Preparatoria

Redacción de textos creativos

Funciones comunicativas

Los textos recreativos son aquellos en los que el enunciador expresa sus emociones y sentimientos, como resultado de la imaginación y la creatividad, con el fin de impresionar los sentidos del enunciatario para divertirlo o entretenerlo, de ahí que en este tipo de texto predominen las funciones emotiva y poética de la lengua, la primera lo sensibiliza y emociona, y la segunda se vale de las figuras poéticas para llamar la atención del receptor.

Si revisas el siguiente texto:

La primavera besaba
(fragmento)

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda…

Antonio Machado

Te darás cuenta que Antonio Machado expresa en este poema, cómo percibe la primavera valiéndose de la función poética o retórica, dado que hace comparaciones y utiliza un lenguaje retórico o literario, que te lleva a imaginar, en este caso, un paisaje primaveral. Observa que el vocabulario empleado hace que tus sentidos o estado de ánimo se transformen. El poeta utiliza dos figuras literarias, una comparación y una prosopopeya o personificación, dicho de otro modo, presenta a la primavera como un ser humano (prosopopeya) y la compara con una mujer. A la hierba recién nacida la compara con el humo.

Ahora revisa este texto que reproduce la conversación entre dos amigos:

— Ay! ¡Qué dolor de cabeza!
— ¿Qué te pasa amigo?
— ¡Me duele la cabeza!
—¡Pobre de ti, amigo!, pero, ¡ya es viernes!
— Sí… ¡Qué bueno que hoy es viernes!

En este texto dialogado, es notable cómo se expresan los sentimientos de los enunciadores y, por tanto, se reflejan las características propias del pensamiento y personalidad de ambos. De ahí que el texto desarrolle la función emotiva.
Para definir o establecer lo literario, debemos partir del concepto de literatura. No existe un pueblo sin literatura, ya que ésta forma parte de su expresión. Como tal, su carácter popular y espontáneo aparece a través de la vía oral, ligada con las actividades cotidianas.

Etimológicamente, literatura proviene del término latino littera que significa “letra” o “escrito”. La literatura está relacionada con la cultura y con la expresión de la belleza por medio de la palabra hablada o escrita. Otra definición dice que la literatura es el conjunto de producciones literarias de un pueblo o una época.

La literatura es un arte, ya que tiene una finalidad estética. Toda obra literaria es producto de un acto de comunicación que une al lector –de diferente época y lugar– con el autor de la producción.

Los géneros literarios son los rasgos característicos que permiten agrupar o clasificar a las obras literarias. Estas características dependen de ciertos factores como su forma de expresión: en prosa o en verso; los rasgos comunes según la corriente o movimiento literario; por la actitud del autor: objetivo o subjetivo, o por la función que cumple.

En la literatura se consideran ciertos géneros básicos que son la poesía, la didáctica y la oratoria; la poesía, por su parte, se manifiesta en tres subgéneros: épico, lírico y dramático.

En un texto literario las palabras tiene la facultad de despertar en el lector una gama de emociones y sentimientos que le hacen vivir y recrear imágenes. Todo texto literario se caracteriza por:

  • El predominio de la función poética sobre la referencial, pues no se limita a comunicar, trata de influir en el ánimo del lector haciéndole vivir emociones y sentimientos. Es eminentemente connotativo, ya que el lenguaje literario es polisémico, es decir, admite pluralidad de significados.
  • Manejo de abundantes recursos poéticos como las figuras literarias y los tropos.
  • Las palabras son elegidas por su eufonía y por su carga emotiva.

Fuente: Fournier, 2002: 13-20.

Características externas

Externamente, los textos recreativos suelen presentar, combinadas o separadas, algunas de las formas textuales que conocerás a continuación.

Prosa

Es una manera de organizar el texto de forma lineal y continua, es la forma natural que toma el lenguaje para expresar los conceptos. Así está escrito este libro, como una cadena lineal, horizontal de palabras que no están sujetas a límite, ni medida ni cadencia o ritmo (Beristáin, 2006:409).

Posee las siguientes características externas:

La prosa, como forma ordinaria de expresión lingüística, emplea las siguientes estructuras sintácticas:

  • Frases.
  • Enunciados u oraciones.
  • Proposiciones.
  • Párrafos
  • Concluye con un punto final. ( . )

Lee el siguiente texto en prosa cuyos autores son dos grandes de la literatura latinoamericana: Jorge Luis Borges y Alfonso Bioy Casares.

Observa en este ejemplo, como:

  • La frase expresa una idea completa. En el texto anterior la frase no posee verbo; también puedes encontrar frases que poseen verbo pero no sujeto, por ejemplo “se renta”.
  • El enunciado también te presenta una idea completa pero tiene un sujeto que realiza la acción del verbo y algún modificador del predicado.
  • La proposición consiste en una serie de oraciones coordinadas que te indican un juicio completo.
  • El párrafo presenta una serie de oraciones y proposiciones coordinadas que engloban una idea principal.
  • El punto final cierra el texto.

