la carta de petición, la carta poder, la solicitud de empleo y el oficio, además del recibo, vale y circular.

Carta de petición

Es una solicitud relacionada con un asunto o problema, cuya solución la puede proporcionar la persona a quien va dirigida.

Se utiliza cuando es necesaria la ayuda de una tercera persona, cuando se desea conocer información sobre un asunto específico o se requiere de los servicios de un profesional en un área determinada, entre otras razones.

A continuación se presenta la estructura externa e interna de la carta de petición, así como una serie de sugerencias para redactarla.

Estructura externa:

  • Debes usar hojas tamaño carta.
  • Si es posible usa papel membretado.
  • Para escribirla se debe utilizar una máquina de escribir o computadora,
  • Toda carta debe poseer un destinatario, la fecha, el saludo, la petición, la despedida y la firma del solicitante.

Estructura interna:

  • Nombre, título y dirección exactos de la persona a quien se dirige.
  • Petición específica o propósito de la carta.
  • Dirección completa del remitente en el margen izquierdo superior de la carta.
  • Cuerpo de la carta:
    • Fecha completa, en el lado derecho o izquierdo de la carta en el renglón debajo de la dirección del destinatario.
    • Fórmula de encabezamiento que debe contener la información sobre la persona a quien se dirige. Por ejemplo: Dr. López, Ing. Ramírez, Sra. Lara.
    • Párrafos:
      • Párrafo inicial: presentación y asunto. Esta parte debe ser clara y breve, por ejemplo una solicitud de información, una entrevista, un aumento de sueldo, una queja o un apoyo. Por ejemplo: “Escribo para solicitar…”, o “El motivo de esta carta es solicitarle…” o “Esta carta es para notificarle que…”.
      • Párrafo(s) intermedio(s): información adicional como los antecedentes o la importancia de la solicitud; usa oraciones cortas.
      • Párrafo final: respuesta esperada; dependiendo de la naturaleza de la petición, solicita información, una cita o una acción para corregir un error.
      • Agradecimiento y despedida: Utiliza frases como: “Atentamente”; “Quedo a sus órdenes”, “En espera de su respuesta”, “Saludos cordiales”, entre otros.
      • Firma: Se firma y escribe el nombre completo debajo.

Para reconocer cada dato revisa el ejemplo de la carta de petición que a continuación se te presenta:

Carta poder

La carta poder es un texto funcional social de uso privado, que es elaborado por una persona cuando, por alguna razón, no puede hacer un trámite por sí mismo, y por ello da “poder” a otra para que lo realice en su nombre.

Dicho de otro modo, la carta poder consiste en dar autorización a una persona de tu plena confianza para que realice algún trámite en tu nombre y representación.

Por ejemplo, para que recoja un documento a nombre tuyo, si te encuentras en otra ciudad o porque estás enfermo. En esta carta especificas claramente las facultades que le otorgas o cedes y el tiempo que consideras necesario para realizar dicho trámite.

Recuerda que solamente una persona mayor de edad puede otorgar o recibir la carta poder. La carta poder debe contar con los siguientes elementos básicos:

  • Nombre de quien recibirá la carta (persona, institución o empresa).
  • Cedente, quien la otorga (nombre y firma).
  • Debe contener la palabra otorgo que representa la cesión del poder.
  • Nombre completo de quien acepta el poder.
  • Mensaje (justifica el tipo y por qué de la carta poder).
  • Fecha de inicio y de finalización del poder otorgado.
  • Nombres y firma de los testigos (puede ser uno pero se acostumbran dos o más).

Observa el siguiente ejemplo.


La carta poder es muy útil ya que se puede emplear para la realización de muchos movimientos y trámites, por ejemplo:

  • Cobrar un cheque.
  • Recoger documentos.
  • Conceder poder a los subordinados para que puedan realizar gestiones en ausencia del jefe.
  • Efectuar pagos escolares.
  • Recibir información.
  • Representar a una persona enferma o impedida.
  • Dar razones.
  • Entregar documentos.

Solicitud de empleo

La solicitud de empleo es un documento que debe llenarse para solicitar un trabajo; expone datos personales, académicos y profesionales de quien solicita el empleo con la finalidad de mostrar que está capacitado para desarrollar determinada actividad laboral. Actualmente el formato es preestablecido, de fácil adquisición en las papelerías.

Su estructura externa está integrada por los siguientes apartados:

  1. Datos personales.
  2. Datos familiares.
  3. Datos de estudios realizados.

La estructura interna está vinculada con el uso de un lenguaje basado en palabras, frases y enunciados breves que dan cuenta de la capacidad del solicitante. Aquí se emplea la función referencial.