Por otra parte, la función que se refleja con mayor claridad es la poética, dado que, el estilo de estos dos escritores es muy singular puesto que te invita a leer el texto más de una vez para poder entender el mensaje que quieren transmitir.

Es fundamental destacar que en este tipo de textos recreativos escritos en prosa, encontrarás un rasgo propio del verso: el ritmo o cadencia, utilizados por la función poética del lenguaje. Cuando un texto escrito en prosa utiliza recursos poéticos o
figuras retóricas, se le denomina prosa poética.

Verso

El término poesía proviene del griego poiesis que significa creación. Según el Diccionario de uso del español, de María Moliner: “es el aspecto bello o emotivo de las cosas, se basa en imágenes sutiles evocadas por la imaginación y por el lenguaje a la vez sugestivo y musical, generalmente sometido a la disciplina del verso”.

¿Qué es verso? De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua verso es: “Palabra o conjunto de palabras sujetas a medida y cadencia, o sólo a cadencia”.

El verso es cada línea que comprende una composición poética. Es el recurso más utilizado por la poesía. El conjunto de versos forma un poema, puede estar constituido por una o varias estrofas. La extensión del poema está determinada por las normas literarias, por el estilo o por la voluntad del poeta.

El verso es una forma especial de expresión. Es más difícil escribir en verso que en prosa, ya que los textos en verso están sujetos a reglas especiales que atienden al ritmo, la métrica, la rima y la pausa.

La versificación es el conjunto de normas y reglas que rigen a los versos. Es la acción por la cual se componen versos. El verso puede ser clásico, blanco y libre.

El verso clásico está sometido a las leyes de la métrica y la rima. El verso blanco toma en cuenta solamente métrica y no tiene rima. El verso libre no tiene medida fija en sus versos ni rima determinada. Únicamente considera la distribución de los
acentos, lo que le proporciona un ritmo interno.

Elementos formales del verso clásico

Métrica

Es la medida de un verso considerando el número de sílabas poéticas. Según el número de sílabas puede ser de arte menor o de arte mayor. Los versos de arte menor comprenden de dos a ocho sílabas, los de arte mayor, de nueve a 16 sílabas, incluso hay versos hasta de 24.

Para medir correctamente el verso es preciso considerar ciertas licencias métricas como la sinalefa, la diéresis, la sinéresis y la ley del acento final del verso.

  • Sinalefa: consiste en que, cuando dos vocales, incluso de distintas palabras, van juntas, forman una sola sílaba métrica.
  • Diéresis: es la ruptura de un diptongo colocando una diéresis (¨) en la vocal débil con lo que se forma un hiato, que consiste en hacer que una sílaba gramatical se transforme a dos sílabas métricas. No olvides que se debe indicar gráficamente con la diéresis. Esta licencia métrica se aplica únicamente para ajustar el núme-ro de sílabas en un verso que demande un conteo silábico regular. Ejemplos:

Sü-a-ve.

me- be-só- sü-a-ve-men-te

Este cuento es largo de contar = es-te cü-en-to-es-lar-go-de-con-tar.

  • Sinéresis: es la conversión de un hiato en un diptongo, es decir, unir en una sílaba dos vocales fuertes. Este caso es mucho menos frecuente que la licencia anterior. Por ejemplo, la palabra aéreo se divide así: a-é-re-o. Aplicando la sinéresis quedaría así: a-é-reo.
  • Ley del acento final: para contabilizar las sílabas de un verso, además de las licencias ya citadas, también debe considerarse el acento final. Si la última palabra del verso es aguda, se le agrega una sílaba más; si es grave no sufre cambios, se contabiliza igual; y si es esdrújula se resta una sílaba.
  • Rima perfecta o concordancia: es la igualdad o similitud de sonidos que se presenta en la terminación de la última sílaba, de la palabra final de un verso. La rima se considera a partir de la última vocal acentuada. Ejemplo:

La princesa está triste. ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa
Que ha perdido la gracia, que ha perdido el color
La princesa está triste en su silla de oro
Está mudo el teclado de su clave sonoro
Y, en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

Para mayor claridad, observa el siguiente fragmento de un poema de Rubén Darío.

¡Juventud, divino tesoro,
ya te vas para no volver!…
Cuando quiero llorar, no lloro
y a veces lloro, sin querer

  • Rima asonante o imperfecta: se considera asonante la rima en la que coinciden sólo las vocales a partir de la vocal tónica de la última palabra del verso.

Observa, el fragmento que a continuación se te presenta:

Romance de la migajita
Guillermo Prieto
(Fragmento)

Tan preciosa como un ángel,
con tu rebozo de seda,
con tus sartas de corales,
con tus zapatos de raso,
que ibas llenando la calle…

Fuente: Prieto, s/f.

  • Ritmo y cadencia: es la repetición de sonidos en cada cierto número de intervalos de tiempo. Es el efecto acústico agradable al oído, que produce emoción estética.

    El ritmo es el producto de la interacción de varios factores: la duración de los sonidos, el tono y la intensidad con que se reproducen, la repetición del mismo número de sílabas, de acentos distribuidos en lugares fijos y de ciertos sonidos al final de cada verso. Esta característica la puedes identificar en los ejemplos anteriores si haces una lectura pausada y en voz alta. Otra forma de identificar el ritmo o cadencia es prestando atención a tu voz cuando cantas.

    Al conjunto de versos que forman una composición poética y que terminan con el punto y aparte o punto final se les llaman estrofas. Si una estrofa está formada por tres versos se llama terceto, si tiene cuatro se le llama cuarteto, y así sucesivamente. Otras estrofas reciben diferentes nombres de acuerdo con sus características, por ejemplo, pareado, cuarteta, quintilla, quinteto, sextilla, serventesio, redondilla, cuaderna vía, madrigal, lira, seguidilla, octavilla, octava real, décimas, sonetos, entre otros más. Fuente: Fournier, 2002: 174-177.

El verso castellano, por el número de sílabas se clasifica en:

  • Bisílabo: canto.
  • Trisílabo (tres): palidez.
  • Tetrasílabo (cuatro): utilizó.
  • Pentasílabo (cinco): yo soy muy pobre.
  • Hexasílabo (seis): su luz transparente.
  • Heptasílabo (siete): yo quiero que tú sepas.
  • Octosílabo (ocho): también serás desdichada.
  • Eneasílabo (nueve): sonaron doce campanadas.
  • Decasílabo (diez): No tiene alhajas mi duquesita.
  • Endecasílabo (once): Como fantasmas que en la noche brotan.
  • Dodecasílabo (doce): Así me dijeron tus labios benditos.
  • Tridecasílabo (trece): La América fragante de Cristóbal Colón.
  • Alejandrino (catorce): La América del grande Moctezuma, del Inca.

Con respecto a la rima, ésta presenta varios esquemas, por ejemplo, hay versos pareados, cuya rima se presenta de dos en dos, esquema AABB como el siguiente:

…porque veo al final de mi rudo camino A
Que yo fui el arquitecto de mi propio destino, A
Que si extraje la miel o la hiel de las cosas, B
Fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas; B
Amado Nervo.

  • Verso monorrimo: todos los versos presentan una sola rima siguiendo el esquema AAAA.

Más si hoy, abandonada, A
Ya no cierras ni abres nada, A
pobre llave desdentada A
Luis G. Urbina.

  • Rima cruzada o abrazada: se presenta de manera alternada, de acuerdo con el esquema ABAB. Ejemplo:

¡Cuántos hay, que cansados de la vida, A
Enfermos de pesar, muertos de tedio, B
Hacen reir como el actor suicida, A
Sin encontrar para su mal remedio! B
Juan de Dios Peza.

Esquema de la rima encadenada: se presenta en forma de cadena, entre las estrofas. Ejemplo:

Es un vano artificio del cuidado, C
Es una flor al viento, delicada, D
Es un resguardo inútil para el hado, C
Es una necia diligencia errada, D
Es un afán caduco, y bien mirado, C
Es cadáver, es polvo, es sombra, es nada. D
Sor Juana Inés de la Cruz.

Recuerda que los versos se agrupan en estrofas, a continuación se presentan las principales estrofas con un ejemplo (Fournier, 2002:179-190)

Pareado

Estrofa de dos versos que riman entre sí, sea consonante o asonante.
El que se fue a la Villa
Perdió su silla.

Terceto

Estrofa de origen italiano formada por tres versos endecasílabos y riman el primero con el tercero: el segundo queda libre para rimar con el verso de la siguiente estrofa.

Mi pobre padre cultivó el desierto,
Era un hombre de bien, un sabio artista,
Y de vergüenza y de pesar ha muerto.
Salvador Díaz Mirón

Cuarteto

Está formado por cuatro versos endecasílabos cuyo esquema de rima es ABBA.

Yo no puedo tenerte ni dejarte,
Ni sé por qué al dejarte o al tenerte,
Se encuentra un no sé qué para quererte
Y muchos si sé qué para olvidarte.
Sor Juana Inés de la Cruz

Cuarteta

Consta de cuatro versos de ocho sílabas y su esquema de rima es ABAB.