Este formato es muy importante, ya que es la primera impresión que tu futuro empleador o patrón tendrá de ti, por ello es preciso e indispensable que te tomes el tiempo y el cuidado necesarios para llenarlo. Para hacerlo bien, toma en cuenta estas recomendaciones útiles hechas por algunas agencias de empleo:

  • Redacta tu solicitud con letra legible, evita manchas, errores de ortografía y cuida la presentación.
  • Mantén organizados y actualizados los documentos que demuestren tu experiencia y estudios.
  • Antes de llenar la solicitud, léela con atención, luego escribe en los espacios en blanco los datos que se te solicitan.
  • Escribe el nombre del puesto específico que solicitas, evita decir que deseas cualquier empleo.
  • Incluye un domicilio fijo y un número telefónico en el que puedas ser localizado y recibir información.
  • No dejes preguntas sin contestar. En todo caso escribe no aplica cuando así corresponda.
  • En el apartado de salario deseado, indaga previamente el salario promedio para el puesto al que aspiras y escribe una cifra cercana.
  • Sé honesto al responder cada pregunta.
  • Evita hablar mal de tu trabajo anterior.
  • En el apartado de capacidades o habilidades, detalla las relacionadas con el puesto y algunas otras, aunque no se vinculen directamente con el empleo que solicitas.
  • Prepara una descripción sobre ti, porque la mayoría de solicitudes te pedirán esta información.
  • Cuando incluyas referencias, asegúrate de haber avisado a las personas que te recomiendan.
  • Revisa tu solicitud antes de entregarla. Fírmala y entrégala en el lugar correcto.

Oficio

El oficio es un documento que circula generalmente en instituciones de gobierno, colegios de profesionales, sindicatos, etc.; contiene información diversa relacionada con movimientos, gestiones, consultas, agradecimientos, invitaciones, acuerdos, felicitaciones, entre otros. Se elabora empleando un lenguaje formal y preciso.

A continuación, te describimos la estructura del oficio, revísala y lee con atención la explicación de sus elementos.

  1. Nombre y logo de la dependencia.
  2. Datos de identificación del documento. Aparecen en el ángulo superior derecho.
  3. Asunto. Dos o tres palabras que resuman el asunto tema del oficio.
  4. Lugar y fecha. Se anota en la parte superior derecha.
  5. Nombre, cargo y dirección del destinatario o enunciatario. Es indispensable que antes del título profesional se dé el tratamiento de ciudadano anotando una C., excepto en los casos en que se dirija a un funcionario público (C. Director de…,
    C. Secretario de…).
  6. Entrada o registro de antecedentes. Se hace referencia a los antecedentes del asunto indicando número, fecha, expediente…
  7. Desarrollo, cuerpo o medio. Se explicita el acuerdo, orden o resolución. Constituye la información central. Se reconoce por el uso de frases como: “Tengo a bien comunicarle…”, “Tengo el honor de informarle…”, “Es un honor manifestarle…”, “Me es grato comentarle…”.
  8. Cierre o conclusión. Constituido por frases que expresan la ejecución de una orden, del acuerdo… generalmente se escribe: “Lo que comunico a usted para su debido cumplimiento”, “Lo que comunico a usted para los fines a que haya lugar”, “Lo que comunico a usted para su conocimiento”.
  9. Frases de cortesía. Se anotan al final con el propósito de sostener el ambiente de cordialidad y la posibilidad de seguir en comunicación. Por ejemplo: “Hago propicia la ocasión…”, “Sin otro particular, quedo de usted”, “Agradezco la atención que se sirva prestar al presente…”, “Reciba mi consideración y estima personal”.
  10. Atentamente. Es la frase que se usa como despedida.
  11. Lema. Frase que identifica los ideales y tendencias políticas de la dependencia, por ejemplo: “Sufragio efectivo, no reelección”.
  12. Antefirma. Suele ponerse el cargo que ostenta el enunciador o el que suscribe el documento: “El subdirector”, “Jefe de departamento”, “Oficial mayor”.
  13. Nombre y firma del remitente o enunciador. Debe ser manuscrita. El uso del facsímil se permite en minutas, copias y para asuntos de menor importancia como avisos, circulares o memorándum.
  14. Sello. Se coloca el sello de la dependencia, de la oficina o del departamento.
  15. Iniciales. Refieren a la persona que dicta y a la que transcribe el oficio. Se anotan en el lado izquierdo inferior. En mayúsculas las iniciales de la persona que dicta, y en minúsculas las iniciales de la persona que transcribe.
  16. c.c.p. (con copia para). Se anotan cuando se envían copias a otras autoridades para su conocimiento.

Revisa el siguiente ejemplo de oficio, identifica cada parte y lee nuevamente su explicación.

Recibo

Es un documento mercantil en el que se hace constar alguien entregó dinero o alguna cosa a quien extiende el documento.
La forma de recibo debe contener los datos siguientes:

  • El nombre de la persona que entrega.
  • La cantidad de dinero con número y letra.
  • El concepto por el que se entrega el documento.
  • Lugar y fecha.
  • La firma del que recibe el dinero, se denomina receptor.

Revisa el siguiente ejemplo:

Vale

Es un documento de índole mercantil que se extiende a favor de una persona, obligándose a pagar una cantidad a cambio de mercancía u objetos. El vale generalmente tiene el carácter de comprobante provisional, se extiende en tanto se consolida la operación pactada.

La forma del vale debe contener los datos siguientes:

  1. El nombre de la persona a quien se extiende.
  2. El concepto que motivó el vale, describiéndolo ampliamente.
  3. Lugar y fecha de expedición.
  4. Firma de la persona que emite el vale.

Observa el siguiente ejemplo:

Circular

Este documento está diseñado para informar a un gran número de personas sobre acuerdos, reuniones y actividades organizadas por las autoridades o jefes inmediatos.

Es formal, pero menos que un oficio. Se caracteriza por ser breve y facilitar el flujo de información en el interior de una empresa o institución; regularmente se lleva un control de las circulares por medio de una numeración.

A continuación revisa un ejemplo sencillo de este texto funcional.

Fuente: Secretaría de Educación Pública. (2015). Taller de Lectura y Redacción II. Ciudad de México.