Perdí tu amor y tu belleza,
Pasó el encanto juvenil,
¡y me quedé con mi tristeza
En esta torre de marfil!
Rubén Navarro

Serventesio

Formado por cuatro versos de once sílabas según el esquema ABAB.

¡Cuántos hay, que cansados de la vida,
Enfermos de pesar, muertos de tedio,
Hacen reír como el actor suicida,
Sin encontrar para su mal remedio!
Juan de Dios Peza

Redondilla

Estrofa de cuatro versos octosílabos con rima ABBA.

Si acaso me contradigo,
En este confuso error,
Aquel que tuviere amor
Entenderá lo que digo.
Sor Juana Inés de la Cruz

Cuaderna Vía

Estrofa medieval de cuatro versos alejandrinos (de catorce sílabas), con una sola rima.

De parte de Valencia venían las anguillas,
Salpresas e trechadas a grandes manadillas,
Dábanle a don Carnal por medio de las costillas,
Las truchas de Alberche dábanle en las mejillas.
Juan Ruiz Arcipreste de Hita

Quintilla

Estrofa de cinco versos octosílabos.

Tu torcida arquitectura
Es la misma del portal,
De mi antigua casa obscura,
Que en un día de premura
Fue preciso vender mal.
Amado Nervo.

Sextilla

Estrofa formada por seis versos octosílabos cuyo esquema de rima es a voluntad del poeta.

Esta niña dulce y grave
Tiene un largo cuello de ave,
Cuello lánguido y sutil
Cuyo gálibo suave
Finge proa de una nave,
De una nave de marfil.
Salvador Díaz Mirón

Lira

Estrofa de origen italiano, conjunto de seis versos endecasílabos combinados con heptasílabos.

Pues, estoy condenada,
Fabio, a la muerte, por decreto tuyo,
Y la sentencia airada,
Ni la apelo, resisto, ni la huyo;
Óyeme, que no hay reo tan culpado
A quien el confesar le sea negado.
Sor Juana Inés de la Cruz

Seguidilla

Estrofa de siete versos pentasílabos combinados con heptasílabos.

En el mundo hay devotos
De ciertos santos:
La gratitud les dura
Lo que el milagro;
Que un beneficio
da vida siempre a ingratos
desconocidos.
Ricardo Palma

Octavilla

Estrofa compuesta por ocho versos octosílabos y con rima del cuarto al octavo; los demás versos, riman a consideración del poeta.

Y clavando la mirada
En la sombra entumecida,
El Dios Bueno, de la Nada
Brotar hizo Luz y Vida;
Ya la pálida alborada,
Ya la estrella adormecida,
Ya la virgen, ya la hada,
Ya la fronda estremecida.
Manuel Gutiérrez Nájera

Octava real

Conjunto de ocho versos endecasílabos, estrofa de origen italiano inventada por Giovanni Bocaccio.

Bramaba con bramidos la mar brava.
La obscura y triste noche entristecía,
Las crines y cabellos erizaba,
El alma y corazón amortecía,
El sexo femenil que lamentaba,
En aprieto y angustia más ponía,
Lágrimas y sollozos y gemidos,
Suspiros, gritos, llantos y alaridos.
Fray Diego de Hojeda

Décima

Consta de diez versos, generalmente de arte menor. La creó Vicente Espinel, por lo que también se le conoce como espinela.

¡Pues bien! Yo necesito
Decirte que te adoro,
Decirte que te quiero
Con todo el corazón;
Que es mucho lo que sufro,
Que es mucho lo que lloro,
Y al grito en que te imploro,
Te imploro y te hablo en nombre
De mi última ilusión.
Manuel Acuña

Soneto

Composición poética de origen italiano, compuesta por dos cuartetos y dos tercetos endecasílabos.

Vienes a mí, te acercas y te anuncias
Con tan leve rumor, que mi reposo
No turbas, y es un canto milagroso
Cada una de las frases que pronuncias.

Vienes a mí, no tiemblas, no vacilas,
Y hay al mirarnos atracción tan fuerte,
Que lo olvidamos todo, vida y muerte,
Suspensos en la luz de tus pupilas.

Y mi vida penetras y te siento
Tan cerca de mi propio pensamiento
Y hay en la posesión tan honda calma.

Que interrogo al misterio en que me abismo
Si somos dos reflejos de un ser mismo,
La doble encarnación de una sola alma.
Enrique González Martínez

Silva

Es la combinación de versos endecasílabos con heptasílabos, cuya rima es al gusto del poeta.

¿De dónde vengo?…El más horrible y áspero
De los senderos busco.
Las huellas de unos pies ensangrentados
Sobre la roca dura;
Los despojos de una alma hecha jirones
En las zarzas agudas,
Te dirán el camino
Que conduce a mi cuna.
Gustavo Adolfo Bécquer.

Romance

Composición poética de origen hispánico y popular. Conjunto de versos octosílabos cuya rima asonante sólo se da en los versos pares.

Era una tarde de enero,
El sol casi se ocultaba,
Y las brisas dulcemente
Gemían entre las ramas.
Murmuraban los arroyos,
Y sus mil ondas de plata
Parecía que reían…
¡Parecía que lloraban!
Yo estaba junto a una fuente
Viendo sus espumas blancas
Y oyendo cómo los cantos
Del jilguero en la enramada
Se iban, confusos y tristes,
Del céfiro entre las alas.
Rubén Darío.

Diálogo

En su estructura externa puedes darte cuenta que:

  • Se redacta tanto en prosa o en verso.
  • Emplea enunciados cortos.
  • Se vale del uso de signos de interrogación y exclamación para señalar emociones.
  • Emplea el guión largo para indicar parlamentos.
  • Usa el paréntesis para indicar acotaciones.

El diálogo se caracteriza por hacer una representación del habla a través de los personajes que intercambian mensajes entre sí y que de una manera concreta reflejan, por medio de estos parlamentos, el pensamiento del autor. La característica principal del diálogo es que se presenta una conversación entre interlocutores, y éstos se presentan por sí mismos.

La mayoría de las veces el diálogo se encuentra en las obras de teatro, sin embargo, también encontramos diálogos dentro de la narrativa y en ocasiones en la poesía. Al igual que en la prosa y el verso, el diálogo se vale de la función poética del lenguaje y de la intención apelativa para cautivar la atención del lector, despertar sus sentimientos y llevarlo a la reflexión.

Lee el siguiente ejemplo que corresponde a un fragmento del capítulo XXI del libro El Principito de Antoine de Saint-Exupéry donde aparece un diálogo. Aquí se muestra cómo, a través de la fantasía, el autor nos lleva a la reflexión sobre el tema que trata en el diálogo.

Entonces apareció el zorro:

—¡Buenos días! —dijo el zorro.
—¡Buenos días! —respondió cortésmente el principito, que se volvió pero no vio nada.
—Estoy aquí, bajo el manzano —dijo la voz.
—¿Quién eres tú? —preguntó el principito—. ¡Qué bonito eres!
—Soy un zorro —dijo el zorro.
—Ven a jugar conmigo —le propuso el principito—, ¡estoy tan triste!
—No puedo jugar contigo —dijo el zorro—, no estoy domesticado.
—¡Ah, perdón! —dijo el principito.
Pero después de una breve reflexión, añadió:
—¿Qué significa “domesticar”?
—Tú no eres de aquí —dijo el zorro— ¿qué buscas?
—Busco a los hombres —le respondió el principito—. ¿Qué significa “domesticar”?
—Los hombres —dijo el zorro— tienen escopetas y cazan. ¡Es muy molesto! Pero también crían gallinas. Es lo único que les interesa. ¿Tú buscas gallinas?
—No —dijo el principito—. Busco amigos. ¿Qué significa “domesticar”? —volvió a
preguntar el principito.
—Es una cosa ya olvidada —dijo el zorro—, significa “crear vínculos… “
—¿Crear vínculos?
—Efectivamente, verás —dijo el zorro—. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos y no te necesito para nada. Tampoco tú tienes necesidad de mí y no soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zo-rros semejantes. Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…
—Comienzo a comprender —dijo el principito—. Hay una flor… creo que ella me ha
domesticado…
—Es posible —concedió el zorro—, en la Tierra se ven todo tipo de cosas.
—¡Oh, no es en la Tierra! —exclamó el principito.
El zorro pareció intrigado:
—¿En otro planeta?
—Sí. (…)

Fuente: Saint-Exupéry, 2013: 63-65.

Características internas

Género narrativo

Narrar significa contar con precisión los sucesos que el emisor o narrador observa y describe a detalle, ya sea de manera cronológica u ordenada o en forma anacrónica o desordenada. Es a partir de esta libertad para contar o relatar un hecho que el texto narrativo muestra los elementos que la conforman:

Narrador

Es quien relata los sucesos y describe cómo se entrelazan en la historia que se lleva a cabo en un fragmento de tiempo y lugar determinado.

La manera en que se relatan las acciones definirá el tipo de narradores:

  • Narrador omnisciente sabe todo sobre los personajes (pensamientos, sentimientos).
  • Narrador en primera persona (yo), aquel que es parte de la historia, es decir, participa como personaje o narra la historia como testigo de los sucesos poniéndose como centro del relato.
  • Narrador en segunda persona (tú): aquí el narrador se dirige al que está leyendo o escuchando el relato como si fuera parte del mismo.
  • Narrador en tercera persona (él, ellos) o narrador espectador, se refiere al narrador que cuenta las acciones que realizan los personajes desde la perspectiva de donde los observa.

Punto de vista

El punto de vista acerca de la historia, tema o suceso narrado, depende del tipo de narrador.

Como puedes ver en el siguiente cuadro, el punto de vista que muestra la historia puede ser subjetivo u objetivo y cada uno aporta ciertas características a la narración.

Punto de vistaNarradorEjemplo
Subjetivo: implica un conocimiento parcial de los hechos, de ahí que
la narración se perciba como poco confiable, pues predomina la interpretación del narrador quien vive, observa y valora los acontecimientos.
Primera persona (Yo)Y entonces miré a lo lejos y sólo veía polvo y nubosidades, mis ojos no podían ver más a causa del ardor.
Objetivo: se le llama así cuando el narrador cuenta los sucesos como testigo de los mismos, por qué tiene la certeza del porqué de dichos hechos, o por qué el narrador narra la historia como si estuviera hablando con el lector.Tercera persona (él o ella)Juan hizo suyo el balón corrió por el extremo derecho logrando esquivar a todos sus contrarios y lanzó un tiro que pegando en el travesaño hizo que el balón hiciera temblar
la portería para hacer un
¡goooool!
Narrador omniscienteEntonces, Sara mirándose al espejo, empezó a sentir en su corazón ese sentimiento que desde niña le saltaba cada vez que era lastimada o engañada, a ese sentimiento le llamaba rencor.
Segunda persona (tú)Sí, te hablo a ti que en estos momentos estás leyendo estas líneas y te conviertes en mi cómplice en esta aventura de tinta que el destino me hace escribir.

Acción

Las acciones son desarrolladas por los personajes; son las diferentes situaciones que integran la historia o relato. En un relato, la acción consiste en todos los acontecimientos que allí se narran, es todo lo que ocurre o puede ocurrir. Es indispensable no confundir acción con movimiento físico, la clave de las acciones está en los verbos.

Las acciones más importantes que forman la estructura de la narración se agrupan en:

  • Planteamiento: es la exposición inicial que da pie al relato.
  • Nudo o enredo: es la parte donde se desarrolla el problema de la historia, aquí se crea la atmósfera física y emotiva que rodea a los personajes y se cuenta cómo el problema planteado anteriormente se complica poco a poco, provocando crisis sucesivas hasta alcanzar el clímax.
  • Clímax: es el momento en que la acción narrativa alcanza su mayor tensión y máxima energía. Aquí ocurre la lucha entre dos fuerzas contrarias que concurren en la obra, para determinar el triunfo de una de ellas.
  • Desenlace: parte de la acción donde se resuelve el conflicto.

Marco o escenario

Debes tener en cuenta que toda narración desarrolla sus acontecimientos dentro de un marco o escenario constituido por un tiempo y un espacio asociados al ambiente, es decir, a la atmósfera o estructura de comportamiento y pensamiento propios de un lugar y época determinados.

Observa atentamente el siguiente cuadro.

Atmósfera o ambienteTiempoEspacio
Los habitantes de aquel pequeño pueblo enclavado en la selva tarahumara, rodeado de vegetación tan exuberante que me mostraba tonos de verde que mis ojos y mente jamás se habían imaginado que existieran, vestían con túnicas bordadas con colores vivos y llamativos combinados, de tal manera, que eran agradables a la vista. Hablaban poco y cuando
lo hacían empleaban un lenguaje que no comprendía pero que me llenaba de paz y tranquilidad y me hacía sentir seguro. Su rostro era color cobre y siempre explotaba en una carcajada al darse cuenta de que no entendía nada de lo que me decían y, sin embargo, nunca me dejaban solo y me cuidaban. Extraña manera de comunicación la que viví en esos tres meses que parecieron ser unos cuantos días.
Era el año de 1965 cuando mis padres recibieron una noticia que les dejó atónitos… esperaban un hijo, sí
un hijo más, el número 11, y después de cinco años del nacimiento de su último hijo o mejor dicho hija. Eran las 12:30 del día cuando el médico después de unos minutos de leer en silencio los resultados de los análisis les decía: ¡Felicidades van a ser papás! … Y hoy después de 48 años agradezco a mis padres que hayan aceptado a su hijo número 11 como si fuera el primero y único.
La Revolución Mexicana se realizó a lo largo y ancho de la República. Puebla fue la ciudad en donde se inicia este movimiento armado, el 18 de noviembre de 1910: posteriormente, en la Capital del país se dan otros enfrentamientos. Estados como Guerrero, Veracruz y Querétaro tuvieron un papel importante en esta lucha revolucionaria.

Personajes

Los personajes son el otro elemento esencial de la narración. Son -los seres humanos, imaginarios, fantásticos o de otro tipo- los que realizan las acciones expresadas en el relato y según su participación, será su importancia y su clasificación.

A continuación se presenta una tabla de clasificación de los personajes.

Recuerda que la finalidad de los textos recreativos, valiéndose de la función poética, es atraer la atención y sentimientos del lector. Esta finalidad también se logra en el género poético.

Género poético

Este género también es conocido como género lírico porque en la antigua Grecia este tipo de composiciones se acompañaban con el instrumento musical conocido como lira, de ahí el nombre. También se conoce como poesía, que proviene del nombre que se le asigna al texto que se escribe en verso y contiene, rima, métrica y ritmo, es decir, el poema. Así, la poesía lírica es uno de los tres grandes géneros porque en ella el poeta expresa su propia intimidad para hacer sentir sus vivencias personales; por lo tanto se le considera un género subjetivo pues, como ya se dijo, es el poeta o escritor el que comparte sus sentimientos sobre un tema determinado; por ejemplo el amor.

Ahora recordarás las características externas que posee este género, pues ya las hemos mencionado y las has estudiado en temas anteriores.

Las características externas de todo poema son:

  • Texto estructurado en estrofas.
  • Está escrito en verso.
  • Tiene rima.
  • Posee métrica.
  • Presenta ritmo y cadencia.
  • Dependiendo del tipo de verso y la cantidad de ellos, se le asignan diferentes nombre: égloga, epigrama, oda, himno, elegía, madrigal, entre otras (esta clasificación la estudiarás en tu curso de Literatura II).
  • Siempre hay un sujeto lírico que es el narrador del poema, es decir, es aquel que se encarga de crear el texto poético.
  • Siempre debe haber un destinatario poético que se refiere a la persona a quien va dirigido el poema.
  • Posee siempre un tema.

Por otro lado, es importante señalar las características internas del género poético, puesto que provocan en el destinatario, entrar en contacto con los textos.

Las emociones

Como has notado, la poesía puede desarrollar cualquier asunto por más simple que parezca y esta posibilidad de trabajar cualquier temática, ayuda al escritor a encontrar más posibilidades para mostrar y desarrollar sus sentimientos y emociones.

Por ejemplo, puedes hablar de la amistad, pero la manera en que manejes tendrá la característica de desarrollar los diversos sentimientos y emociones que te despierta este hecho. Así, serás capaz de expresarte de la amistad que ha terminado a causa del engaño de uno de los amigos y el dolor que esto provoca en la persona que lo vive.

Lee los siguientes versos que ejemplifican lo anteriormente explicado.

Mi corazón llora sangre,
muere por la traición del hermano…
¡ya no está alegre!…
No cree más en el hermano.

La imagen poética

Es la capacidad que tiene el escritor o poeta de decir mucho en pocas palabras y de una manera bella, estética, emotiva y sensible: para crear esta imagen poética el escritor se vale de las figuras retóricas que ya estudiaste en bloques anteriores.

Estas figuras retóricas pueden ser la metáfora, la metonimia, la paradoja, entre otras. Recuerda que quien narra la poesía de manera interna se le conoce como sujeto lírico.

Lee ahora la rima XXI de Gustavo Adolfo Bécquer donde al final crea una imagen poética.

¿Qué es poesía?, dices, mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul,
¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.

Aquí, la imagen poética conduce a la comprensión de que el poeta tiene tanto amor por la destinataria que la compara con la misma poesía, porque es semejante a una creación bella, estética, hermosa y agradable a los sentidos.

El sentido

Es fruto de la relación entre las características externas del poema (métrica, ritmo y rima), las características internas de las emociones, y las imágenes poéticas que contribuyen a crear las connotaciones del lenguaje cuando interactúan entre sí.

Por lo tanto, el sentido es el juego de las emociones, las figuras poéticas y la métrica, ritmo y rima, que enfatizan la intención del poeta de sensibilizar y conmover al lector, por medio de los versos.

Género dramático

La palabra drama proviene del término griego drao que significa, “hacer, ejecutar”. Hablar del género dramático es referirse al teatro con todos sus elementos: el autor, las obras, el espacio físico destinado para la representación, los actores y su caracterización mediante el vestuario, el maquillaje, las máscaras, la escenografía, la musicalización, los efectos especiales y el público.

Los orígenes de este género están en la Grecia clásica. Como parte del culto a Diónisos, dios del vino, al término de la vendimia, se hacían representaciones en lugares abiertos, acompañadas de canto y danza, al son de la lira y la flauta. La
gente se sentaba alrededor para disfrutar de tales representaciones, en las que los sacerdotes eran los actores.

Se define al género dramático, como el conjunto de obras destinadas a la representación hecha por actores ante un público, por medio de un diálogo directo, ágil, natural y sencillo y en un escenario específico. El dramático es un género mixto, ya que es, al mismo tiempo, objetivo y subjetivo. Además, las obras pueden escribirse tanto en verso como en prosa.

Este género se caracteriza, entre otros elementos, por la tensión dramática entre dos fuerzas en conflicto, lo que permite proyectar intensamente las emociones de lo representado hacia el público, para que éste las perciba de principio a fin en la obra.

Tres son los elementos esenciales del género dramático: el espacio, los personajes y la acción, esta última se conforma con los acontecimientos expuestos por los personajes en el desarrollo de la obra.

Las principales clases de este género son: la tragedia, la comedia y el drama.

  • La tragedia es una obra de carácter pasional cuyo desenlace es funesto. El personaje principal no tiene alternativa de salvación, cualquier camino que tome lo conducirá a su destrucción física y/o moral. Presenta el conflicto entre un héroe y la adversidad, la que termina venciéndolo. El protagonista de la tragedia sufre porque lucha contra los valores establecidos o porque los defiende.
  • La comedia es lo opuesto a la tragedia, representa las situaciones ridículas por las que pasa una persona debido a su falta de discreción o de criterio. Expone situaciones cotidianas y problemas sociales, hace crítica de las costumbres y los vicios. Satiriza a un personaje, a una clase social, a una época. Por medio de la confusión provoca la risa. Su desenlace es alegre, festivo. Su finalidad es entretener y divertir.
  • El drama desarrolla aspectos de la vida cotidiana de manera tragicómica. Es el más cercano a la realidad, en la que se alternan o combinan la tristeza y la alegría. Su final es desgraciado pero no fatal.

Fuente: Fournier, 2002: 231-241.

A este género literario se le identifica por su doble naturaleza; es un texto literario que desarrolla una acción específica en un tiempo y lugar determinados y, además, es un espectáculo teatral que requiere ser representado ante un público; en este sentido, los lectores o espectadores son los receptores. Para que una obra dramática cumpla con su razón de ser, debe no sólo estar escrita, sino que debe ser representada en un teatro.

Obras dramáticas famosas son las escritas por William Shakespeare, por ejemplo: Romeo y Julieta, Sueño de una noche de verano, Hamlet, El Rey Lear entre otras muchas, que tendrás oportunidad de leer.

A continuación, se presentan una serie de características propias del texto literario dramático que es indispensable que conozcas para comprender este tipo de textos. Recuerda que este género lo vas a estudiar con mayor profundidad en la materia de Literatura II.

Trama

El mismo texto literario y la manera en que está estructurado (diálogo y acciones) van conformando el hilo conductor de la historia o trama, en la que los personajes interactúan.

La trama es el relato como tal, es la manera en la que las acciones que conforman la historia se van entretejiendo y, por un lado, juegan con los personajes, con sus emociones y sentimientos y, por otro lado, cautivan la atención del lector o espectador para que no pierda interés por la historia y desee saber qué va a suceder con los personajes.

Las acotaciones

Son todas las sugerencias del autor acerca de cómo se debe representar la obra dramática, da consejos o indicaciones a los actores de cómo deben caracterizarse y algunas claves que le ayuden a la personificación exacta. Así, también da elementos para la creación de la escenografía, el manejo de luz, y la musicalización. En conclusión las acotaciones ayudan a comprender y recrear el ambiente y el marco en el que se inspiró el autor para crear la obra.

Normalmente las acotaciones se encuentran con otra tipografía y entre paréntesis. Observa este ejemplo de acotaciones:

[Escenario] El castillo del rey, el cual se representa como una cueva de grandes piedras
[Narrador] Se encuentra el rey en su trono mientras…
[Entra en escena la reina] — Oh, mi gran señor…
[La reina hace gestos de llorar]
[El rey pone cara de asombro]

Interpretación de personajes

Como primera característica se indicó que la obra dramática tiene una doble naturaleza, y es precisamente en el espectáculo teatral donde se logra la interpretación de personajes. Es aquí donde el actor demuestra las dotes que posee para lograr dar vida a los personajes, que existen en un escrito o que tal vez, en algunos casos, sí existieron pero ya no viven.

El actor debe lograr identificarse con el personaje de tal manera que cuando el espectador lo vea en escena, realmente sienta que está viendo al personaje y no al actor representando a un personaje.

Clasificación de personajes

Esta característica es similar a la clasificación de personajes estudiada en el género narrativo, donde hay protagonistas, antagonistas, personajes principales y secundarios. Revísala nuevamente.

Fuente: Secretaría de Educación Pública. (2015). Taller de Lectura y Redacción II. Ciudad de México.